El petit zoo d’en Pere

Seguimos en SBG y los días van pasando muy rápido mientras tratamos de exprimir nuestro tiempo aquí, priorizando el trabajo de campo sobre la postproducción de los materiales que estamos recogiendo, que junto a los asuntos logísticos y cotidianos (por ejemplo, eso de moverse en bici por terrenos tan abruptos, que a veces se torna algo difícil) hace que resulte complicado lograr que el ritmo de actualización del blog coincida con el de nuestras exploraciones. Aún así, vamos encontrando algunos resquicios para seguir ya desde el terreno alimentando ese mapa sonoro que estamos elaborando y relatar aquí algunas de la experiencias, como por ejemplo nuestra reciente visita al Zoo de SBG.

Si, si, hemos dicho un Zoo, aquí mismo en Sant Bartomeu. Entre las singularidades de este pueblo, la existencia de semejante lugar nos sorprendió desde que supimos de él, así que concertamos una visita para conocerlo desde dentro. Se trata de El Petit Zoo d´en Pere, y sus artíficies son una familia del pueblo, el propio Pere, su esposa Conchita y Judith, su hija, quienes viven junto a él y se dedican a mantenerlo a diario, por pasión y gusto, compaginandolo con sus negocios de turismo rural e inmobiliarios.

En realidad la historia del zoo se remonta hasta muchos años atrás, pues según nos contaba Pere, él lleva conviviendo con animales exóticos casi desde siempre, aunque es desde hace pocos años que ha sido constituido como núcleo zoológico tras un laborioso proceso y es entonces cuando lo han abierto al público, aunque las visitas son ocasionales, siendo realizadas en su mayoría por grupos de escolares que se desplazan hasta él.

De la mano de Conchita y Pere, conocimos a la variedad de animales que allí viven, casi todos con alguna historia particular y alguno con una fuerte relación con la familia, como la tigresa Rita o el león Tipsy, que se han criado en su propia casa.

Registramos los sonidos del zoo como parte de la exploración del paisaje sonoro de SBG que estamos llevando a cabo, y ahora al escuchar de nuevo su ambiente matutino, si nos olvidamos de dónde proviene, nos suena de repente a una especie de granja muy animada y mutante, pues también hay que decir que en él además de animales exóticos hay otros más propios del entorno rural como gallos y cabras.

SBGZooPere.mp3

Ambiente en el Zoo

SBGZooPereCocodrilo.mp3

Interactuando con el cocodrilo

SBGZooPereRitaTigresa.mp3

Rita

This entry was posted in residencias 2011 and tagged , , by Pablo Sanz. Bookmark the permalink.

About Pablo Sanz

El trabajo de Pablo Sanz parte en gran medida de la reivindicación del medio sonoro y la escucha como vías de conocimiento, tanto en lo personal o como experiencia de gran valor estético, como en relación a otros muchos ámbitos. Este se basa en la exploración sensorial del entorno y el paisaje, sus características geográficas, arquitectónicas, urbanas, sociales e históricas, prestando atención a su dimensión y realidad sonora, la cual frecuentemente es obviada o relegada a un segundo plano, herencia de una sociedad con un perfil eminentemente oculocentrista como en la que vivimos. ¿Existen sonidos singulares en cada pueblo, ciudad, paisaje, edificio? ¿Cúal es la huella sonora de un lugar, es posible hablar de su identidad acústica? ¿Qué historias nos cuentan los sonidos de un lugar? ¿Es deseable conservar este patrimonio inmaterial, es posible hacerlo? ¿Qué es considerado ruido y qué no? ¿Cómo cambia el paisaje sonoro de un lugar con el paso del tiempo y la actividad humana? ¿Qué sorpresas nos revelan los sonidos que permanecen 'ocultos'? Estos son algunas de los interrogantes que se plantean y que nutren un proceso con énfasis en la inmaterialidad, la percepción, el detalle, lo cotidiano y en todo aquello que habitualmente puede pasar desapercibido. Las herramientas y técnicas principales que emplea se derivan del registro audiovisual y un tratamiento posterior de los materiales recogidos, empleando principalmente tecnologías digitales. El resultado son entornos sonoros en diverso formato, bien piezas para auriculares o altavoces, composiciones multicanal, trabajos para radio e Internet. Entre sus trabajos más recientes, destacan en 2010 Sounding Site, una instalación sonora creada para el sótano sur de La Tabacalera de Lavapiés creada a partir de la exploración de las propiedades acústicas, la arquitectura y los sonidos presentes en el edificio. El año anterior realizó un proyecto de exploración fonográfica en La Haya, un trabajo que se concentró en las exploraciones subacuáticas realizadas en los canales de la ciudad y que se exhibió en diferentes formatos: un mapa interactivo en Internet, una instalación en la galería Lokaal01 de Breda, y en la Royal Acdemy of Art de la Haya y un concierto acusmático en formato cuadrafónico realizado en Studio Loos, La Haya.