SBG, primeras derivas (I)

Los dos primeros días de nuestra estancia en SBG fueron dedicados a instalarnos en casa y realizar una primera toma de contacto con el pueblo. Hasta el lunes no estaría por aquí Miquel, nuestro principal contacto en el pueblo, así que tuvimos el fin de semana por delante para explorar intuitivamente por nuestra cuenta.

El núcleo principal del pueblo es bastante reducido, así que no fue difícil encontrar la parroquia, el único supermercado que hay, la casa de cultura o la inmensa antigua fábrica textil, que se extiende a lo largo de la calle principal sobre la que se articula SBG y que nos trae de Vic por un extremo y conduce al vecino Perafita por el otro.

Visualmente destacan los campos de cultivo, el entorno natural que nos rodea y las vistas panorámicas. Frondosos bosques comienzan muy cerca y a nuestro alrededor divisamos ya varios puntos elevados aparte de sierras más lejanas. Este pueblo parece una torreta de vigilancia, pronto descubriremos como para ir a casi cualquier lado siempre hay que bajar y luego volver a subir.

Las primeras impresiones que tenemos son las propias de la llegada a un ambiente rural: tranquilidad, calma y silencio… En realidad el ‘silencio’ reinante no es ni mucho menos una total ausencia de actividad, sino que sirve para agudizar los sentidos y poder prestar atención a lo que acontece y sus detalles. Nos despertamos con el sonido de las golondrinas, niños jugando, vecinos charlando, ladridos de perros y un cortacésped resonando en la distancia, un entorno que resulta refrescante sobre todo viniendo desde la gran ciudad. Esta mañana me llaman la atención las texturas que crea el viento al soplar sobre las hojas de los árboles y la vegetación que nos rodea. Y por supuesto, otra novedad, el catalán y los particulares acentos de la zona.

SBGCalXicoSabadoTarde.mp3

Sábado tarde en Cal Xico

En términos de ecología acústica, estamos en un paisaje sonoro de ‘alta fidelidad (hi-fi)’, esto es, algo así como un entorno donde conviven multitud de sonidos que pueden ser percibidos con claridad, sin que uno u otro resulte dominante y enmascare al resto. Esta es la sensación recurrente en distintas localizaciones del pueblo, donde por lo general se tiene la impresión de una ampliación del ‘horizonte acústico’, siendo ahora capaces de percibir fácilmente sonidos en la lejanía y la existencia de una gran profundidad, con varios planos sonoros simultáneos.

Me propongo para el dia de hoy sencillamente vivir este nuevo entorno y dejarme sorprender, por lo que trato de contener el impulso inicial de documentar desde el primer momento todas las situaciones, aunque es inevitable, sobre todo ya llegada de noche, durante nuestra última deriva de la jornada por las calles del pueblo.

Es sábado noche, no nos cruzamos a prácticamente nadie por las calles, aunque podemos comprobar que en el casal cultural hay un evento esta noche. Lo escuchamos desde fuera mezclado con el ambiente nocturno.


SBGCasalCulturalExtSabNoche.mp3

Ambiente en el exterior del Casal Cultural

SBGPaseoNocheCamiTresCreus.mp3

Paseo nocturno, Cami de les Tres Creus

SBGPaseoNocheTresCreusLadridos.mp3

Paseo nocturno, un perro nos ladra

SBGCarrerVellNocheTraficoMotor.mp3

Carrer Vell, drone en sótano y tráfico

Es luna llena y quizá por eso es que los perros estén tan activos esta noche. También escuchamos ranas en la distancia, lo cual me intriga, pues hoy aún no hemos divisado concentraciones de agua, aunque esta es tierra de rieras, torrentes y balsas, así que debe haber algo relativamente cerca.

Ya de vuelta a casa, nos adentramos en la madrugada, sentados en el balcón, explorando nuestro nuevo horizonte acústico ampliado.

SBGCalXicoMadrugada.mp3

Madrugada en Cal Xico

(Te recomiendo escuchar estas grabaciones con auriculares.)

Los precios de los alimentos se multiplican por seis en junio del campo a la tienda

El abaratamiento de los productos en origen causado por la crisis del pepino provoca la mayor diferencia del año entre lo que gana el productor y el vendedor final

La diferencia entre el coste de los alimentos españoles en origen y el de venta al público marcó en junio un nuevo máximo, al multiplicarse de media por 6,28 debido a la caída de los precios en el campo por el efecto de la crisis del pepino, según ha informado la organización de consumidores Ceaccu en un comunicado.

El Indice de Precios Origen-Destino de los alimentos (IPOD), que elaboran mensualmente las asociaciones Ceaccu y UCE y la organización agraria COAG, se incrementó en 5,75 puntos, con lo que se trata del dato más elevado desde el inicio de este índice en mayo de 2008. Estas organizaciones achacan el aumento a la caída de los precios en el campo que provocó la alarma desatada por Alemania sobre la salubridad de los pepuinos españoles, que posteriormente se demostró injustificada.
Según el estudio de estas organizaciones, el precio de los productos agrarios se sextuplicó desde su cotización en origen hasta la venta al público, mientras que el precio de los productos ganaderos se triplicó. “Una vez más, la crisis la hemos pagado los eslabones más débiles de la cadena; agricultores, con pérdidas millonarias, y los consumidores, que no se han podido beneficiar de los bajos precios en el campo”, ha subrayado el secretario general de COAG, Miguel López.
Por tipos de productos, las hortalizas que registraron mayores diferencias de precios entre el campo y las tiendas fueron el pepino (un 2.350% más caros en la tienda que lo percibido por el agricultor), las cebollas (1.030%), la patata (943%), el repollo (808%), la lechuga (760%) y las berenjenas (745%).

EFE – 05/07/2011

Los precios de los alimentos se multiplican por seis en junio del campo a la tienda

El abaratamiento de los productos en origen causado por la crisis del pepino provoca la mayor diferencia del año entre lo que gana el productor y el vendedor final

La diferencia entre el coste de los alimentos españoles en origen y el de venta al público marcó en junio un nuevo máximo, al multiplicarse de media por 6,28 debido a la caída de los precios en el campo por el efecto de la crisis del pepino, según ha informado la organización de consumidores Ceaccu en un comunicado.

El Indice de Precios Origen-Destino de los alimentos (IPOD), que elaboran mensualmente las asociaciones Ceaccu y UCE y la organización agraria COAG, se incrementó en 5,75 puntos, con lo que se trata del dato más elevado desde el inicio de este índice en mayo de 2008. Estas organizaciones achacan el aumento a la caída de los precios en el campo que provocó la alarma desatada por Alemania sobre la salubridad de los pepuinos españoles, que posteriormente se demostró injustificada.
Según el estudio de estas organizaciones, el precio de los productos agrarios se sextuplicó desde su cotización en origen hasta la venta al público, mientras que el precio de los productos ganaderos se triplicó. “Una vez más, la crisis la hemos pagado los eslabones más débiles de la cadena; agricultores, con pérdidas millonarias, y los consumidores, que no se han podido beneficiar de los bajos precios en el campo”, ha subrayado el secretario general de COAG, Miguel López.
Por tipos de productos, las hortalizas que registraron mayores diferencias de precios entre el campo y las tiendas fueron el pepino (un 2.350% más caros en la tienda que lo percibido por el agricultor), las cebollas (1.030%), la patata (943%), el repollo (808%), la lechuga (760%) y las berenjenas (745%).

EFE – 05/07/2011

SBG, Carrer Nou, Medianoche

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya nos encontramos en SBG, y por cierto, escribiré a menudo en plural pues aquí también se encuentra Silvia, mi compañera, quien también colabora en la realización del proyecto. Llegamos el pasado viernes 16, pasando por Vic, donde nos recibieron Maite y Ramón, nuestros co-anfitriones del centro de arte AcVic, quienes precisamente celebraban ese mismo dia la clausura de sus jornadas QUAM 2011, en las que se desarrollaron entre otras cosas talleres de cartografiado del territorio que de hecho tienen que ver con lo que estamos haciendo aquí. Así que pasamos la tarde en Vic, asistiendo a las presentaciones finales antes de encaminarnos finalmente hacia SBG.

Llegamos ya de noche a nuestro nuevo hogar, en Cal Xico, el cual compartimos con otra Silvia y su perra Maira. Tan cansados como estábamos no restaba energía ni para un paseo, así que el primer momento de escucha atenta en SBG surgió a través de la pequeña ventana de nuestra habitación, desde la que empezamos a percibir ya directamente este pueblo que nos acogerá durante las próximas semanas.

Esto es, medianoche de un viernes de verano en Carrer Nou, Sant Bartomeu del Grau.

110717SBGCarrerNouMedianoche.mp3

La deuda del campo es el 91% de la renta agraria

V.M – 18/07/2011
El endeudamiento del sector agrario al cierre de 2010 ascendía a 20.831 millones de euros, con un incremento del 1,04% sobre el fin del año anetrior. Esta cifra supone el 90,8% de la renta agraria obtenida por el sector en el mismo periodo y que se elevó, según los datos provisionales del Ministerio de Medio Ambiente, a 22.831 millones.

Aunque se trata de una cifra elevada, el endeudamiento es inferior al registrado en los años precedentes cuando el mismo superó los 26.000 millones de euros en 2007. La evolución a la baja del endeudamiento coincide con un periodo de crisis en el sector agrario y muy especialmente en la mayor parte de las cabañas ganaderas por la caída de los precios y el incremento de los costes de producción.
El sector es cada vez más reacio a pedir créditos al sector financiero por las escasas perspectivas de mejora y por los interrogantes de la política agraria del la UE.

Cultura de la palma #1. Penca

La semana pasa conocí a Demetria, una señora de Alojera que trabaja la penca desde ni se acuerda- dice.

Empezó haciendo esteras para secar todo tipo de frutos y cereales. Recuerda que durante los años cuarenta y cincuenta hubo mucha demanda de patacones, esteras con dos alas a los lados que se cerraban a modo de caja y que se mandaban a Tenerife destinados a la exportación de pescado salado – esto dio mucho trabajo – cuenta con un brillo en los ojos.

Raul es su marido y primo, gran aficionado a la pesca cuenta como iba ataviado con la indumentaria que le hacía su mujer con la penca: la carnadera a la cintura para llevar los cangrejos y  lapas, la sereta a la espalda para meter la pesca y su caña con la punta hecha de cuerno de cabra.

Demetria es de las pocas personas que sigue trabajando la penca sin venderse a lo que los turistas demandan, por eso es una artesana valorada y querida por mantener viva una parte de la cultura gomera.

La Tía Abujeta

La Tía Abujeta

La Tía Abujeta

Eugenia Malpartida y su marido Pedro Abujeta llegaron a Vegaviana como colonos cuando las casas aún estaban en construcción. Así era ella en esos años, en los que  vivió junto a su familia en barracones mientras sembraban los primeros cultivos del pueblo. Hoy, con 94 años, es la vecina más longeva y querida de Vegaviana.

DIARIO_PUEBLA #4

La carretera es el hilo conductor de la actividad que ha ocupado en estos últimos meses gran parte del tiempo de varios de los miembros de Los Apisquillos. Una cuadrilla de esquiladores recorre los municipios de Madrid y sus provincias más cercanas para realizar las tareas de trasquile a pequeños y grandes rebaños de esta zona.

En estos recorridos se visualiza como el paisaje rural se ha transformado,  desarticulando la relación de las poblaciones locales con un uso de su entorno que garantizaba la supervivencia de las mismas a largo plazo. En las últimas décadas, este paisaje se ha visto supeditado a los planes de ordenación urbanística, inundado de  grandes extensiones de cultivos intensivos, con sofisticadas infraestructuras e inmensas granjas intensivas. También se percibe el abandono de las zonas menos productivas, o la protección más férrea de zonas naturales mediante políticas ambientales que han ahuyentado a la población local. Pero también es posible reencontrar en esta deriva periférica los rastros y huellas de un manejo del campo tradicional que se desarrolla teniendo en cuenta el entorno que ocupa.

Un evento que ha tratado de recuperar el potencial que genera la fiesta popular es la “Fiesta del esquileo”, que se celebra cada año en Puebla organizada por la cooperativa. En esta se realiza una muestra de como trabaja el perro pastor con el ganado, se esquilan ovejas con tijera y a máquina, se hila lana, se comparte una gran caldereta, se baila y canta al ritmo de las panderetas… el eje articulador de esta acción es la reactivación de un espacio de creación colectiva desde el propio pueblo como creador de cultura, y no solo como consumidor, papel al que parecen destinadas la mayor parte de la población ciudadana. La fiesta no es un espacio pasivo, sino que se construye desde la iniciativa y participación activa de todos.

Otro aspecto fundamental para reflexionar es la recuperación de la cultura campesina, que en este caso parte de las ganas del mantener vivo un lugar recuperando el saber tradicional en función de su necesidad y utilidad, y no como pieza momificada de un “museo rural” que ya no existe.

DIARIO_PUEBLA #4

La carretera es el hilo conductor de la actividad que ha ocupado en estos últimos meses gran parte del tiempo de varios de los miembros de Los Apisquillos. Una cuadrilla de esquiladores recorre los municipios de Madrid y sus provincias más cercanas para realizar las tareas de trasquile a pequeños y grandes rebaños de esta zona.

En estos recorridos se visualiza como el paisaje rural se ha transformado,  desarticulando la relación de las poblaciones locales con un uso de su entorno que garantizaba la supervivencia de las mismas a largo plazo. En las últimas décadas, este paisaje se ha visto supeditado a los planes de ordenación urbanística, inundado de  grandes extensiones de cultivos intensivos, con sofisticadas infraestructuras e inmensas granjas intensivas. También se percibe el abandono de las zonas menos productivas, o la protección más férrea de zonas naturales mediante políticas ambientales que han ahuyentado a la población local. Pero también es posible reencontrar en esta deriva periférica los rastros y huellas de un manejo del campo tradicional que se desarrolla teniendo en cuenta el entorno que ocupa.

Un evento que ha tratado de recuperar el potencial que genera la fiesta popular es la “Fiesta del esquileo”, que se celebra cada año en Puebla organizada por la cooperativa. En esta se realiza una muestra de como trabaja el perro pastor con el ganado, se esquilan ovejas con tijera y a máquina, se hila lana, se comparte una gran caldereta, se baila y canta al ritmo de las panderetas… el eje articulador de esta acción es la reactivación de un espacio de creación colectiva desde el propio pueblo como creador de cultura, y no solo como consumidor, papel al que parecen destinadas la mayor parte de la población ciudadana. La fiesta no es un espacio pasivo, sino que se construye desde la iniciativa y participación activa de todos.

Otro aspecto fundamental para reflexionar es la recuperación de la cultura campesina, que en este caso parte de las ganas del mantener vivo un lugar recuperando el saber tradicional en función de su necesidad y utilidad, y no como pieza momificada de un “museo rural” que ya no existe.

Vallehermoso. La Gomera

Vallehermoso es un municipio al noroeste de la isla de La Gomera, formado por muchos y muy diferentes barrios que pueden distar entre ellos hasta 20 km.

Es característico y conocido por la gran concentración de artesanos y oficios que se congregan en el municipio, oficios tradicionales en su mayoría ligados a la cultura del campo, la pesca y la agricultura, y otros como el trabajo de la ristra de más reciente aparición pero no por ello menos importantes.

Por ser una isla, por su escarpada orografía y difícil accesibilidad, mantiene en sus costumbres y sobre todo en la artesanía una parte muy viva de su cultura que de no haber sido por estas condiciones ya se habría perdido.

El Ingenio. Vallehermoso

El Ingenio. Vallehermoso

El proyecto que se va a realizar durante el mes de Julio se plantea, en una primera fase, como una toma de contacto con los diferentes oficios y artesanos. Y que a continuación se detallan.

 

La ristra es el tallo de la platanera seco con el que se hacen figuras y todo tipo de cestos. Este oficio es de reciente aparición pero en los años que se lleva ejerciendo ha tenido una gran aceptación y difusión.

 

Otro oficio mucho más antiguo es el trabajo de la penca, hoja de la palmera, muy ligado este a la pesca ya que hubo una gran demanda de este material durante los años cincuenta, siendo La Gomera un productor de embalajes para pescado salado hecho con penca, llamados patacones; en la actualidad también se hacen bolsos con este material y esteras.

Esteras y patacón de penca

Esteras y patacón de penca

 

Llama la atención la forma de trabajar el barro para hacer objetos de alfarería sin torno, manteniendo así una tradición muy primitiva que guarda semejanzas con la del norte de África.

Cerámica tradicional

Cerámica tradicional

Los artesanos del telar de trapera, que usan retales y prendas viejas de algodón para confeccionar colchas, esteras y bolsos. Antiguamente también se hacían telares de lana.

Colcha de trapera.

Colcha de trapera.

 

El trabajo de la madera, con la que hacen chácaras y tambores, instrumentos musicales ligados a la cultura popular gomera. Se trabajan también utensilios de cocina como morteros y cucharones.

Mortero y utensilios de cocina.

Mortero y utensilios de cocina.

Y el mimbre que junto con la caña antes era destinado sobre todo a la confección de grandes cestos usados en la cosecha de la uva, y en la actualidad se hacen de tamaños más reducidos debido a su fin ornamental.

Pepe Correa trabajando en una cesta de mimbre negro y caña

Pepe Correa trabajando en una cesta de mimbre negro y caña