El petit zoo d’en Pere

Seguimos en SBG y los días van pasando muy rápido mientras tratamos de exprimir nuestro tiempo aquí, priorizando el trabajo de campo sobre la postproducción de los materiales que estamos recogiendo, que junto a los asuntos logísticos y cotidianos (por ejemplo, eso de moverse en bici por terrenos tan abruptos, que a veces se torna algo difícil) hace que resulte complicado lograr que el ritmo de actualización del blog coincida con el de nuestras exploraciones. Aún así, vamos encontrando algunos resquicios para seguir ya desde el terreno alimentando ese mapa sonoro que estamos elaborando y relatar aquí algunas de la experiencias, como por ejemplo nuestra reciente visita al Zoo de SBG.

Si, si, hemos dicho un Zoo, aquí mismo en Sant Bartomeu. Entre las singularidades de este pueblo, la existencia de semejante lugar nos sorprendió desde que supimos de él, así que concertamos una visita para conocerlo desde dentro. Se trata de El Petit Zoo d´en Pere, y sus artíficies son una familia del pueblo, el propio Pere, su esposa Conchita y Judith, su hija, quienes viven junto a él y se dedican a mantenerlo a diario, por pasión y gusto, compaginandolo con sus negocios de turismo rural e inmobiliarios.

En realidad la historia del zoo se remonta hasta muchos años atrás, pues según nos contaba Pere, él lleva conviviendo con animales exóticos casi desde siempre, aunque es desde hace pocos años que ha sido constituido como núcleo zoológico tras un laborioso proceso y es entonces cuando lo han abierto al público, aunque las visitas son ocasionales, siendo realizadas en su mayoría por grupos de escolares que se desplazan hasta él.

De la mano de Conchita y Pere, conocimos a la variedad de animales que allí viven, casi todos con alguna historia particular y alguno con una fuerte relación con la familia, como la tigresa Rita o el león Tipsy, que se han criado en su propia casa.

Registramos los sonidos del zoo como parte de la exploración del paisaje sonoro de SBG que estamos llevando a cabo, y ahora al escuchar de nuevo su ambiente matutino, si nos olvidamos de dónde proviene, nos suena de repente a una especie de granja muy animada y mutante, pues también hay que decir que en él además de animales exóticos hay otros más propios del entorno rural como gallos y cabras.

SBGZooPere.mp3

Ambiente en el Zoo

SBGZooPereCocodrilo.mp3

Interactuando con el cocodrilo

SBGZooPereRitaTigresa.mp3

Rita

El rebaño

Alguien decía por ahí hace no mucho que esto de la grabación de campo es ‘el arte de llegar tarde’, y esa es la sensación que estoy teniendo a menudo en SBG. Por ejemplo, llegué tarde a registrar la mayor tormenta que ha pasado por aquí desde que llegamos (y por supuesto me empapé intentándolo), he llegado tarde a colocar micro y pulsar rec ante numerosos llamativos cantos y llamadas de pájaros que se callan a nuestro paso por los rincones de los caminos que serpentean a través de las sierras que rodean el pueblo. E igualmente también ha estado resultando escurridizo ese rebaño de ovejas que merodea alrededor de Sant Bartomeu.

Pero igualmente que ocurren esos, supongo, gajes del oficio, es genial cuando consigues capturar algo por sorpresa, y, al menos por una vez (jeje) no sólo con tu propia memoria, sino también a través del micrófono. Son impagable esos momentos cuando lo inesperado sale al encuentro y ello ocurre precisamente mientras nos encontramos escuchando atentamente.

Algo así me paso hace un par de días, de buena mañana en la Font de la Teula, apenas a un par de kilometros del pueblo. Estaba grabando su pequeño chorro, que destacaba sobre el ambiente de tranquilidad, con algunos pájaros acompañándome y el mugido ocasional de vaca en la distancia, cuando de repente me pareció escuchar un tintineo que se hacia más y más presente… pensé que estaba alucinando, recordando ese mismo rebaño que precisamente escuchamos por última vez el dia anterior al anochecer desde el pueblo y al que de nuevo no llegamos a tiempo de acercarnos demasiado. Pero no, esta vez no eran alucinaciones, de repente, en apenas unos segundos me vi casi rodeado por el rebaño, que en estampida, guiado por un apresurado pastor y un par de perros, corrían ‘de mudete’ hacia algún otro lugar donde pastar. El numeroso grupo lo cerraban un par de niñas de unos 10 años con sus varas, que imagino en vacaciones se dedican a echar una mano encargándose de esta labor.

Bastante atónito, apenas pude reaccionar, retirándome unos metros a saltos por el barro para no ser arrollado, e intentando mantener el micro en pie. La experiencia apenas duró un minuto pero fue intensa. Esta es la huella sonora de aquel instante.

SBGFontTeulaRebaoPasando.mp3

Un mapa sonoro para St. Bartomeu

http://aporee.org/maps/projects/sbg

Ya está en la red y creciendo poco a poco nuestro pequeño mapa sonoro de Sant Bartomeu del Grau, que junto a este blog, sirve de diario y será también resultado del proceso de exploración en que estamos inmersos. Esperamos que el mapa pueda servir para conocer y disfrutar de las experiencias, situaciones y elementos que nos estamos encontrando, conformando a la vez una suerte de esbozo, retrato y abstracción de este territorio, un rastro de las huellas sonoras de SBG y su entorno más inmediato.

El mapa está alojado en radio aporee ::: maps, un proyecto iniciado en 2006 por el alemán Udo Noll consistente en una cartografía global centrada en el medio sonoro. El proyecto es totalmente público y funciona de manera colaborativa. El mapa de SBG ya forma también parte de ese gran mapa sonoro mundial y a la vez puede ser consultado directamente desde un enlace creado especialmente para él.

Desde que llegamos hemos ido contando esta idea de explorar los sonidos de SBG a mucha de la gente que nos fuimos encontrando, la cual es recibida con curiosidad y sobre todo con asombro. Esto nos hace reflexionar una vez más acerca de cómo por lo general nos sigue resultando poco común eso de detenernos a escuchar, de pensar o dar tan siquiera valor a la actividad sonora que nos rodea.

En cualquier caso, tengo la intuición de que aunque pueda no pensarse en la escucha del entorno como una experiencia estética ni en esos sonidos como material para un proyecto artístico, por lo general en el contexto rural existe una mayor conciencia acerca del entorno sonoro que en el urbano y la escucha creo que se encuentra más integrada en la experiencia cotidiana, al menos tradicionalmente. Esta diferencia seguramente surge de la pura necesidad y adaptación al medio, pues en la ciudad, el nivel de presión y actividad sonora hace que los filtros de nuestra percepción sean por defecto más opacos para así permitirnos desarrollar las actividades habituales, mientras que en el campo puede suceder a la inversa. De partida el entorno rural ofrece una mayor nitidez, lo cual es una ventaja para apreciar su complejidad sonora, y por otra parte aprender a escuchar mejor también puede ser útil como herramienta para sobrevivir y desarrollar actividades en este medio.

Ante la pregunta de cuáles son los sonidos característicos o más destacables de SBG, hemos recibido todo tipo de interpretaciones y comentarios. Mucha gente piensa de inmediato en sonidos producidos por el hombre, bien como subproducto de alguna actividad (por ejemplo agricultura o la ganadería), o bien aquellos que llevan asociada una función, sea de entretenimiento o festiva, como sonidos musicales del folklore popular, o informativa, como el sonido de las campanas o las sirenas.

Hay gente que también nos remite a sonidos naturales, haciendo énfasis en esa característica tan del entorno rural frente al urbano de ser un ‘paisaje de alta fidelidad’ que ya mencionábamos como una de nuestras primeras impresiones al llegar. Por ejemplo, Jepe, a quien conocimos estos días, nos comentaba que para él son probablemente las noches y los misteriosos sonidos provenientes del campo y la fauna las situaciones de escucha que más captan su atención y que podría calificar como propias de esta zona. Laura, una joven del pueblo, nos decía divertida al ver cómo grabábamos las obras de acondicionamiento para la futura plaza del pueblo, que ese nivel sonoro tan alto era algo excepcional, pues aquí ‘nunca pasa nada’ y según nos decía, donde ella vive, casi ‘da miedo’ del silencio que hay. De nuevo, la arquetípica tranquilidad del pueblo y esos silencios del campo aparecen como una marca sonora destacada.

Estos ejemplos, y sobre todo los que van asociados a algún tipo de tradición o singularidad propia del territorio, conducen con facilidad hasta una idea del paisaje sonoro como patrimonio inmaterial y por tanto a la posible existencia de sonidos en extinción, los cuales podríamos intentar preservar (al menos mínimamente), mediante su documentación. Esto es algo que parece que despierta interés al hablar de paisaje sonoro en este contexto, pues en entornos rurales en constante proceso de cambio, pérdida y evolución de tradiciones y actividades con el turismo rural creciendo como un modo de revalorización, el patrimonio se suele traducir rápidamente en señal de identidad, constituyendo siempre un valor añadido para la comunidad.

En fin, reflexiones aparte, por ahora seguimos con la tarea de continuar explorando y escuchando lugares y situaciones, prestando atención tanto a sonidos artificiales como naturales, a los más banales y cotidianos, a los excepcionales y a los estar emergiendo o en peligro de desaparecer, pues todos forman parte de este espacio-tiempo y seguramente su conjunto pueda contribuir a crear una aproximación más rica a SBG y su entorno.

Gorg Negre

Tras aquel primer intento fallido, con algo de ayuda conseguimos alcanzar el Gorg Negre, y es que el camino para poder descender hasta el torrente que lo alimenta, el Torrent del Infern, se encuentra bastante oculto. El Gorg Negre es un pozo oscuro y casi inaccesible, fuente de leyendas que lo consideraban punto de reunión de brujas y actualmente una de las areas naturales más destacadas de la zona que comprende la Riera del Sorreigs.

SBGGorgNegreTorrente.mp3

Gorg Negre, Torrente del Infern

Además del ambiente sonoro de la zona también estuvimos escuchando la actividad bajo el agua:

SBGGorgNegrehidro1

SBGGorgNegrehidro2

SBGGorgNegrehidro3

Grallers de Sant Bartomeu

Los grallers de Sant Bartomeu, con una trayectoria de veinticinco años, son un grupo de música popular tradicional bastante conocido en esta región. Suelen acompañar los bailes de bastones y también actúan en solitario en otras celebraciones, habiendo participado en eventos por toda Cataluña.

El grupo lo forman unos nueve grallers y dos tamborileros y ultimamente algunos niños están empezando a tocar para convertirse en los futuros grallers del pueblo y así tratar de que no se pierda la tradición. Cada semana suelen reunirse en la escuela municipal a ensayar y pasar un buen rato. Estos días nos dejaron acercarnos a escucharles.

SBGGrallersStBartomeu1.mp3

SBGGrallersStBartomeu2.mp3

El Patufet

Tras las derivas del fin de semana vino una semana intensa en la que comenzamos a tomar contacto directo con la gente del pueblo, quienes poco a poco nos van orientando y dando ideas para el proyecto y contando cosas sobre las actividades, lugares más destacados e historia de SBG.

Uno de los primeros sitios a los que nos acercamos fue la escuela infantil, El Patufet, que se encuentra justo al lado de donde tenemos montado nuestro pequeño estudio, en el Casal Cultural. A ella acuden 17 niños de entre cuatro meses y tres años, y ya que la semana pasada era la última antes de sus vacaciones, aprovechamos para detenernos por allí y comprobar que El Patufet debe ser sin duda uno de los lugares con más alboroto en todo Sant Bartomeu.

SBG, El Patufet

SBG, primeras derivas (II)

Segundo día en SBG. Entre hoy y mañana se celebra la segunda edición Día Internacional de la Escucha (WLD), evento internacional que intenta despertar conciencia sobre la profunda experiencia que supone escuchar lo que nos rodea. En resonancia con esta iniciativa, decidimos celebrarlo con nuestro particular paseo sonoro, haciendo la primera incursión en los parajes que rodean el pueblo. Entre las actividades del WLD se encuentra la realización de una instantánea sonora del mundo durante este día, así que decidimos que lo que grabemos hoy lo enviaremos también a ese mapa.

Nos hemos enterado que hay dos rutas de senderismo en bucle rodeando SBG con un total de unos 22 km de longitud, y comprobamos que la ruta norte lleva a un lugar conocido como Gorg Negre, por donde pasa el llamado Torrente del Infierno. Decidimos intentar llegar a ese misterioso lugar y comenzamos la marcha. Apenas salimos del pueblo nos despistamos un poco de la ruta, lo que nos lleva a recorrer un par de granjas y alguna casa abandonada, para retomar de nuevo a nuestro camino, adentrándonos en plena naturaleza y dejando cada vez más atrás SBG.

Tras varios kilómetros de marcha, alcanzamos un lugar indicado como Obaga del Pujol / Gorg Negre, con una pared de roca y un pequeño charco, pero aún a falta de más indicaciones, dudamos que esto fuera nuestro destino, aunque sí que podíamos escuchar un paso de agua en alguna parte, más abajo de donde nos encontramos, no muy lejos, pero ni tan siquiera vimos un acceso a él. Se hace tarde y estamos bastante lejos del pueblo, así que decidimos reemprender la ruta y regresar al pueblo a través de otro tramo que nos lleva de vuelta cruzando pequeños torrentes y un pantano, completando ese bucle norte hasta SBG. Ya habrá tiempo de volver en busca del Gorg Negre.

SBGGranjaCerdos.mp3

Granja de cerdos

SBGCharcoGorgNegreObagaPujol.mp3

Charco en Gorg Negre / Obaga del Pujol

SBGGorgNegreObagaPujolAmbiente.mp3

Ambiente en Gorg Negre / Obaga del Pujol

En el camino de regreso de nuestra excursión, ya llegando al pueblo, nos encontramos con dos escenas típicas de estos días, la siega, que se está produciendo justamente esta semana, y una familia de niños inmigrantes jugando en unos columpios a la caída del sol, quienes entre curiosos y divertidos, acabaron acercándose poco a poco al percatarse de nuestra presencia.

SBGSegadora.mp3

Segadora

SBGParqueInfantilCtraPerafita.mp3

Niños jugando en los columpios

(Te recomiendo escuchar los audios con auriculares.)