Los precios de los alimentos se multiplican por seis en junio del campo a la tienda

El abaratamiento de los productos en origen causado por la crisis del pepino provoca la mayor diferencia del año entre lo que gana el productor y el vendedor final

La diferencia entre el coste de los alimentos españoles en origen y el de venta al público marcó en junio un nuevo máximo, al multiplicarse de media por 6,28 debido a la caída de los precios en el campo por el efecto de la crisis del pepino, según ha informado la organización de consumidores Ceaccu en un comunicado.

El Indice de Precios Origen-Destino de los alimentos (IPOD), que elaboran mensualmente las asociaciones Ceaccu y UCE y la organización agraria COAG, se incrementó en 5,75 puntos, con lo que se trata del dato más elevado desde el inicio de este índice en mayo de 2008. Estas organizaciones achacan el aumento a la caída de los precios en el campo que provocó la alarma desatada por Alemania sobre la salubridad de los pepuinos españoles, que posteriormente se demostró injustificada.
Según el estudio de estas organizaciones, el precio de los productos agrarios se sextuplicó desde su cotización en origen hasta la venta al público, mientras que el precio de los productos ganaderos se triplicó. “Una vez más, la crisis la hemos pagado los eslabones más débiles de la cadena; agricultores, con pérdidas millonarias, y los consumidores, que no se han podido beneficiar de los bajos precios en el campo”, ha subrayado el secretario general de COAG, Miguel López.
Por tipos de productos, las hortalizas que registraron mayores diferencias de precios entre el campo y las tiendas fueron el pepino (un 2.350% más caros en la tienda que lo percibido por el agricultor), las cebollas (1.030%), la patata (943%), el repollo (808%), la lechuga (760%) y las berenjenas (745%).

EFE – 05/07/2011

La deuda del campo es el 91% de la renta agraria

V.M – 18/07/2011
El endeudamiento del sector agrario al cierre de 2010 ascendía a 20.831 millones de euros, con un incremento del 1,04% sobre el fin del año anetrior. Esta cifra supone el 90,8% de la renta agraria obtenida por el sector en el mismo periodo y que se elevó, según los datos provisionales del Ministerio de Medio Ambiente, a 22.831 millones.

Aunque se trata de una cifra elevada, el endeudamiento es inferior al registrado en los años precedentes cuando el mismo superó los 26.000 millones de euros en 2007. La evolución a la baja del endeudamiento coincide con un periodo de crisis en el sector agrario y muy especialmente en la mayor parte de las cabañas ganaderas por la caída de los precios y el incremento de los costes de producción.
El sector es cada vez más reacio a pedir créditos al sector financiero por las escasas perspectivas de mejora y por los interrogantes de la política agraria del la UE.