About Isaías Griñolo

Isaías Griñolo, (Bonares, Huelva, 1963), suele trabajar en proyectos de largo recorrido, ligando el arte a la realidad social en contextos concretos. Actualmente está desarrollando tres proyectos. El primero Asuntos Internos, donde estudia las políticas culturales y sus implicaciones sociales. Desmemoria, una relación de 14 documentos sobre un lugar de olvido: La plaza de toros de Badajoz, que indaga en la difusa relación existente entre arquitectura y memoria; y por último Escombros, un compendio de imágenes, relatos y discursos sobre las prácticas ecologistas en Andalucía y las relaciones entre el Capital y el Territorio, un cuerpo de trabajo que busca dinamizar las relaciones entre ecología política y arte. A este último proyecto pertenece Las fatigas de la muerte (La lógica cultural del capitalismo químico), en cuyo marco se inscribe los trabajos que realiza en la actualidad. Recientemente ha coordinado uno de los talleres del ciclo Capital y territorio ¿La construcción de un sueño?, un proyecto de UNIA arteypensamiento, donde además de los planteamientos teóricos se propuso explorar en prácticas artísticas un discurso crítico sobre los procesos urbanísticos. Ultimamente ha participado en la exposición Principio Potosi (Museo Reina Sofía), con la obra Mercado Energético Puro, un trabajo en el que a través de documentación, fotografías, mapas, y abundante material audiovisual, analiza las problemáticas derivadas de los límites del crecimiento en Huelva, centrando la mirada en la industrias química de los fertilizantes y en la expansión incontrolada de la agroindustria de la fresa en el entorno de Doñana. Es miembro de la PRPC (Plataforma de Reflexión de Políticas Culturales), colectivo que lucha contra la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla.

reverberación: a l@s que han luchado…

PLATAFORMA CIUDADANA REFINERÍA NO
COMUNICADO DE PRENSA:  Se acabó

Villafranca de los Barros , 31 de marzo de 2012

Hoy, con una resolución negativa del proyecto Refinería Balboa por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ya podemos dar por finalizado un intenso y largo recorrido que se inició hace ocho años, cuando comenzaba la lucha contra la refinería. Nacía entonces un movimiento social con pocos precedentes en la historia reciente de Extremadura en la que los ciudadanos se enfrentaban a la imposición de forma pacífica, organizada y preparada.

Informándonos y divulgando esa información; exigiendo un debate vetado sistemáticamente por parte de los promotores políticos y mediáticos del proyecto; denunciando las múltiples irregularidades de un procedimiento opaco; coordinando nuestra lucha con otras de distintos territorios; tratando de hacer oír la opinión de unos ciudadanos a los que nunca se preguntó sobre los planes de desarrollo de su tierra; demandando el amparo de instituciones nacionales e internacionales ante la vulneración de nuestros derechos,… lo que nació como una imparable respuesta cívica a una imposición, se fue extendiendo desde Tierra de Barros al resto de Extremadura, de España y hasta de Europa (fueron muchos los viajes de la Plataforma a Bruselas, buscando en las instituciones europeas el amparo que no encontrábamos en las españolas).

En contra de lo que pretendían quienes – como el promotor, Alfonso Gallardo y el PSOE extremeño- exigían un dictamen político, finalmente ha prevalecido la razón del estado de derecho y se han impuesto los criterios técnicos. En contra de quienes – como Guillermo Fernández Vara- impidieron en su día que saliera a la luz la resolución negativa del proyecto, rozando con ello la prevaricación, la Declaración de Impacto Ambiental ha visto la luz sujeta a los informes elaborados por los profesionales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y no a las decisiones de los políticos.

Resulta gratificante comprobar cómo los argumentos imparciales de la DIA coinciden con los que venimos esgrimiendo desde hace años. La idea de una refinería de crudos pesados en Tierra de Barros era una aberración ambiental que hubiese perjudicado irremediablemente a los sistemas económicos de la zona – en la que se produce más del 60% del vino y del 40% del aceite de oliva de Extremadura- así como a la salud y calidad de vida de sus habitantes, por muchas “Mejores Técnicas Disponibles” que se hubiesen utilizado. Del mismo modo, infraestructuras como el oleoducto y el poliducto hubiesen causado un impacto inasumible a lo largo de los más de 200 kms. de su trazado, incluyendo zonas tan sensibles como Doñana o la Sierra de Huelva. Por otro lado, el considerable aumento de tráfico de petroleros con el consiguiente incremento del riesgo de mareas negras en la costa onubense; las afecciones a la cuenca transfronteriza del Guadiana, compartida con Portugal; la ubicación de la planta sobre el milenario camino de la Vía de la Plata; el descomunal consumo de agua en una cuenca deficitaria; la apuesta insostenible por los recursos fósiles y por la dependencia energética; el extraordinario incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero de Extremadura; …. Son algunos de los muchos argumentos que convertían a este proyecto en nefasto.

Y todo ello a cambio de unos supuestos puestos de trabajo que, según sus promotores y sus padrinos políticos, serían la panacea contra el desempleo en nuestra región. En numerosas ocasiones hemos desmontado esa quimera, basándonos simplemente en los datos de la propia empresa cuando, en su Estudio de Impacto Ambiental asegura que – como máximo- la planta contaría con 450 trabajadores, de los cuales el 85% tendría su origen fuera de los 21 pueblos más afectados (Tomo I del EsIA, página 102. Anexo 9 “Análisis del Impacto Socioeconómico de la Instalación de un Complejo Refinero en Extremadura” páginas 66 y 106). Intentar vender a la población una instalación que sólo crearía 67 puestos de trabajo en una zona con 136.000 habitantes, como la solución definitiva al desempleo, sólo puede calificarse de engaño. De engaño inmoral, pues con él se juega con las expectativas e ilusiones de miles de personas, en concreto de los 138.177 parados extremeños. Ello cobra especial gravedad en las circunstancias actuales, dramáticas para muchas personas, en las que una mentira como la del milagro del empleo refinero, se ve revalorizada para quienes la utilizan.

Pero además de las previsibles afecciones negativas de la refinería, además de las falsedades utilizadas para su justificación, desde el inicio de este capítulo de la historia de Extremadura que hoy acaba, nos tuvimos que encontrar con algo tan preocupante como es el tremendo déficit democrático de nuestra tierra. Lo que en un principio era la mera oposición a un proyecto industrial, se acabó convirtiendo en la lucha por unos derechos ciudadanos. En estos años hemos sufrido en nuestras propias carnes los abusos de poder de gobiernos locales y autonómicos en manos del PSOE, partido que no sólo auspició el proyecto desde el principio, sino que no ha dudado en imponer su defensa a ultranza por encima de los derechos de los ciudadanos. Cientos de multas, censura de programas de radio, cargas policiales, detenciones ilegales, prohibiciones para el uso de lugares públicos para reuniones, actos o exposiciones, insultos, insidias y descalificaciones de todo tipo, han sido las únicas respuestas de unos representantes públicos que ejercieron una auténtica persecución y que, en tres legislaturas, no tuvieron tiempo de recibir a la Plataforma Ciudadana Refinería No. Como ejemplo emblemático de las consecuencias acarreadas por enfrentarse públicamente a este proyecto quedará para la posteridad el vergonzoso caso de las once personas falsamente imputadas por delito de agresión por el alcalde de Villafranca de los Barros en 2005. Nunca hubieran sospechado estos ciudadanos lo caro que podía resultar en esta tierra interferir en los planes de quienes la gobernaban.

Además de todo ello, los extremeños tuvimos que contemplar cómo convertían en causa común la defensa del proyecto petrolífero, UGT y CCOO, los dos sindicatos mayoritarios – defendiendo el proyecto particular de un empresario, en lugar de a los trabajadores- y de la Universidad de Extremadura – que realizaba informes a medida encargados y financiados por Gallardo-. Comprobamos así que, no sólo podían ser comprados los apoyos mediáticos, sino también los sociales y los técnicos.

Pero junto con la persecución, y junto con el desfile de apoyos comprados, hay algo igualmente preocupante y que se ha fomentado premeditadamente desde algunos responsables públicos: La división entre la población. Al convertir un proyecto industrial en una cuestión ideológica y al alimentar la confrontación, pretendían favorecer sus intereses partidistas, pese a que la gran damnificada fuese algo tan valioso como la convivencia.

También hemos podido comprobar en primera persona hasta qué punto puede ser difícil ejercer de ciudadanos críticos cuando existen medios de comunicación que, en el mejor de los casos censuran, silencian y condenan al ostracismo a quienes no favorecen a sus intereses políticos o empresariales y, en el peor, manipulan la información, ofreciendo una versión de la realidad poco o nada imparcial. Medios privados como el diario Hoy o la cadena Ser o públicos como Canal Extremadura o los medios municipales de Villafranca de los Barros, han hecho todo cuanto ha estado en sus manos para que la opinión pública no tuviese constancia de nuestro mensaje y para crear una imagen distorsionada de nuestro colectivo.

No nos hubiese sido posible esquivar tal tapón mediático de no ser por medios como Radio Nacional de España, Kaos en la red, COPE Almendralejo, Extremadura al Día o La Gaceta Independiente, entre otros. También es necesario mencionar expresamente a la productora Libre Producciones, vetada por el anterior gobierno regional hasta límites escandalosos por abordar el asunto de la refinería en su labor profesional. A todos ellos, no podemos sino mostrar nuestro agradecimiento por constituir honrosas excepciones en tan servil panorama mediático.

También tenemos que agradecer el apoyo que hemos recibido en estos años por parte de asociaciones y colectivos, entre las merecen especial mención los grupos conservacionistas Greenpeace, Ecologistas en Acción, WWF/Adena, Seo/Bird Life, Amigos de la Tierra, Plataforma Contra la Contaminación de Almendralejo o Adenex. Tampoco dudaron en hacer suya esta lucha colectivos como la Mesa de la Ría (Huelva), IU Andalucía, Partido Andalucista, PP Andalucía, Amigos de la Vía de la Plata, Liga para a Protecção da Natureza (LPN), Los Verdes Europeos, CGT, CNT, Coag, Asaja, Oce, Quercus, Bloco de Esquerda, Geota, Aldea Moret y muchos otros cuya enumeración sería demasiado extensa.

En el apartado de reconocimientos, cabe destacar, sin ambages, el papel jugado por IU Extremadura, formación política que, desde el principio, ha mantenido una inequívoca postura frente al proyecto y que en la presente legislatura ha resultado especialmente valiosa al saberla hacer valer de forma prioritaria.

También nos parece merecedora de reconocimiento la apuesta realizada tanto por el actual gobierno de Extremadura como por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que el dictamen final se basase en criterios técnicos, y no políticos.
Del mismo modo, nos gustaría dar las gracias a todos esos miles y miles de ciudadanos valientes que un día decidieron asistir a una manifestación, firmar una alegación, o apoyar de una u otra forma a la plataforma. A los innumerables expertos, naturalistas, articulistas, editores, investigadores, profesores,… que enriquecieron el haber de la plataforma con sus inestimables aportaciones en forma de conferencias, artículos, estudios,… A los artistas, músicos, escritores,… que dieron distintas formas a nuestro mensaje y lo difundieron.

Muchas gracias a todos aquellos ciudadanos que han trabajado de forma absolutamente desinteresada –tanto los que lo hicieron un día, como los que lo hicieron ocho años- para que este día fuese posible. Con todos ellos queremos compartir este día.

Entre todos, además de impedir que se llevase a cabo un esperpéntico proyecto, hemos conseguido al menos dos cosas muy importantes. Por un lado, dejar patente que la refinería de petróleo en Tierra de Barros era el fruto de un problema de fondo mucho más grave: Un modelo de desarrollo obsoleto, nada respetuoso con el territorio ni con sus gentes, no acorde con los recursos naturales o las potencialidades de nuestra tierra y más cercano a lo más burdo de la economía del pelotazo que a la de una economía inteligente y sustentable que genere riqueza, empleo y calidad de vida en nuestros pueblos y ciudades. Por otro lado, ha quedado patente que los ciudadanos, ante las arbitrariedades e imposiciones de los gobernantes, cuando estos abandonan la obligación de velar por los derechos comunes y comienzan a trabajar por los intereses particulares, pueden y deben de unirse. Y que, cuando lo hacen, pese a los inherentes obstáculos, tienen muchas más posibilidades de alcanzar sus objetivos que si permanecen impasibles.

 

GRACIAS REFINERIA NO

¡¡¡ FELICIDADES EXTREMADURA – FELICIDADES HUELVA ¡¡¡

reverberación (el circulo que se cierra IV)

 

EL CÍRCULO ESTÁ CASI CERRADO: HOY ES UN DIA GRANDE

 

Jueves, 29 de marzo de 2012

Los helicópteros de la Policia Nacional sobrevuelan la ciudad desde la doce de la noche, tengo la sensación de encontrarme en una zona de guerra en mi propia calle. Ahora, son las doce de la mañana, desde mi balcón veo pasar a la gente con banderas y pancartas, se encaminan a la convocatoria de la Huelga General de hoy. Miro al cielo para comprobar como, desde la noche pasada, el número de vuelos de los helicópteros ha ido en aumento… parece que el Gobierno trata este asunto como una batalla por el control del aire. Ante esto, y para que nos vean bien, lo único que podemos hacer es llenar las calles… con alegría y gritando NO.

Por lo que pueda pasar, como medicina en los bolsillos llevo un poema de Jorge Riechmann, este:

 

LA BELLEZA DE LA HUELGA GENERAL

Con independencia de todos los valores ético-políticos que pueda tener una huelga en una situación determinada, en ella hay algo valioso en cuanto tal, más allá de las circunstancias concretas que la enmarcan: su carácter de interrupción del curso maquinal de las cosas.

Es un corte potencialmente capaz de romper el desastre hacia el que se encamina el mundo. En el universo del tardocapitalismo, lo maquinal es el principio de muerte, y tenemos que saludar la discontinuidad como una afirmación de vida.

Frente a la dictadura del “tiempo real”, la demora.

Frente a la brutal coacción de lo inmediato, la articulada delicadeza de las mediaciones.

Frente al abaratamiento de la palabra (condicionado por las mejoras técnicas en el campo de las telecomunicaciones), el valor de la reticencia y el silencio.

Frente a la falsa autoridad de la imagen, la dignidad del hueco.

Frente a la tiranía del trabajo muerto, frente a la demagogia de la normalidad, la restallante belleza de la huelga general.

 

Había quedado con Joaquín en La Campana, desde allí veríamos el ambiente y caminaríamos hasta Plaza Nueva para sumarnos a Mujeres de Negro. Nuestra columna es la de las otras gentes, esa amalgama multicolor que desde hace siglos viende pidiendo la UTOPIA… la queremos ¡YA!. Con ellas y ellos camino durante dos horas y media por la avenida de la Constitución.

Cuando llegamos al punto final de la marcha son las 14,35, en ese momento recibo un mensaje de Perule, este:

LA PCRN INFORMA:

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente informa que la DIA de Refinería Balboa (Gallardo-Psoil) es NEGATIVA.

Cuando llego a casa son casi las 12 de la noche, mientras reviso el correo electrónico, hay uno que me llama la atención, este:

> Buenas tardes Isaias, Felicidadessssssssssss!!!!!!!! ya sabrás que la
> D.I.A salió negativa
> tendremos que celebrarlo, hoy es un D.I.A. grande jejejeeje
> Saludos antirefinerosssssssssssssssssssss

Quien me manda este correo es Manoli García, una de las 11 personas imputadas por gritar REFINERIA NO… hoy son los 11 ABSUELTOS, los 11 INOCENTES.

Mientras veo por encima la noticia en la web, me llama la atención esta fotografía que cojo de “El Periódico de Extremadura” :

Banderas colocadas en 2010 por la Plataforma ‘Refinería No’ en la Sierra de San Jorge, cerca de Los Santos de Maimona, enclave donde se ha proyectado la industria.

Manoli, buenas noches,
hoy ha sido un dia de mucha felicidad, primero la compartí con muchos amigas y amigos en la manifestación contra la reforma laboral (ahora estoy en Sevilla), y cuando estaba terminando -a las 14,35- recibí un mensaje de Perule que me hace ser todavía más feliz: DIA NEGATIVA.

Enseguida lo llamé y hablamos un rato…

El caso es que es un triunfo de una importancia muy grande a escala nacional, creo que a medida que pase el tiempo vuestro trabajo será un referente para toda aquella gente que vea amenazada su tierra… creo que el resultado de vuestro trabajo se debe principalmente a la calidad humana de toda la gente que he conocido en Villafranca (también de la que no he tenido el placer de conocer y que os ha apoyado)… todos sois una PIÑA.

El triunfo es de toda esa PIÑA… pero en ese tod@s, los 11 sois -sin lugar a dudas- los que os tocó la parte más dura… vosotr@s sois la bandera que ha mantenido vivo ese sentimiento de amor a la Tierra que finalmente ha vencido.

F E L I C I D A D E S

un abrazo a tod@s
salud y saludos

isaías

P.D.: en cuanto pueda estaré con vosotr@s

 

Son las 12 de la noche, el día está a punto de terminar y lo último que hago es ver la página de PCRN… otra alegría más: han cambiado el logo que durante años ha sido el emblema de este movimiento. Por fin, el niño sentado en el campo se ha desprendido de la máscara que llevaba y tiene cara de felicidad, con su alegría parece decirnos que el Leviathán refinero que lo amenazaba ya no vivirá en la Sierra de San Jorge.

El negro petróleo ha desaparecido del logo:

Viernes, 30 de marzo de 2012

Publico esta entrada a las doce de la mañana, mientras un helicóptero sigue dando vuetas por el aire… el Presidente del Gobierno acaba de anunciar las medidas para satisfacer a los Leviathanes del dios Mercado. HOY EMPIEZA TODO.

 

El circulo que se cierra, de Barry Commoner [1]

CUARTA LEY DE LA ECOLOGÍA:

 

No existe la comida de balde

Dentro del campo de mi experiencia, esta idea ha iluminado de tal modo los problemas del medio ambiente, que la he tomado prestada a su fuente original: la Economía. Esta “ley” se deriva de un cuento que suelen referir los economistas acerca de un potencial del petróleo que comprendió que la administración de su nueva riqueza requería la orientación de la ciencia económica. Por consiguiente, ordenó a sus consejeros, bajo pena de muerte, que escribieran una serie de volúmenes comprensivos de cuanto se sabía sobre Economía. Cuando llegaron los libros, el potentado se asustó y dictó otra orden: había que compendiar todos los conocimientos económicos en un solo volumen. El cuento se alarga en este sentido, como ocurre con todos los de su clase, hasta que el potentado dice a los consejeros que, si quieren sobrevivir, tienen que reducir la totalidad de la ciencia económica a una sola frase. Éste es el origen de la ley de “la comida de balde”.

En Ecología, como en Economía, esta ley nos advierte que no hay ganancia que no cueste algo. En cierto modo, esta ley ecológica encarna las otra tres. Como el ecosistema mundial es un todo conexo en el que nada puede ganarse o perderse, y que no es susceptible de un mejoramiento total, cualquier cosa extraída de él por medio del esfuerzo humano debe ser remplazada. El pago de este precio es inevitable; sólo puede aplazarse. La crisis actual del medio ambiente es una advertencia de que hemos aplazado el pago demasiado tiempo.

Las páginas precedentes tienden a dar una visión del tejido de la vida en el mundo. Me he esforzado en ofrecer esta visión partiendo de hechos observables y estableciendo, a través de relaciones lógicas, una serie de comprensivas generalizaciones. En otras palabras: he realizado un esfuerzo científico.

Sin embargo, es difícil ignorar la enojosa circunstancia de que las generaciones definitivas que se desprenden de todo ello -las cuatro leyes de la Ecología- son ideas que fueron ya sostenidas con anterioridad por muchas personas carentes de métodos científicos y de competencia profesional. La compleja red que aprisiona a la vida, y el sitio que en ella ocupa el hombre, aparecen clara y maravillosamente descritos en los poemas de Walt Whitman. Buena parte del juego entre los elementos físicos del medio ambiente y las criaturas que se mueven en él puede encontrarse en Moby Dick. Mark Twain es no sólo maravillosa fuente de sabiduría sobre la naturaleza del ambiente de los Estados Unidos desde el Mississippi hacia el Oeste, sino también agudo crítico de la vanidad de la ciencia que pierde contacto con las realidades de la vida. Como nos advierte el crítico Leo Marx “cualquiera que conozca bien las obras de los escritores clásicos americanos (estoy pensando en hombres como Cooper, Emerson, Thoreau, Melville, Whitman y Mark Twain ) se interesará probablemente en lo que hoy solemos llamar Ecología”.

Desgraciadamente, esta herencia literaria no ha bastado para salvarnos del desastre ecológico. A fin de cuentas, todos los técnicos, industriales o funcionarios americanos, que han tolerado o participado en el ataque contra el medio ambiente, han leído al menos algo de Cooper, Emerson, Thoreau, Melville, Whitman y Mark Twain. Muchos de ellos son excursionistas, amantes de los pájaros o ávidos pescadores, y en consecuencia, conocedores, hasta cierto punto, de los procesos naturales que la ciencia ecológica trata de dilucidar. Sin embargo, la crisis del medio ambiente cogió desprevenidos a la mayoría de ellos, porque, por lo visto, no llegaron a comprender que los bosques de Thoreau, los ríos de Mark Twain y los mares de Melville estaban siendo atacados.

El creciente miasma de la contaminación nos ha ayudado a comprenderlo. Pues, según dice Leo Marx, “la crisis actual del medio ambiente ha proporcionado una base literal, real y, con frecuencia, mensurable, a esta idea poética (a saber, la necesidad de la armonía humana con la Naturaleza)”. Esto es, quizá lo que da mayor valor a la empresa de demostrar que las simples generalizaciones que han surgido ya del contacto perceptivo humano con el mundo natural tienen una base eficiente en los hechos y principio de una ciencia: la Ecología. Y así, estas ideas, al enlazarse con la Ciencia, se convierten en instrumentos para reparar los daños causados a la Naturaleza por la crisis del medio ambiente.

En los bosques que rodean Walden Pond, o en la cuenca del Mississippi, la mayor parte de la información necesaria para comprender el mundo natural puede conseguirse por medio de la experiencia personal. En el mundo de las bombas nucleares, de la niebla saturada de humo y del agua contaminada, la comprensión del medio ambiente requiere la ayuda del científico.

 

Notas:

[1] Barry Commoner, El circulo que se cierra, Ed. Plaza & Janes, Barcelona 1978.

reverberación (el circulo que se cierra III)

 

SI LA RESPUESTA ES NO, CAÑONES A LAS CALLES

 

El jueves 9 de febrero de 2012, el amigo “Jorge Riechmann” presentaba, en La Rendija de Sevilla, un libro que ha prologado del ingeniero agrónomo y ambientalista belga Daniel Tanuro, El imposible capitalismo (“Ed.La oveja roja”). Antes de la presentación charlamos un rato sobre libros y poetas, le hablé de un documental de René Char de 1967, a cambio él me regaló su libro Poemas lisiados. De ahí, un poema:

En 2010

el petróleo acumuló una subida

del 18% en el mercado mundial

el cobre un 23%

el oro un 24%

la plata un 69%

el maíz un 50%

 

los rentistas

siguieron escudriñando el mundo

real y el virtual en busca de inversiones

que les den su anhelado 10, 15, 20 por ciento

 

y en España el paro

-con los datos oficiales de la EPA-

ascendió a cuatro millones seiscientos mil trabajadores

 

Ese mismo día, el promotor de la Refinería Balboa, se reunió por primera vez con la prensa extremeña para hablar de rentas y artillerías.

Al día siguiente miré la prensa y allí estaba él. Mientras la leía, el poema se entremetía entre sus declaraciones y sus fotografías. Pensaba en la forma que tienen algunos de buscar, a toda costa, “su anhelado 10, 15, 20 por ciento”.

¿Nuestros representantes se deben a nosotros, los electores, o se deben a los otros, a los que poseen el dinero, a los inversores? En definitiva, ¿seguirán determinando los “rentistas”el tipo de política que un gobierno debe de seguir?

Aún con toda la rudeza de lo que dice y de la forma de decirlo, este tipo de inversores (antiguos caciques… hoy empresarios modelos), con sus euros han controlado votos. Sabemos que ellos no mirarán jamás por el bien común sino que se preocuparán única y exclusivamente por su propio beneficio, mandarán el dinero allá donde les sea más rentable, sin importarles el sentido que estén tomando las medidas adoptadas. Basta ver cómo se deshacen de sus negocios (la Cementera Balboa en Zafra es un ejemplo). Ellos tratan de condicionar al Gobierno para que haga lo que ellos quieren y se marcharán cuando ya no les convenga, dejándonos con las medidas ya tomadas y con las consecuencias para los demás. En ocasiones, esas consecuencias, son desastres ambientales de proporciones insospechadas.

Creo que para “escudriñear el mundo real y el virtual en busca de inversiones” hay que hablar así:

“Si la respuesta del Ministerio de Medio Ambiente es negativa para la refinería, cañones a las calles. Nos enfrentaremos a esa decisión con uñas y dientes y defenderemos ante los tribunales y hasta la última peseta que tengamos a este proyecto, porque es técnicamente impecable”.

Así es como habla un hombre que cree que el progreso escondido tras el petróleo es el futuro para Tierra de Barros. Son las palabras que mejor definen a este nuevo conquistador, el pensamiento que emana de esas cuatro palabras no deja lugar a dudas, para él, esto es la guerra:

Cañones a las calles

Alfonso Gallardo, es el hombre que por fin ha hablado. Lo ha hecho en la prensa extremeña el 10 de febrero de 2012, casi siete años después de anunciado el proyecto por los políticos, y después de tres años y medio medio de presentado el expediente ante el Ministerio de Medio Ambiente (tres ministras socialistas Cristina Narbona, Ángeles Espinosa y Rosa Aguilar hayan pasado sin pronunciarse al respecto). Ahora, que el ministro popular Miguel Arias Cañete, se ha comprometido a que antes de fin de este mes de febrero el Ministerio de Agricultura se pronunciará definitivamente sobre la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Ha roto su sepulcral silencio porque cree que “si la Junta quiere. Este proyecto está en manos del presidente Monago. Es un asunto político, no técnico. Si él quiere, en el ministerio sale adelante. Y yo confío en él”. Corren nuevos vientos y él sabe que no debe ir contra el viento.

Ha dicho muchas otras cosas, para facilitar la labor las he entresacado de la prensa. A continuación las he ordenado conforme a los aludidos:

De Juan Carlos Rodríguez Ibarra (Presidente de la Junta de Extremadura de 1983 a 2007):

“Si hubiera seguido, la Refinería Balboa sería hoy una realidad. O habría dimitido”.

De Guillermo Fernández Vara (Presidente de la Junta de Extremadura de 2007 a 2011):

“Ha tenido pocos redaños”

“Zapatero dijo públicamente que apoyaba la refinería. Se encontró con el rechazo de sus ministras, pero se hubiera podido superar ese rechazo si desde Extremadura Vara hubiera presionado suficientemente”

Del PSOE:

Perdió la Junta de Extremadura por “no haber traído la refinería”

“Solo en impuestos la actividad de Balboa dejaría unos 2.500 millones de euros al año, la mitad del presupuesto regional” tanta importancia para su propio grupo “que la DIA positiva sería un cheque en blanco para el resto de empresas”

“Yo dudo de que el PSOE haya tenido voluntad de traer la refinería. Ha tenido tres años y medio para hacerlo y no lo ha hecho”

“No haber traído la refinería ha hecho que los socialistas perdieran las elecciones en Extremadura. Perdieron las alcaldías nada menos que de Almendralejo, Zafra y Los Santos de Maimona, tres de las poblaciones que más se podían beneficiar con esa industria. Ahí estaban los votos que le hubieran dado la mayoría”.

De José Antonio Monago (Presidente de la Junta de Extremadura desde 2011 hasta hoy):

“Si quiere Monago, habrá refinería”

“No doy importancia al anuncio de Monago de sacar a la Junta del accionariado. Sé que lo hizo como concesión a IU”

“Si la Junta quiere. Este proyecto está en manos del presidente Monago. Es un asunto político, no técnico. Si él quiere, en el ministerio sale adelante. Y yo confío en él”.

La prensa le preguntó:

-¿Cómo es eso?

“Porque es una decisión política. El partido que gobierna Extremadura es hijo del que gobierna en Madrid. Si el hijo quiere sale adelante. Monago tiene que jugársela, y yo confío en que lo haga”

Para Gallardo no hay objeciones técnicas al proyecto “después de 50 millones de euros gastados en las mejores consultoras mundiales, en los mejores especialistas, en un proyecto que ha recibido felicitaciones, en privado, de los técnicos del ministerio. Entonces estamos ante una cuestión política. Y esa cuestión política estoy seguro de que si el presidente Monago quiere, la resuelve”

 “Confío en Monago porque no entendería que un político, como están las cosas y con el paro creciendo, perdiera la oportunidad de traer para su tierra un proyecto que va a crear miles de empleos, y que solo en impuestos va a dejarle cada año en esta región unos 2.500 millones de euros, que es la mitad del Presupuesto regional. Oponerse a esto sería una locura”.

-¿Pero tiene capacidad el Grupo para liderar ese proyecto?

“No estamos en las mismas condiciones financieras que hace siete años, pero me da igual ser el último mono en el accionariado con tal de que esta industria se quede en Extremadura. Nuestros socios, entre los cuales está Shell como socio tecnológico, confían en el proyecto sin ninguna duda. Que nadie lo dude: a la Refinería Balboa no le faltarán inversores porque es un gran negocio. Aun con ella a pleno rendimiento, España necesitaría importar gasóleo porque las refinerías existentes no podrían abastecer el mercado nacional. Además, para nuestro Grupo sería una bendición. Como un cheque en blanco. Es lo que nos dicen los bancos”.

Para analizar el caudal artillero del señor que está dispuesto a sacar los cañones a la calle y, ya de paso, felicitarlo por sus sinceras palabras, la PCRN dió una rueda de prensa el 14.02.2012 en Mérida:

Si quieres ver el artículo completo, lo puedes hacer aquí:

“Si la respuesta es no, cañones a las calles”

Alfonso Gallardo: “La refinería está en manos de José Antonio Monago. Si él quiere, la habrá”

 

El circulo que se cierra, de Barry Commoner [1]

SEGUNDA LEY DE LA ECOLOGÍA:

La Naturaleza sabe lo que se hace

 A juzgar por mi experiencia, este principio tropezará probablemente con una resistencia considerable, pues parece contradecir una idea profundamente arraigada sobre la competencia única de los seres humanos. Uno de los rasgos más influyentes de la tecnología moderna es la noción de que ésta tiene por objeto “mejorar la Naturaleza”: proporcionar alimentos, vestidos, cobijo y medios de comunicación y de expresión superiores a los que puede encontrar el hombre en el mundo natural. Dicho en pocas palabras: la tercera ley de la Ecología sostiene que todo cambio importante realizado por el hombre en un sistema natural resultará, probablemente, perjudicial para el sistema. Esta afirmación es bastante exagerada; sin embargo, yo creo que tiene muchísimo mérito, si es comprendida en un contexto adecuadamente definido.

Me parece conveniente explicar este principio por medio de una analogía. Supongamos que abre usted la tapa posterior de su reloj, cierra los ojos e introduce la punta de un lápiz en la maquinaria puesta al descubierto. Casi siempre estropeará el reloj. Sin embargo, este resultado no es absolutamente seguro. Existe una posibilidad finita de que el reloj estuviese desajustado y de que la introducción del lápiz produzca casualmente el cambio exacto necesario para ajustarlo. Sin embargo, este resultado es sumamente improbable. En seguida nos preguntamos: ¿por qué? Y la respuesta salta a la vista: en el reloj existe una considerable cantidad de los que los tecnólogos actuales llaman “investigación y desarrollo”. Esto significa que, en el curso de los años, numerosos relojeros, cada uno de ellos instruido por un predecesor, han estudiado una enorme variedad de sistemas minuciosos para observar los relojes, descartando los incompatibles con el funcionamiento total del sistema y conservando los mejores. En efecto, el mecanismo del reloj, en su estado actual, representa una selección muy restringida, entre una enorme variedad de combinaciones posibles de las partes integrantes, y una organización singular de la obra de relojería. Cualquier cambio realizado al azar en el reloj vendrá a sumarse, con toda probabilidad, a los numerosos ensayos inútiles o perjudiciales efectuados en el pasado y rechazados como tales. Podríamos decir, como ley de relojería, que “el relojero sabe lo que se hace”.

En los sistemas biológicos ocurre algo parecido y que tiene gran importancia. Es posible provocar una serie de cambios casuales y sucesivos en un ser vivo, tratándolo de todas con ciertos agentes, como los rayos X, que aumentan la frecuencia de todas las mutaciones que han sido observadas-aunque raras veces-en la Naturaleza y que, por ello, pueden considerarse como cambios posibles. Lo importante, para nuestro objeto, es la observación universal de que, cuando la frecuencia de las mutaciones es aumentada por los rayos X o por otros medios, casi todas éstas resultan perjudiciales para el organismo, hasta el punto de que la mayor parte de ellas pueden incluso matar al propio organismo antes de que esté plenamente formado.

En otras palabras, el organismo vivo, como el reloj, saldrá caso indefectiblemente perjudicado si se lo obliga a soportar un cambio casual en su organización. Y, en ambos casos, la explicación es la misma: una enorme cantidad de “investigación y desarrollo”. En efecto, detrás de cada ser vivo hay dos mil o tres mil millones de años de “investigación y desarrollo”. En todo este tiempo se ha producido una pasmosa cantidad de seres vivos individuales, cada uno de los cuales ha dado oportunidad de ensayar la conveniencia de algún cambio genético al azar. Si este cambio es perjudicial para la viabilidad del organismo, lo más probable es que éste muera antes de poderlo transmitir a las futuras generaciones. De esta manera, los seres vivos han acumulado una compleja organización de partes compatibles; las posibles combinaciones que eran incompatibles con el conjunto quedaron borradas en el largo transcurso de la evolución. Así, la estructura de un ser vivo actual o la organización de un ecosistema actual natural serán probablemente “las mejores”, en el sentido de que fueron despojadas de los componentes perjudiciales hasta el punto de que cualquier forma nueva sería, casi con toda seguridad, peor que las existentes.

Este principio es particularmente aleccionador  en el tiempo de la química orgánica. Los seres vivos están formados por muchos miles de compuestos orgánicos diferentes, y en ocasiones se cree que al  menos algunos de éstos podrían mejorarse si fuesen sustituidos por alguna variantes, realizada por el hombre, de la sustancia natural. La tercera ley de la Ecología sugiere que la introducción artificial de un compuesto orgánico que no existe en la Naturaleza, sino que es confeccionado por el hombre-que le otorga un papel activo en un sistema vivo- resultará probablemente perjudicial.

Esto se debe al hecho de que las variedades de sustancias químicas que se encuentran actualmente en los seres vivos son muchísimo más limitadas que las variedades posibles. Ejemplo impresionante de ello es que si se fabricase una molécula de cada uno de los tipos posibles de proteínas, pesarían, todas juntas, más que el universo observable. Es pues, evidente que hay un número fantásticamente enorme de tipos de  proteínas que no son elaborados pro las células vivas. Y, partiendo de lo que acabamos de decir, debemos llegar a la conclusión de que si muchos de estos tipos posibles de proteínas se formaron alguna vez en ciertos seres vivos particulares, resultó que eran dañinos y fueron rechazados por medio de la muerte del ser objeto del experimento. De modo parecido, las células vivas sintetizan ácidos grasos (un tipo de molécula orgánica que contiene cadenas de carbono de varias longitudes) con números pares de átomos de carbono (por ejemplo, 4, 6, 8, etc) pero nunca impares. Esto parece indicar que las cadenas de esta última clase fueron ensayadas alguna vez con mal resultado. Análogamente, los compuestos orgánicos que contienen átomos ligados de nitrógeno y oxígeno son sumamente raros en los seres vivos. Esto debería ser, para nosotros, una advertencia de que la introducción artificial de sustancias de este tipo puede resultar peligrosa. Y lo es, en realidad, pues tales sustancias suelen ser tóxicas y carcinógenas. Por mi parte, me inclino a suponer, habida cuenta de que el “DDT” no se encuentra en la Naturaleza, que, en algún lugar y en algún tiempo pasado, alguna célula desgraciada debió sintetizar esta molécula…, y murió.

Uno de los hechos más chocantes de la química de los sistemas vivos es que, pro cada sustancia orgánica producida por un organismo vivo, existe, en algún punto de la Naturaleza, una enzima capaz de destruir aquélla. En efecto: ninguna sustancia orgánica se sintetiza, a menos que haya algo capaz de destruirla; de este modo, el “reciclaje” se hace forzoso. Por ello, cuando el hombre sintetiza artificialmente una nueva sustancia orgánica-con una estructura molecular que se aparta sensiblemente de los tipos existentes en la Naturaleza-, lo más probable es que no exista ninguna enzima destructora y aquel material tienda a acumularse.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, creo que sería prudente mirar todos los productos químicos orgánicos confeccionados por el hombre, que no se encuentren en la Naturaleza y que ejerzan una vigorosa acción sobre cualquier organismo, como potencialmente peligrosos para las otras formas de vida. Prácticamente, esto significa que todos los compuestos orgánicos de fabricación humana que tengan alguna actividad biológica, deberían ser manejados como manejamos las drogas, o, mejor dicho, como deberíamos manejarlas: prudentemente y con gran cautela. Como es natural, esta prudencia o cautela es imposible cuando tales sustancias se producen a razón de miles de millones de kilos y se difunden ampliamente por el ecosistema, donde pueden alcanzar y afectar a numerosos organismos que no son observados por nosotros. Sin embargo, esto es precisamente lo que hemos  hecho con los detergentes, los insecticidas y los herbicidas. Los resultados, con frecuencia catastróficos, refuerzan considerablemente la opinión de que “la Naturaleza sabe lo que se hace”.

 

Notas:

[1] Barry Commoner, El circulo que se cierra, Ed. Plaza & Janes, Barcelona 1978.

reverberación (el circulo que se cierra II)

AL FINAL, TODO TERMINA EN SU SITIO

Llevo un tiempo sin actualizar… y han ocurrido cosas, algunas importantes para este trabajo y para el futuro de mucha gente de Tierra de Barros. En otras ocasiones he hablado de los 11 imputados, ahora ya son 11…

El 09/02/2012 la PCRN colgó un vídeo con el siguiente texto:

El vídeo que vais a visualizar a continuación se ha obtenido de la grabación casera en VHS de los informativos locales de TeleVillafranca.

En él aparece el alcalde de la localidad, Ramón Ropero, haciendo unas declaraciones durante la celebración del V Centenario del Quijote en la Casa de la Cultura, el 30 de septiembre de 2005, un día después de la celebración del pleno municipal en el que acusó a 11 vecinos de atentar contra la autoridad, pidiendo un total de 64 años de cárcel. Seis años después, la Audiencia Provincial de Badajoz, declara ABSUELTOS a todos imputados.

Difundimos este vídeo con la finalidad de recordar cuál ha sido la acusación pública y la consecuente presión social a la que han sido sometidas las personas imputadas y al colectivo que los aglutina, la PCRN, durante estos seis años de duro proceso judicial.

Después de ver el vídeo, me he puesto a leer los dos comentarios que han colgado:

refineriano ): Así se hace: aprovechar un acto cultural para insultar a ciudadanos, que como quijotes, se atreven a disentir, a manifestarse pacíficamente, a decir lo que piensan: que el proyecto de una refinería en Tierra de Barros es del todo insostenible. Pero este alcalde utiliza el insulto desde su púlpito y denuncia al voleo a personas inocentes, como así lo refleja la sentencia. Se coge antes a un mentiroso que a un cojo, y a ti, Ropero, se ha visto todo. Dimisión!!!

plin4 ): Tan farsa comu la puesta en escena de la emagin d´atrás, mu apropiau el dibujinu.

Es impresionante ver cómo mira la gente, me refiero a la capacidad visual de plin4. Él, sabiamente, mientras escucha el discurso, se fija en ese “dibujinu” de El Quijote, un dibujo que desde detrás del Señor Alcalde ilustran sus palabras cuando denuncia a 11 ciudadanos, una escena sobre uno de los muchos apaleamientos que Don Alonso de Quijano, acompañado siempre de Sancho Panza, sufrió en su lucha contra los molinos refineros de su tiempo. Creo que lo captado por plin4 es el inicio de la burda maniobra de propaganda montada para desprestigar a unos ciudadanos. Plin4 nos viene a decir que el escenario elegido no era casual, que ese escenario fue buscado como un atrezzo más de la cortina de humo que esos días se estaba desplegando, una maquinaria de propaganda creada para criminalizar a un movimiento ciudadano que tomaba el espacio público para decir:

“nosotr@s también somos el pueblo

De ahí, que el Señor Alcalde pida -a los que no quieren el proyecto refinero- que si no les gusta el regalo -que durante los próximos 50 años va a hipotecar su tierra-, se vayan de su “pueblo”.

¿La propaganda cómo una de las bellas artes?… “repite una mentira mil veces y terminará siendo la verdad“.

¿Ironías del destino?… tal vez sea sólo éso, el destino.

 

El circulo que se cierra de Barry Commoner [1]

SEGUNDA LEY DE LA ECOLOGÍA:

Todo debe ir a alguna parte

En realidad, esto no es más que la confirmación, un tanto informal, de una ley básica de la Física: que la materia es indestructible. Aplicada a la ecología, esta ley recalca que, en la Naturaleza, no existen “desperdicios”. En todo sistema natural, lo que se expulsa por un organismo como desperdicio, es tomado por otro como alimento. Los animales expelen bióxido de carbono como desperdicio respiratorio; pero el mismo constituye una sustancia nutritiva esencial para las plantas. Las plantas desprenden oxígeno, y éste es utilizado por los animales. Los desperdicios orgánicos de los animales sirven de alimento a las bacterias de la putrefacción; y los desperdicios de éstas, materias inorgánicas tales como nitratos, fosfatos y bióxido de carbono, se convierten en alimento de las algas.

Un persistente esfuerzo en contestar a la pregunta “¿ Adónde va?”, puede suministrarnos una cantidad asombrosa de informaciones valiosas sobre un ecosistema determinado. Consideremos, por ejemplo, el destino de un artículo casero que contenga mercurio, sustancia que, según se ha descubierto recientemente, produce serios efectos en el medio. Alguien compra una batería que contiene mercurio, la utiliza hasta que se gasta y, después, la “tira”. Pero, ¿adónde va a parar en realidad? Primero es recogida por su carro de la basura, desde el cual va a parar a un incinerador. Aquí, el mercurio se calienta, se convierte en vapor y es expulsado por la chimenea del incinerador; y el vapor de mercurio es tóxico. Este vapor es arrastrado por el viento y, más pronto o más tarde, devuelto a la tierra por la lluvia o la nieve. Si va a parar, pongamos por caso, a un lago de montaña, el mercurio se condensa y se hunde hasta el fondo de aquél. Las bacterias actúan sobre él y lo convierten en metilo de mercurio. Éste se disuelve y es absorbido por un pez, y como no se metaboliza, el mercurio se acumula en los órganos y la carne del pez. Después, el pez es pescado y comido por un hombre, y el mercurio se deposita en los órganos de éste, para los cuales puede ser perjudicial. Y así sucesivamente.

Ésta es una manera eficaz de trazar un camino ecológico. También es un modo excelente de contrarrestar la noción dominante de que todo lo que se considera inútil “desaparece” simplemente cuando es arrojado. Nada “desaparece”; sólo cambia de sitio, pasando de una forma molecular a otra y actuando sobre los fenómenos vitales de cualquier organismo en que se aloje durante un tiempo. Una de las principales razones de la crisis actual del medio ambiente es que grandes cantidades de materiales han sido extraídas de la tierra, convertidas en nuevas formas y tiradas, sin tener en cuenta que “todo va a parar a alguna parte”. Con demasiada frecuencia resulta de ello la acumulación de peligrosas cantidades de materiales nocivos en sitios que, por naturaleza, no les corresponden.

 

Notas:

[1] Barry Commoner, El circulo que se cierra, Ed. Plaza & Janes, Barcelona 1978.

 

 

reverberación (materiales de viaje V)

PCRN con CAMPO ADENTRO en la GRAN URBE

Nota informativa de la PCRN sobre la jornada de 13 y 14 de diciembre de Campo Adentro en La Casa Encendida de Madrid, publicada originalmente en la web de PCRN:

 

27/12/2011 – Plataforma Ciudadana Refinería No

El pasado miércoles, 14 de diciembre de 2011, estuvimos en La Casa Encendida de Madrid acompañando a nuestro amigo Isaías Griñolo en la presentación de su trabajo reverberación para el proyecto Campo Adentro.

Como ya sabéis, Isaías llegó a nosotros con el objetivo de mezclarse durante más de dos meses y crear una obra artística sobre la realidad del mundo rural en el que se ha integrado. Si queréis haceros una idea del proceso seguido por el artista, podéis consultar el blog que ha ido elaborando para el proyecto, una buena forma de aterrizar en una problemática que ha generado, por ahora, siete años de intensa actividad reivindicativa y ciudadana.

Nos presentamos a la cita con las incertidumbres que se crean por la propia experiencia vivida, sobretodo al contemplar las contradicciones que para nosotros el propio proyecto aparenta presentar, como es el hecho de ser una iniciativa en la que participan el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Cultura entre otros organismos oficiales, o el hecho de ser “La Casa Encendida” de Caja Madrid, la institución que acogió la jornada de presentación el 13 y 14 de diciembre… pero, como aprendimos más tarde, “son brechas”… o espacios del “otro” a los que hay que ir para visibilizar nuestra lucha, grietas por las que colarnos desde las que actuar en las posiciones del NO A LA REFINERIA.

Cuando llegamos, nos dirigimos al patio central, un espacio compartimentado para acoger cada día a cinco de los diez proyectos artísticos que esta edición de “Campo Adentro” contempla, un programa de residencias en el medio rural por el que el artista llegó hasta nosotros. Allí estaba Isaías, montando su espacio, ordenando papeles, colocando fotografías, camisetas, carteles, folletos, banderas, pancartas, una pequeña proyección con montajes y hasta un buen pedazo de chapapote recogido recientemente en una de la playas del entorno de Doñana… un mojón negro de petróleo (de unos 10 ó 15 kilos) que después supimos era uno de los que salen en las costas de Doñana a causa de la rotura de la monoboya de Cepsa de 2009.

Frente al resto de creaciones artística, ésta parecía un tenderete, algo que los críticos artísticos más ortodoxos despreciarían como arte al no ser una obra de enmarcar o colocar en una rotonda. Pero esta obra, llamada reverberación, pretende plasmar los ecos, los sonidos, aquéllo que queda de nuestra historia antirefinera. Como dice el propio Isaías:

“mostrar los restos de la batalla… la reciente historia de Tierra de Barros que, algunos, desde el poder, se empeñan en no contar… materiales cuyo destino debe ser los archivos municipales de los pueblos que han luchado para que su tierra siga libre del monstruo refinero”.

Durante la mañana ayudamos a terminar de colocar los materiales. Mientras, no cesaba el devenir personas que se acercaban a contemplar todas las obras. Observé que quienes paraban en el espacio de reverberación, hacían un pequeño recorrido por nuestra historia y se llevaba una idea completa de la problemática acontecida en nuestro entorno (refinería, tubo de petróleo, imputados, abuso de poder, depredación empresarial, caciquismo, propaganda mediática, acción ciudadana…) algo nada fácil de realizar, debido a la cantidad de hechos y actuaciones acontecidas durante todo este tiempo.

Después de comer y disfrutar de un corto receso, aprovechamos para quedar con amigos y compañeros de la lucha antirefinera, nos dirigimos a nuestro espacio para recibir a los visitantes y atenderlos en todas las cuestiones que plantearan. Numerosas, variadas y enriquecedoras fueron las conversaciones que se generaron en ese tiempo programado, pues se compartieron experiencias e ideas.

La jornada se cerraba con una presentación de las obras y un debate, a modo de mesa redonda entre los organizadores del proyecto, varios catedráticos del mundo artístico, los creadores residentes, los colectivos de acogida y con la participación final del público asistente en general.

Fue rico y diverso el debate que allí se generó, pero sin duda, el ejemplo de la situación de Caja Madrid en Refinería Balboa y su doble juego con obras como La Casa Encendida, centró el devenir final de la conversación. “El arte desvirtúa la política” fue la frase que hizo condicionar el resto del encuentro. Visiones conceptuales artísticas se mezclaban con las experiencias vividas, generando un diálogo muy interesante que por desgracia se vio limitado por el tiempo disponible, aunque imaginamos que serán los organizadores quienes profundicen en lo allí tratado en esta primera jornada de presentación de Campo Adentro.

Un pequeño concierto acompañado de una copa de vino (nuestro ecológico de la cooperativa CAVE se sirvió junto a uno de Ribera del Duero y por lo que pudimos observar triunfaron en el paladar del público), fueron el broche final a las jornadas de Campo Adentro. Multitud de asistentes aprovecharon el ambiente distendido para felicitar a Isaías por plasmar la lucha de la Plataforma Ciudadana Refinería NO y a la vez que mostrar su apoyo a nuestro colectivo. El público se interesó por el estado actual del proyecto refinero, así como por la situación de los imputados.

Queremos agradecer a la organización de Campo Adentro su acogida en este proyecto, una iniciativa que consideramos vital para el análisis de la problemática del mundo rural desde un punto de vista artístico, y a Isaías por su entrega, trabajo y afecto para con todos nosotros.

 

reverberación (materiales del territorio V)

LEVIATÁN en EXTREMADURA II


¡qué diablos! no lo llaméis oleoducto tan siquiera,

no vaya alguien a creerse que eso de ‘óleo’

tiene algo que ver con el rico y santo aceite de los olivos,

sino ‘tubo de petróleo’

Agustín García Calvo

 

Quizá, la mayor arma de destrucción masiva que hoy tiene el poder sea la información que, como adormidera, nos suministra a través de sus medios de comunicación. Agustín García Calvo los llama de “desinformación”. Desde hace ya años, creo que la matización es del todo acertada, y además cuando se trata de megaproyectos esa arma tiene infinidad de ramificaciones.

Los materiales que siguen son dos lecciones del admirado profesor, herramientas que deben servir para ese necesario trabajo diario de desmontaje del lenguaje de quienes quieren poner la Refinería Balboa. Trabajos de vaciamiento que día a día debo ir metiendo en reverberación.

El primero es un extracto de un video que circula por internet sobre el discurso que Agustín García Calvo dio el 26 de mayo de 2011 en la Puerta del Sol; el segundo es un revelador texto sobre la palabra OLEODUCTO, texto que escribió para alentar a la gente que lucha en Tierra de Barros contra el monstruo refinero.

 

1.- EL LENGUAJE

 

2.- TUBO DE PETRÓLEO

Protestas domesticadas

Agustín García Calvo

 

Y así también vosotros, amigos de la Tierra de Barros, que la riqueza de vuestras tierras, vinos, industrias y artes que de ahí salgan es, desde luego, mucho más cierta que la que los consorcios petrolíferos os prometen por dejaros atravesar en línea recta, y que el agua preciosa de vuestros cultivos se dedique a refrescar los calentamientos de una refinería…

Son unos avisos para las gentes todavía vivas, cada vez más numerosas a pesar de todo, que sienten en sus carnes el destrozo y la paste de tierras y vida que produce este régimen al servicio del movimiento del dinero, pero que luego, por el afán mismo de que su protesta sea realista y de demostrar que están al tanto, se ven obligados a adoptar el lenguaje de los Medios y de la Ciencia que sirve al Régimen, con lo cual han conseguido ya que la propuesta quede asimilada a la corriente informativa dominante y pierda la viveza y furia del dolor y la indignación de que nacía.

Al que no le basta con sentir la miseria de la condena a la gasolina y a la autopista con que nos cargan, ahí mismo, en campos y ciudades, y tiene que acudir, para levantarse contra ella, al estudio de lo que el empleo de combustibles fósiles pueda influir, allá en los polos y el día de mañana, en el calentamiento de la atmósfera, ése se ha alejado de la indignación elemental y común que declara que el automóvil y su reata de consecuencias es un error y la gran plaga del siglo, y que no tienes que acudir a la Alta Información para darte cuenta de eso, porque está ahí ante tus narices y a la puerta de tu casa, y lo que eso pueda hacer con el cambio climático no es más que una floritura de lo que está haciendo ahí cerca y hoy mismo.

Lo mismo, si uno adopta inocentemente el Desarrollo Sostenible, ya con eso está abriendo entrada al enemigo (al gran dinero, enemigo de la gente), y está queriéndose olvidar de lo que eso que le queda de pueblo le dice en el corazón: que el Desarrollo tan sólo al Capital le hace falta para sostenerse y seguir con su obra funesta, y para la gente viva el Desarrollo, sin más apellido, es insoportable y distribuidor de muerte para los pueblos y las vidas.

Quien se entretiene discutiendo sobre un nuevo Plan de Educación de niños y muchachos y la noción de ‘ciudadanía’ remplazando a la ‘religión’, lo que está haciendo es colaborar (aunque sea sin darse cuenta, hombre) con la labor pedagógica y mortífera del Poder, ya que con ello distrae la atención y la ira de lo que cualquier ganapán o cualquier infeliz rapaz percibe: que en lo que ha de consistir el Nuevo Plan de Educación (llámese como quiera) es en conseguir que todos los educandos de la Superior a la Primaria tengan un ordenador personal para cada uno.

Y así también vosotros, amigos de la Tierra de Barros, más vale que no tiréis por el camino de defender vuestras tierras, los ricos vinos que estabais estos años haciendo nacer de ellas, vuestros pueblos y vuestras vidas o costumbres, con argumentos ecológicos y sensatos y ni siquiera económicos (que la riqueza de vuestras tierras, vinos, industrias y artes que de ahí salgan es, desde luego, mucho más cierta que la que los consorcios petrolíferos os prometen por dejaros atravesar en línea recta, y que el agua preciosa de vuestros cultivos se dedique a refrescar los calentamientos de una refinería), porque, si lo hacéis así, parecerá que estáis respetando la necesidad superior de ese oleoducto o de que haya oleoductos en el mundo: NO. En ésto no hay más defensa que el ataque: descubrir y declarar que eso del… (¡qué diablos! no lo llaméis oleoducto tan siquiera, no vaya alguien a creerse que eso de ‘óleo’ tiene algo que ver con el rico y santo aceite de los olivos, sino ‘tubo de petróleo’ o algo peor aún), que eso sólo es una necesidad para el Poder y la Empresa que ponga su fe en eso, pero que a las tierras, las gentes y las vidas no les hace falta para nada.

Negaros a creer en el Futuro que os quieren imponer como irremediable: lo demás, como se dice en el evangelio, se da por añadidura. (1)

 

Notas:

1.- Texto encontrado en: www.kaosenlared.net/noticia/extremadura-protestas-domesticadas

2.- Si quieres más textos de Agustín García Calvo puedes encontralos en:

http://www.editoriallucina.es/cms/agustin-garcia-calvo.html

reverberación (el círculo que se cierra I)

 

Mientras paseo por la playa en la que Alfonso Gallardo quiere instalar su monoboya para descargar el petróleo que necesita su proyectada Refinería Balboa, pienso en el libro El circulo que se cierra de Barry Commoner (1). Mucho antes de que se hablara de desarrollo sostenible, él fue uno de los primeros en cuestionar críticamente el desarrollo tecnológico de este siglo, también ha sido un sabio guia al conceptualizar la integración entre la ecología y los problemas ambientales generados por la industrialización sin medida de la segunda mitad del siglo XX. Algo que, a día de hoy, sigue siendo el mayor peligro que tenemos sobre nuestras cabezas.

Los aportes de este libro para comprender la problemática generada por el productivismo industrial son tan importantes como las herramientas conceptuales que nos da para comprendernos a nosotros mismos como especie. No deja de maravillarme la simpleza de las cuatro leyes desarrolladas por Commoner.

Mientras camino, no puedo dejar de pensar en las tres tortugas bobas que este verano encontré muertas en esta playa, tampoco se me va de la cabeza las dos ballenas, que también muertas, encontré el pasado año sobre la arena. Analizo la razón esgrimida por los redactores del proyecto de la Refinería Balboa cuando alegan que como ya son 100 los petroleros que acechan a Doñana… pues que más da si se suman otros 100 más a ese banquete de descarga. La rabia y el dolor se apoderan de mi paseo.

Todas esas imágenes se funden en mi cabeza mientras camino. A lo lejos, sobre la mar, los barcos petroleros siguen esperando su turno para ser enchufados a la monoboya de Cepsa. Se diría que el mar lo han tomado como suyo desde 1968.

Gracias a Commoner sé que en la naturaleza no existe el concepto de desecho, también sé que en los procesos industriales lo único que queda al final son desechos. La naturaleza es una compleja red que funciona a través de innumerables ciclos interrelacionados, nutriéndose unos a otros y estabilizándose entre ellos, haciendo que todo sirva para algo.

Los ciclos industriales son lineales, impositivos, no cumplen una función de interrelación con los ciclos naturales, sino que los perturban generando deterioro y contaminación. La legislación dice que se deben hacer evaluaciones de impacto ambiental para tratar de entender los efectos derivados de una nueva industria antes de iniciar un proyecto productivo. Pero con frecuencia, los intereses de unos pocos reduce los estudios de impacto ambiental a un mero formulismo de expertos que miran hacia otro lado, y de nuevo las cosas se hacen a base de parches por aquí y por allá.

Me pregunto ¿Cuánto es suficiente? ¿Cuánto?

Cuando llego a casa busco información sobre las tortugas bobas en Doñana y sobre los petroleros en Mazagón, de nuevo el cinismo de unos y la clarividencia de otros me baja a la realidad del mal que acecha esta costa de tortugas, ballenas y petroleros:

1.- Doñana registra este año la mayor mortandad de tortugas marinas de su historia, con 80 varamientos

Medio Ambiente apuesta por un plan de reintroducción de la tortuga boba en Doñana

Europa Press / 31.10.2010

http://http://www.20minutos.es/noticia/859533/0/

La costa de Doñana ha registrado este año 2010 la mayor mortandad de tortugas marinas desde que se tiene registro en el Espacio Natural, de modo que se han cuantificado 80 varamientos de tortugas en lo que va de año, según ha informado a Europa Press el director del Parque Nacional de Doñana, Juan Carlos Rubio […].

“Gran potencial” como área de cría

El director del Parque Nacional de Doñana ha destacado que la costa de Doñana es “muy interesante” para el control de estas especies marinas, ya que se encuentra “justo en la ruta de migración que une el Atlántico con el Mediterráneo”, por lo que ha apostado por llevar a cabo un plan de reintroducción de la tortuga boba en la zona que permita rebajar su nivel de amenaza […].

2.- El aumento del número de petroleros frente a las playas de Huelva incrementa exponencialmente el riesgo de nuevos vertidos

http://chocotoxico.blogspot.com/2009/08/el-aumento-del-numero-de-petroleros.html

He estado buscando las cuatro leyes de Barry Commoner completas en internet y no las he encontrado. Con la intención de que este documento sea una importante herramienta de análisis en este proyecto, he decidido colgarlas. En mi ánimo está desmontar ese falso mito de seguir a cualquier precio por la senda del “cuánto más mejor”.

3.- Nota de última hora:

El 13 y 14 de diciembre se presentaron los proyectos de Campo Adentro en la casa Encendida de Madrid, a reverberación le tocó el 14, ese mismo día también se reunió el Consejo de Participación de Doñana. El resultado de la esa reunión en Doñana es de gran importancia, por ello he decidido agregar la nota que ahora sigue para que esta entrada sea más completa.

El resumen de esa reunión es este: todos los miembros (salvo los representantes del Ministerio de Medio Ambiente) de ese Consejo de Participación de Doñana han resaltado el peligro que supondrá el oleoducto Balboa sobre Donaña. Los técnicos no se han pronunciado dado que de ellos depende la DIA y en estos momentos ese documento está en sus manos… pendiente del futuro político del Ministerio de Medio Ambiente Medio Rural y Marino.

Lo mejor es que el lector saque sus conclusiones:

El Consejo de Doñana también advierte de los riesgos del oleoducto de Balboa

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2011/12/15/actualidad/1323965920_882150.html

En la reunión que ha celebrado hoy este órgano de participación, todos los asistentes (salvo los representantes del Ministerio de Medio Ambiente) han respaldado una propuesta presentada por WWF en la que se apoyan explícitamente “los informes y alegaciones presentadas por la Consejería de Medio Ambiente” a este proyecto, que todavía está tramitando ante el ministerio su Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Los miembros del ministerio han preferido no pronunciarse sobre la propuesta de WWF al estar todavía el proyecto en fase de estudio en su departamento.

Los últimos escritos presentados por el departamento de José Juan Díaz Trillo, que ahora respalda también el Consejo de Participación, planteaban bastantes dudas sobre el peligro de este oleoducto por el aumento del tráfico de petroleros. Además, en un informe remitido en abril de este año al Ministerio de Medio Ambiente, la consejería andaluza sostenía que el proyecto no sopesaba bien los riesgos que tendrían unos hipotéticos vertidos para la naturaleza y para actividades económicas como el turismo o la pesca. Tras este informe, los promotores del proyecto acusaron a la Junta y el Gobierno de “falta de voluntad política” para permitir que saliera adelante.

El proyecto está encallado desde hace unos meses. Se empezó a tramitar hace seis años y se suponía que ya estaba en su recta final. Sin embargo, la necesaria Declaración de Impacto Ambiental que debe emitir el ministerio no termina de llegar. Lo previsible es que sea el nuevo Gobierno del PP el que tenga que decidir sobre el polémico proyecto. Sin embargo, los grupos ecologistas han urgido hoy a la todavía ministra Rosa Aguilar a que publique antes de marcharse la DIA.

No es la primera vez que el Consejo de Participación de Doñana se pronuncia sobre el oleoducto. En diciembre de 2008, los ecologistas intentaron también que se rechazara. En aquella ocasión, salió adelante una tibia declaración en la que se pedía que se respetasen los procedimientos legales en la tramitación de la DIA.

La propuesta de hoy no supone tampoco el rechazo explícito al proyecto, pero sí el apoyo a unos informes de la Junta que dudan de forma contundente de su viabilidad. “Es el último clavo para el ataúd para enterrar este proyecto”, ha señalado Juanjo Carmona, miembro de WWF. Lógicamente, los representantes de la Administración autónoma también han apoyado hoy en el consejo la propuesta de WWF. Sería “una contradicción no apoyar este punto”, ha señalado Díaz Trillo antes de la reunión.

 

El circulo que se cierra de Barry Commoner [1]

PRIMERA LEY DE LA ECOLOGÍA:

Todo está relacionado con todo lo demás

Algunas de las pruebas que conducen a esta generalización han sido ya examinadas. Revelan la existencia, en la ecoesfera, de la complicada red de interconexiones entre los diferentes organismos vivos, y entre las poblaciones, especies y organismos individuales, y sus medios fisicoquímicos.

El simple hecho de que un ecosistema se componga de muchas partes relacionadas entre sí, que actúan una sobre otra, tiene algunas consecuencias sorprendentes. Nuestra capacidad de describir el comportamiento de tales sistemas ha recibido considerable ayuda del desarrollo de otra ciencia aún más reciente que la Ecología: la Cibernética. Debemos su concepto básico, y su mismo nombre, a la ingeniosa mente del difunto Norbert Wiener.

La palabra <cibernética> se deriva de un vocablo griego que significa <timonel>; estudia ciclos de acontecimientos que dirigen, o gobiernan, el comportamiento de un sistema. El timonel forma parte de un sistema que también  incluye la brújula, el timón y el barco. Si el barco cambia de rumbo, este cambio se refleja en el movimiento de la aguja de la brújula. Este suceso, al ser observado e interpretado por el timonel, determina otro: el timonel maneja la rueda del gobernante, y el barco vuelve a su rumbo primitivo. Cuando sucede esto, la aguja de la brújula vuelve  a su posición  primitiva, de acuerdo con el rumbo trazado, y se completa el ciclo. Si el timonel hace girar excesivamente la rueda del timón, como reacción a una pequeña desviación de la aguja de la brújula, el excesivo cambio de dirección se manifiesta en la brújula, que indica al timonel que debe corregir su reacción con un movimiento contrario. De tal modo, la operación de este ciclo estabiliza el rumbo del barco.

De manera muy parecida, las relaciones cibernéticas estabilizadoras son integradas en un ciclo ecológico. Observemos, por ejemplo, el ciclo ecológico del agua natural: pez – residuo orgánico – bacterias – putrefacción – productos inorgánicos – algas – pez. Supongamos que, debido a un tiempo estival desacostumbradamente cálido, se produce un rápido crecimiento de las algas. Esto agota la reserva de sustancias nutritivas inorgánicas, de modo que dos sectores del ciclo, las algas y las sustancias nutritivas, se desequilibran, pero en sentidos opuestos. La operación del ciclo ecológico, como la del barco, tarda poco en restablecer el equilibrio. Pues el exceso de algas hace que los peces encuentren más alimentos; con lo cual se reduce la población de algas, aumenta la producción de residuos por parte de los peces y, en definitiva, eleva el nivel de sustancias nutritivas cuando se pudren aquellos residuos. De este modo, los niveles de las algas y de las sustancias alimenticias tienden a recobrar su posición equilibrada. En estos sistemas cibernéticos, el rumbo no se mantiene gracias a un rígido control, sino a la flexibilidad. Así, el barco no sigue una ruta rectilínea, sino que avanza con un movimiento ondulado que se desvía por igual a ambos lados del verdadero rumbo. La frecuencia de estas ondulaciones depende de las velocidades relativas de las diversas fases del ciclo, equivalentes al ritmo con que el barco responde al gobernalle.

Los sistemas ecológicos presentan ciclos similares, aunque éstos son frecuentemente oscurecidos por los efectos de las variaciones diarias o periódicas del tiempo atmosférico y de los agentes del medio ambiente. Los más conocidos ejemplos de estas oscilaciones ecológicas son las fluctuaciones periódicas de las poblaciones de animales apreciados por su piel. Así, los datos proporcionados por los cazadores del Canadá demuestran que las poblaciones de conejos y linces están sujetas a fluctuaciones decenales. Cuando abundan los conejos, los linces prosperan; la creciente población de causa estragos en la población de conejos, y la reduce;  al escasear éstos, faltan conejos para alimentar a los ahora numerosos linces, y al aumentar la mortalidad entre los linces, los conejos son menos perseguidos y aumentan en número. Y así sucesivamente. Estas oscilaciones se producen en la operación de un simple ciclo, en el cual la población de linces está positivamente relacionada con el número de conejos, y la población de conejos está negativamente relacionada con el número de linces.

En un sistema tan oscilante, siempre existe el peligro de que todo el sistema se derrumbe cuando la oscilación se aparta tanto del punto de equilibrio, que el sistema es incapaz de compensarla. Supongamos, por ejemplo, que, en una oscilación particular del ciclo conejo-lince, los linces se comen todos los conejos (o, lo que es igual para el caso, todos menos uno). Ahora, la población de conejos no podrá reproducirse. Como de costumbre, los linces empiezan a morir de hambre al ser consumidos los conejos; pero, esta vez, la disminución del número de linces no va seguida del aumento del número de conejos. Entonces, se extinguen los linces. Y todo el sistema conejo-lince se derrumba.

Esto es parecido al colapso ecológico que acompaña a la llamada “eutrofización”. Si el nivel de las sustancias nutritivas del agua se eleva tanto que estimula el rápido crecimiento de las algas, la densa población de éstas no puede mantenerse, debido a las intrínsecas limitaciones de la eficacia fotosintética. Al aumentar el grueso de la capa de algas del agua, la luz necesaria para la fotosíntesis que llega a las partes más bajas de aquella capa disminuye también con rapidez, de modo que las algas mueren también rápidamente, en gran variedad, dejando residuos orgánicos. Entonces, el nivel de la materia orgánica puede elevarse tanto que su putrefacción consuma el oxígeno contenido en el agua. Las bacterias de la putrefacción mueren a su vez, porque necesitan oxígeno para sobrevivir. Y todo el ciclo acuático se derrumba.

El comportamiento dinámico de un sistema cibernético- por ejemplo, la frecuencia de sus oscilaciones naturales, la velocidad con que responde a los cambios externos y su grado comparativo de operación total- depende de los grados relativos de sus fases constituyentes. En el sistema del barco, la aguja de la brújula oscila en fracciones de segundo; la reacción del timonel requiere unos cuantos segundos, y el barco responde en unos minutos. Estos tiempos diferentes de reacción actúan entre sí y producen, por ejemplo, la característica frecuencia de oscilación del barco alrededor de su verdadero rumbo.

En el ecosistema acuático, cada paso biológico tiene también un tiempo de reacción característico, que depende de los ritmos metabólico y de reproducción de los organismos afectados. El tiempo necesario para reproducir una nueva generación puede ser de varios meses para los peces; de unos días, para las algas, y de unas horas, para las bacterias de la putrefacción. El grado metabólico de estos organismos- es decir, la rapidez con que absorben las sustancias nutritivas, consumen oxígeno o producen residuos- está en relación inversa con su tamaño. Si el grado de metabolismo de un pez es 1, el de algas será de 100, y el de las bacterias, de 10.000.

Si todo el sistema cíclico ha de permanecer equilibrado, el ritmo total debe estar regido por la fase más lenta; en este caso, el crecimiento y el metabolismo del pez. Cualquier efecto externo que obligue a una parte del ciclo a operar más de prisa en relación con el ritmo total, producirá dificultades. Así, por ejemplo, el grado de producción de residuos por el pez determina el grado de putrefacción bacteriana y el de consumo de oxígeno debido a tal putrefacción. En una situación equilibrada, la cantidad de oxígeno producida por las algas y suministrada por el aire son suficientes para mantener a las bacterias de la putrefacción. Pero supongamos que el grado de residuos orgánicos que intervienen en el ciclo es aumentado artificialmente, haciendo, por ejemplo, desembocar una cloaca en la corriente de agua. Ahora, las bacterias de la putrefacción reciben una cantidad de desperdicios orgánicos muchos mayor que la acostumbrada; debido a su rápido metabolismo, pueden actuar velozmente sobre el exceso de suministro orgánico. Como resultado de ello, el consumo de oxígeno por las bacterias puede superar fácilmente la producción de oxígeno por las algas (así como el facilitado por el aire), de modo que el nivel de oxígeno baja hasta cero, y el sistema se derrumba. Vemos, pues que en un estado de equilibrio natural que sólo se mantiene mientras no se produzcan intromisiones externas en el sistema. Cuando un efecto de esta clase tiene su origen fuera del ciclo, no es dominado por las relaciones cíclicas que se rigen por sí mismas, y constituye una amenaza para la estabilidad de todo el sistema.

Los ecosistemas difieren considerablemente en sus libros característicos y, por consiguiente, varían muchísimo en la rapidez con que reaccionan a las situaciones cambiantes o con que se acercan al punto de derrumbamiento. Por ejemplo, los ecosistemas acuáticos giran mucho más de prisa que los ecosistemas del suelo. Así, una hectárea de suelo submarino costero, ricamente poblado, o una hectárea de viveros de peces, producen anualmente una cantidad de materia orgánica siete veces mayor que una hectárea de campos de alfalfa. El tardo giro del ciclo del suelo se debe al ritmo lento de una de sus muchas fases: el desprendimiento de sustancias nutritivas del depósito orgánico del suelo, que se produce con mucha mayor lentitud que en su equivalente de los sistemas acuáticos.

La cantidad de tensión que puede absorber un ecosistema antes de derrumbarse es también resultado de sus diversas interconexiones y de la velocidad relativa de sus reacciones. Cuanto más complejo es un ecosistema, mejor resiste la tensión. Por ejemplo, en el sistema conejo-lince, si los linces tuviesen una fuente alternativa de alimentos, podrían sobrevivir a la súbita extinción de los conejos. De este modo, las ramificaciones -que proporcionan caminos alternativos- aumentan la resistencia a la tensión de los ecosistemas. La mayor parte de éstos son tan complejos, que los ciclos no son simples caminos circulares, sino que se entrecruzan en ellos unos ramales que forman una red o tejido de interconexiones. Como las redes de pesca, en las que cada nudo está unido a otros por varios hilos, esta clase de tejido es más resistente que un simple círculo no ramificado que, si se corta por cualquier punto, se destruye en su totalidad. La contaminación del medio ambiente es frecuentemente señal de que se han cortado lazos ecológicos y de que se ha simplificado artificialmente el ecosistema, haciéndolo más vulnerable a la tensión y al derrumbamiento final.

Las características alimentarias de los ecosistemas originan procesos de ampliación y de intensificación de considerable magnitud. Por ejemplo, el hecho de que, en la cadena alimentaria, los organismos grandes se coman a los pequeños, y aquellos sean devorados por otros aún más grandes, da por inevitable resultado la concentración de ciertos componentes del medio en los cuerpos de los organismos más grandes, que se encuentran en el extremo de la cadena. Los organismos más pequeños tienen siempre ritmos metabólicos mucho más rápidos que los grandes, y por esto, la cantidad de su comida que se oxida es relativamente mayor que la cantidad incorporada al cuerpo del organismo. Como consecuencia de ello, el animal situado en el extremo de la cadena alimentaria depende del consumo de una masa inmensamente mayor de cuerpos de organismos que ocupan lugares más bajos de la escala. Por tanto, toda materia no metabolizada presente en los organismos inferiores de la cadena se concentrará en el cuerpo del que está situado en el extremo superior de ésta. Así, si la concentración de “DDT” (que no se metaboliza fácilmente) en el suelo es de 1 unidad, las lombrices que viven en el suelo alcanzarán una concentración de 10 a 40 unidades, y que el nivel de “DDT” se elevará a unas 200 unidades en las becadas, que comen las lombrices.

Todo esto es consecuencia de un hecho muy sencillo: en los ecosistemas, todo está relacionado con todo lo demás. El sistema es estabilizado por sus propiedades dinámicas autocompensadoras; estas mismas propiedades, si se acentúan demasiado, pueden conducir a un trágico derrumbamiento; la complejidad del tejido ecológico y su velocidad intrínseca de giro determinan hasta dónde puede llegar la tensión, y por cuánto tiempo, sin que aquél se destruya; la red ecológica es amplificadora, de modo que una pequeña perturbación en un lugar puede producir efectos muy grandes, remotos y retardados.

 

Notas:

1.- El circulo que se cierra. Barry Commoner. Ed. Plaza & Janes, Barcelona, 1978.

 


reverberación (materiales sobre el progreso y retroprogreso en Tierra de Barros XI)

 

LA SUBLEVACIÓN INMÓVIL

Ir del signo a la cosa significada es

profundizar en el mundo.

André Malraux

24 y 25 de octubre

El primer día del Juicio a los imputados me llevé toda la mañana sin hacer nada, aunque ese nada no es del todo correcto, sería mejor decir que se trataba “sólo” de acompañar. Y eso hice, pero como las horas eran muy largas, decidí ir a la biblioteca de Mérida para  sacar el libro que mi amigo Antonio Orihuela me había recomendado de Antonio Gamoneda, se trataba de Blues castellano. El libro, como tal, no estaba; por lo que me decidí por Esta luz, una antología que recoge su obra de 1947 a 2004. En este libro es donde me encontré este poema:

 

De la quietud, un pájaro,

a impulso de su canto,

pensativo se alza.

 

Y, de pronto,

ya no hay pájaro: lluvia,

cristal vivo, hacia arriba

crece.

Alguien tiende

su mano silenciosa,

 

alguien está diciendo

adiós, adiós sin palabras.

 

El poema es de Sublevación inmóvil, el primer libro que publicó Gamoneda en 1960, su apartado 3 está encabezado con la cita con la que abro esta entrada.

Por la tarde, mientras pasaban los primeros testigos, empecé a leer Sublevación inmóvil en un banco del pasillo de entrada a la sala 2 donde se celebraba el Juicio.

Al día siguiente volví a leer otra vez el mismo poema infinidad de veces,  esperando que alguien desde dentro de la Sala de Audiencia tendiese la mano silenciosa. No ocurrió nada.

26 de octubre

He montado el video 247 vs. 12 ó… la soledad con las imágenes que grabé ayer y antesdeayer. Mientras lo montaba veía esa “sublevación inmóvil” que el poeta vio en la España de los años 50.

En aquel pasillo estaba mucha de la gente que el 30 de septiembre de 2005 se sublevó con sus gritos. La denuncia por atentar contra la Autoridad fue a parar a los 11 imputados concretos, pero creo que de la misma forma podía haber ido contra cualquiera de esas personas que ahora se siguen sublevando en ese pasillo con silencio y respeto.

Este Juicio es contra todos ellos, los 247 son los 11 imputados. El video recoge lo que vi en la Audiencia Provincial de Mérida.

El Fiscal reduce la petición de pena de cárcel de tres a dos años y la acusación retira los cargos sobre la imputada Manuela García.

Cuando terminó el Juicio, la gente felicitó a los imputados, yo hice lo mismo. Me dirigi a Manuela García y me comentó que la jueza había dado la última palabra a los imputados por si querían añadir algo más. Ella dijo:

“para mí no es importante que haya una sentencia que me declare inocente porque sé que lo soy desde hace seis años, pero nadie podrá reponer la condena que he pasado durante este tiempo”.

reverberación (materiales sobre el progreso y retroprogreso en Tierra de Barros X)

 

LA LUCHA CONTINUA: SILENCIO Y RESPETO

La primera vez que fui a Villafranca de los Barros fue el martes 14 de junio de 2011, ese día se constituyó el nuevo Ayuntamiento salido de las últimas elecciones municipales del 22 de mayo de 2011. Aquel día, antes de subir al salón de Plenos, me reuní con los nuevos concejales que la agrupación de electores Ciudadanos de Villafranca había conseguido, recuerdo que mientras hablábamos, hice una pregunta sobre el futuro del proyecto de la Refinería Balboa ante la nueva situación política en Extremadura. Me pareció oportuno saber cómo veían ellos la batalla para que la DIA (Declaración de Impacto Ambiental que debe emitir el Ministerio de medio Ambiente y Medio Rural y Marino) fuese negativa.

La respuesta que me dieron fue: tú vas a asistir al final de este conflicto y lo vas a poder recoger para incorporarlo en reverberación.

Además me dijeron que tan importante como la batalla contra la Refinería Balboa era la lucha por la dignidad. Se estaban refiriendo a la batalla legal que mantienen por la dignidad de los once imputados por la presunta agresión que dice Ramón Ropero, como Alcalde Villafranca de los Barros, sufrió el 30 de septiembre de 2005 al salir del pleno municipal donde presentó el proyecto refinero del Grupo Alfonso Gallardo.

Cuando subí a la sala pude ver a la mayoría de esos imputados allí sentados. Mientras se celebraba el pleno, una pregunta rondaba en mi cabeza:

¿por qué esta gente es tan peligrosa para la Autoridad?

Para responderme a esta pregunta, en una reunión de la PCRN, propuse hablar con todos los imputados para explicarles mi proyecto, con la intención de que ellas y ellos fueran uno de los ejes sobre el que gire este archivo de memoria rural. Durante el mes de agosto entrevisté a los imputados en la plaza donde ocurrieron los supuestos hechos denunciados. Mi intención era saber qué ha supuesto esta denuncia en sus vidas.

Esta batalla legal tiene un importante capítulo los próximos 24 y 25 de octubre. Esos días se celebrará el juicio a los once imputados en la Audiencia Provincial de Mérida.

El viernes 14 de octubre se celebró una asamblea de la PCRN para acordar el apoyo a los imputados.

El resumen de esa asamblea es el siguiente:

Leonado Clemente, portavoz de la PCRN presentó el acto, basando la asamblea en dos puntos:

1.- Situación actual del proyecto, se analizó las últimas informaciones llegadas y otras difundidas.

Leonardo Clemente: “Después de tanto tiempo (7 años y medio), nosotros tenemos nuestros recursos para recabar información cuando las barreras son infranqueables y difícil de superar”… “sabemos que desde el MMARyM hay interés en solventar la DIA antes del final de la legislatura -20 de noviembre-”.

El proyecto de Refinería Balboa tiene muchas oposiciones entre ellas: “el informa técnico de la Junta de Andalucía de abril está teniendo un peso específico en Madrid”, “otro punto de muchísimo peso es el tema (vertidos petroquímicos hacia el río Guadiana) transfronterizo con Portugal”… “sigue habiendo deficiencias técnicas en el proyecto”… “también, que en 7 años  se está teniendo mucho en cuenta la Movilización Social”… “son cuatro puntos para que estemos satisfechos y orgullosos de que este proyecto, a falta de una resolución, de un tema administrativo o algo judicial… este proyecto nos lo hemos cargado. Desde toda la prudencia, tenemos elementos e indicadores de la nula viabilidad económica, técnica, medioambiental, judicial y social de la Refinería Balboa”.

2.- Imputados de la PCRN. Juicios el 24 y 25 de Octubre en la Audiencia Provincial de Mérida.

Leonardo Clemente trató este punto como mas importante, mucho mas que la refinería de petróleo y la lucha contra ella: “el acompañamiento de la PCRN con los 11 imputados, como lo hacemos desde el 2.005, va a ser total”… “los acompañaremos físicamente durante los días del juicio, el 24 y 25. Físico y en silencio, que predomine el silencio y el respeto. Silencio a las personas que vaya entrando o saliendo de la Audiencia. No tenemos porqué identificarnos en ya 7 años, con nuestras camisetas o pink, ni pancartas ni gritos que nos apetecerían cantar”… “esta vez será diferente”… “los acompañaremos con el RESPETO y SILENCIO”.

Hubo un turno de preguntas y debates. Sobre el desplazamiento a Mérida se acordó ir en autobuses, levantando el brazo mas de 50 asistentes. Saldrán a las 8:15 h. desde el parque de la Coronada de Villafranca de los Barros.

 

Más información en

http://www.plataformarefineriano.es/index.php?id=1007&PCRN=2b37fa565d60c64cac530716d0229479

http://www.gacetaindependiente.es/index.php?option=com_content&view=article&id=1148:la-pcrn-prepara-autobuses-para-apoyar-a-los-11-imputados-por-la-presunta-agresion-a-ramon-ropero&catid=1:villafranca-de-los-barros&Itemid=3

http://villafrancadelosbarros.blogspot.com/2011/10/refineria-no-cree-que-el-ministerio.html#comments

 

reverberación (materiales sobre el progreso y retroprogreso en Tierra de Barros IX)

 

UNA RUEDA DE PRENSA II

Ayer les decía que les contaría el desarrollo del acto convocado para hoy, aquí les dejo la rueda de prensa prácticamente entera:

Esta rueda de prensa la ha dado la Plataforma Ciudadana Refinería NO tras recibir la contestación del Ayuntamiento a la solicitud de una sala de exposición para mostrar reverberación.

También les dejo una de las dos cartas que, minutos antes de la rueda de prensa, he entregado en el registro del Ayuntamiento de Villafranca de los Barros, es una carta abierta dirigida al Sr.Alcalde:


Carta abierta a D. Ramón Ropero Mancera, Alcalde de Villafranca de los Barros

Sr. Alcalde me gustaría hablarle del interés General y de la Cultura:

“Quizás el primer acto de resistencia es no permitir que la memoria colectiva sea borrada”

Naomi Klein, La doctrina del shock

 

“Cuanto más alto es el grado de tolerancia a las manifestaciones artísticas provocativas, más fuerza demuestra el Estado, casi siguiendo la ley proclamada por Jünger según la cual, en un estado autoritario que quiera ser creíble, debe registrarse por lo menos un 2% de desacuerdo. La censura interviene únicamente cuando se supera cierto umbral crítico, cuando se corre el riesgo de llegar realmente a las vísceras del poder.”

Angela Vittese, La traducción requiere participación (MUNTADAS, On Translation)

 

Sobre el Interés General

reverberación (sobre el progreso y el retroprogreso en la Tierra de Barros de La Extremadura), es una propuesta artística encaminada a recoger el eco de las voces de mujeres y hombres que aquí han gritado NO A LA REFINERÍA, son gritos contra el caduco modelo de desarrollo basado en los combustibles fósiles. Sus posturas personales, altruistas y perseguidas, se adelantan a lo que deberían estar haciendo las Autoridades, a saber: cumplir con los protocolos internacionales sobre cambio climático.

La propuesta quiere promover, desde el arte y la cultura como lugar de reflexión y de  confrontación de ideas, la creación de un gran atlas ciudadano, un compendio de saberes colectivos que en un futuro pueda explicar esta lucha de hoy. Este es un trabajo de afirmación de la memoria colectiva, y entiendo que en esa medida va encaminada la exposición propuesta que he presentado para la Casa de la Cultura de Villafranca de los Barros, propuesta que desde el Ayuntamiento se ha rechazado.

La razón dada por este Ayuntamiento es:

Que el Ayuntamiento de Villafranca de los Barros tiene dispuesto el uso de las instalaciones culturales sólo para exposiciones de interés general seleccionadas en función de los criterios de programación marcados desde el Área de Cultura.

Creo necesario que, hoy más que nunca, sean los ciudadanos los que incidan directamente en su cultura, se trata de participar y no de imponer. Ellos son los actores principales en “eso” que el Ayuntamiento define como “interés general”. Sus aciertos y sus errores en las prácticas de su vida cotidiana es cultura. Uno de los objetivos de este proyecto es concienciar a los depositarios, y de paso al poder, que los materiales de la resistencia ciudadana deben formar parte del Archivo Municipal. Contra el olvido está la memoria… y nuestra memoria, la de todos, es nuestra cultura.

 

Sobre el Derecho a la Cultura

El Derecho a la Cultura esta recogido en el artículo 44 de la Constitución española:

(i) el derecho a la cultura, y

(ii) las obligaciones para los poderes públicos de  a) promover y tutelar el acceso a la cultura y b) promover la ciencia y la investigación.

Asimismo, los “derechos culturales” se conciben como parte indisociable de los derechos humanos, tomando como referencia la Declaración universal de derechos humanos (1948), el Pacto Internacional Relativo a los derechos económicos, sociales y culturales (1966) y la Declaración Universal de la UNESCO sobre diversidad.

 

Isaías Griñolo / Artista

28 septiembre 2011

 

P.D.: esta carta pertenece al proyecto Asuntos Internos. La Cultura como cortina de humo.