About Paco Arroyo

Paco Arroyo ( Castellón es un artista polifacético que se desenvuelve dentro de las artes escénicas, músico autodidacta, actor, luthier y compositor complementa su carrera artística con su labor como sonidista en cine y TV. Ha compuesto bandas sonoras para cortometrajes cinematográficos, televisión o videojuegos. También ha participado en diversas formaciones musicales como “Orbe Contrario” (2003) en la linea de la música latina o “Lüa” (2004-2006) un proyecto que se mueve entre el funk-metal, el hardcore, el rock progresivo y el reegae. Actualmente desarrolla “Bajito Humo” un proyecto radiofónico de más de tres años junto a sus compañeros donde exploran los límites entre arte sonoro y música experimental mediante la improvisación músical y la lírica cotidiana. Como cantautor y con el sobrenombre de “El Jipi del Arroyo” ha publicado “De Leds” una colección de canciones donde se explora el encuentro entre la música de autor y la electrónica. Una fusión de los ritmos break-beat, drum&bass o electro con el rock y la canción de autor sin caer en el contestarismo y dejando hueco en la lírica para crear espacios de sugestión en el oyente.

FONOTECA 2.0 leva anclas.

Tras el concierto del viernes poco tiempo me queda en Cal Gras. El miércoles tenemos el taller de iniciación a la construcción de minisintes  y esta tarde vendrán algunos componentes de la Colla de Grallers para realizar algunas tomas de los elementos electónicos.

La actuación del viernes “salió” que ya es mucho. Cuando uno intenta montar un espectáculo de estas caracteristicas, con tanta gente involucrada, con unos materiales sonoros tan nuevos y con un margen estrecho de tiempo para organizarla resulta complicado hasta hacerse una idea de cual va a ser el resultado. Además estaban los medios técnicos de por medio, lo que implica la presencia del señor Murphy (sí, el de la ley de la tostada) y aunque el montaje era muy sencillo surgieron varios problemas que nos retrasaron en el montaje. Por si esto fuera poco, un servidor pisó una regleta donde enchufamos las tomas de corriente, de esas con interruptor tan poco recomendables en escena, cortando la alimentación de mi tarjeta de audio, con lo que el sonido grabado de mesa se perdió. Lo vereis con el audio de cámara que pese a no tener la misma calidad, os podreis hacer una idea del resultado.

Al sonido me ayudo Campro de Autonoise quien estuvo procesando las fuentes sonoras a la vez que mezclaba el concierto, trajo una televisión modificada a modo de osciloscopio que estuvo haciendo saltar los plomos durante el montaje y tuvimos que poner una más pequeña, igual de alucinante.

He intentado introducir algun elemento escénico del tipo performance, danza o bastoners pero el verano, las vacaciones y los incendios forestales me lo han impedido. Conseguí la participación del Grup de Cantaires y la Colla de Grallers, estos últimos se presentaron en tropa, con mucha gente que no había venido ni a los ensayos y no hicieron gran caso a mis indicaciones, de igual modo agradezco su presencia.

Aquí os adjunto un testimonio gráfico de lo que fué el evento.

El Grup de Cantaires d’Avinyó.

Exte miércoles vino a Cal Gras el Grup de Cantaires d’Avinyó. Es un grupo bastante amplio que se me ha resistido, como es verano, están de descanso y no se juntan para ensayar o están de vacaciones.

Montserrat Pere Arnau, su directora y mi contacto no estaba segura de poder juntarlos, pero yo insisto:

– Aunque sean tres o cuatro, pero es que quiero grabar la tradición viva de Avinyò.

-Bien, haré lo que pueda.

Antes de que lo tuviera todo listo, comenzaban a llegar. Quim, mi anfitrión, estaba entusiasmado, me dijo que había visto caras que no conocía.

Se acomodan en la planta baja de Cal Gras y les cuento mi proyecto. Les muestro algunas obras y sonrien sorprendidos.

Seguidamente, pues no disponemos de mucho tiempo, calientan sus voces y me regalan tres piezas deliciosas que suenan a gloria. Se ha conjugado la acustica de Cal Gras junto a mis micros de condensador y sus voces afinadas para dejarme anonadado.

Son canciones que llevan mucho tiempo cantando como “El Marxant” (El Marchante) o “La Garrafa”, que ya conocía de Segimón pero la tercera, “La Nit de la Mort” (La Noche del Amor) me fascina. Confiesan que llevaban mucho tiempo sin cantarla. Se trata de una sardana antigua, y al oir sus voces al unísono viene a mi cabeza la idea de esta sociedad catalana, donde todos a una aman sus tradiciones.

Para terminar, experimento con ellos “La Garrafa 2.0 Beta” un tema 6×8 al que acompaño a ritmo de vals con el PT-10 modificado.

Como uno de los componentes toca el tamboril, programo mi Monotron como un kick house y se lo hago tocar.

Parece que les gusta, sonrien y amí también me gusta.

Después, mientras charlamos tomando un moscatel, escucho a una señora algo así como que no habían cantado bien, eso no lo puedo tolerar y le hago ponerse los cascos y escuchar.  Alucina. ¿Pero como no va  aalucinar si he alucinado hasta yo?

Al verla, todos los componentes quieren oir el resultado y allá van, les encanta. Y eso que el material está todavía virgen, sin tocar. Y así lo oís vosotros, pues solo he normalizado la pista, maximizando el volumen pero no hay ecualización o comperesión alguna. Tampoco he añadido reverb o efecto alguno, ni un mal denoise.

Os recomiendo utilizar unos altavoces buenos o auriculares de calidad.

 

//

//

//

Grabación y primer experimento con la Colla de Grallers.

La Gralla es un instrumento de viento, de doble lengüeta muy extendido en el folclore catalán. En Avinyó hay un grupo de jóvenes que ensayan las tonadas que luego tocarán en pasacalles, bailes de fuego o de bastones, acompañando a gigantes y cabezudos y en casi cualquier acto de calle popular. Me intereso por ellos ya que son parte viva de la tradición local.

La propuesta era tomar nota de su trabajo para posteriormente intervenirlo, grabar su repertorio como fonoteca 1.0 y tenerlo de referencia para su posterior actualización. Pero llevo un as en la manga, junto con el material de grabación, he metido en el coche una caja de frutas con objetos electrificados (sí, sí, como una guitarra eléctrica) para los percusionistas y el prototipo de gralla eléctronica, que pronto subiré, para los grallaires. Mientras repaso el repertorio con los intérpretes, los percusionistas descubren el invento. Pincha aquí.

El repertorio está en esta página web, por si lo quereis escuchar. Son las que pone “Colla de Grallers d’Avinyó”

Despues de la sesión experimentamos un rato, lo he subido a youtube.

 

Perdonad que sea tan escueto pero había escrito una entrada bonita y escueta pero al querer hacer una galería se ha perdido el texto y no puedo estar toda la tarde para escribir una entrada en el blog, lo siento. Debo seguir trabajando, ir a comprar y he quedado con un carpintero, Pere, para que me ayude. Seguiré contando lo que me ocurre por aquí muy pronto.

 

Conversaciones con Ramón Vilar

Ramon Vilar es un etnomusicólogo que ha coordinado el trabajo El Bages. Cançons, tonades i balls populars junto a los musicólogos Gloria Ballús y Lluís Bosch. Este video-disco-libro pertenece a la Fonoteca de la Música Tradicional Catalana, serie 1ª que recoge documentos testimoniales e investigación directa. Volumen 4º dependiente de el Departament de Cultura de la Generalitat Catalana.

El conjunto recoge más de treinta años de investigación de campo, incluye dos CD y un DVD con imágenes de bailes tradicionales de la zona. Se realizaron 147 entrevistas y se recogieron 2.411 fonogramas de los cuales 64 están presentes en los CD.

Se trata de un tesoro en mis manos, un reflejo de un tiempo que ya no existe, de una tradición que se perdió. La mayoría de estos testimonios ya no viven y el recuerdo de estas canciones habría desaparecido a no ser por estudios como este.

Han seguido un criterio funcional-ideológico en su clasificación, lo que otorga a la música una cualidad de herramienta, de objeto. Para mí, este hecho se confronta con la banalización actual de la música por el exceso de accesibilidad del que disponemos, antaño las canciones se coleccionaban en la memoria y se compartían cara a cara.

Los usos de la música que se citan son varios: comunicación, trabajo, rituales familiares o del ciclo del año, cantos institucionales, la mayoría religiosos y canciones de diversión.

Me intereso por las canciones agricolas, de labranza o que al menos su temática esté relacionada con la tierra y su trabajo. Ramón niega con la cabeza, de todas las entrevistas realizadas solamente encontraron tres canciones de labor como Valga’m Deu, que habla del calor que hace aún a la sombra, de temática relacionada con la agricultura aunque levemente.

Me habla de que se ha perdido la identidad musical debido a que en la actualidad se utilizan los modos mayor y menor, debido en parte a los medios de comunicación de masas. Me habla del intervalo sol-fa-mi como el más sencillo, que se repite constantemente en canciones infantiles, de juego.Me intereso por los instrumentos y coincide con Segimón, la diversidad instrumental de antaño era más rica, incluso la gralla se acompañaba de flaviol, acordeón y violín y se usaba para acompañar a los castellers.

De nuevo aparece Victorino Zapatero, el maestro que dinamizó musicalmente la comarca del Bages durante la postguerra.

Yo reflexiono sobre la tradición, aquello que tenía como inmutable, característico históricamente de una zona determinada se convierte en algo mutable, que se crea y se olvida, que se importa y se repite. Me pregunto si debería basarme en ta tradición nueva, la viva, aquella que practican las collas de grallers, grupos de folk y coros o más bien debería de recuperar, tratar de popularizar las tonadas antiguas…

//

//

Entrevista con Segimón Corominas, memoria viva en el Bages

Segimon Corominas es un bandurrista nonagenario nacido en Avinyó. Discipulo de Vitorino Zapatero, un profesor humanista que revolucionó el pueblo alentando la formación de diferentes agrupaciones musicales en la zona, de las cuales participó Segimón.

 

Conseguir este encuentro ha costado mucho, primero debido a las lesiones que el pobre Segimón se ha producido debido al afán de trabajo en el campo, lo vemos vendado puesto que se ha levantado la piel del dorso de la mano y esas heridas cuestan de cerrar a su edad. Posteriormente se lesionó la pierna y a continuación tuvo que acompañar a su señora al hospital debido a constantes migrañas, finalmente, se acerca un día a Cal Gras pero yo estaba en Manresa en busca de componentes electrónicos para mi proyecto, con lo que nos encontramos, por fin, al día siguiente. Me espera sentado en un banco del parque debajo de su casa.

Me invita a subir y pasamos a su despacho. Me habían avisado que tuviera paciencia y que tendría suerte si interpretaba alguna pieza a la bandurria. Comienza a sacar libretas de papel pautado, pero no veo notas en sus anotaciones, más bien son números. Me explica que cada línea representa una cuerda y el número es el traste donde se debe pulsar, genial, como los tabulados que usamos para intercambiar las canciones por internet. Su profesor había añadido las colas que identifican la duración de las notas, con lo que no se hace imprescindible conocer la canción con antelación, como sucede con el tabulado convencional.

Le explico mi proyecto y comenzamos a intercambiar ideas acerca de música y tradición.

Se arma con su bandurria y comienza a interpretar las canciones que ha coleccionado a lo largo de su vida en forma de este cifrado característico. Comienza por “La Garrafa” la cantaban cuando iban de excursión, siempre la cantaban en en autobús. Él la recuperó del libro de Ramón Vilar al recordar que la cantaban asíduamente. Tiene una letra muy divertida y bastante inocente:

 

“Som uns quants joves que tenim la conciencia ben neta.

Tots bebem vi i també fem alguna brometa.

Qué hi voleu fer?

Tots iguals no podem ser.

Ai! Pobre de la garrafa, si et podem arreplegar

quina pallissa li solem dar

si als nostres braços ve a parar.

 

Jo conec una garrafa

d’un “tamaño” colosal.

Ben rodoneta i ben feta

amb una gracia especial

En el fondo hi ha un lletrero

amb unes grans inicials

que diuen: Visca la Garrafa

i els socis catalans.

 

I el que vulgui venir

l’hi ia d’agradar el vi.

I el que vulgui entrar

a de ser català.

 

Tots cantem, tots bebem

per distreure nostres penes

i per que diguin les nenes

de la garrafa en volem”

 

Son canciones de fuerte componente lúdico, se cantaban por simple diversión con el grupo de amigos, como “El Marxant” que habla sobre un vendedor ambulante de ropa interior. Desglosa su catalogo a la vez que se regocija en su buen ojo para sacar las tallas de medias y sostenes así como anuncia la venta de fajas para las muchachas mal hechas. También interpreta el “Vals del Gitano” una tonada que suena popular por su gran sencillez, una entrada que se repite y unas variaciones en el texto. Me avisa que esta canción hoy en día no se podría interpretar, que el le cambia la palabra “gitano” por “gandul” o “gamberro” consciente de poder suscitar controversias raciales, lo que nos muestra su calidad humana.

Podeis escuchar las muestras sonoras en este link.

//

//

Noche de San Juan en Artés.

El sábado 24 de junio pude asistir a una de las tradiciones paganas que han transcendido hasta la actualidad, la ceremonia que celebra el solsticio de verano. Consiste en unas personas que, protegidas con capas o trajes de lona, representan diablos ataviados con tridentes, mazos o escobas en cuyas puntas arman bengalas. Recorren las callejuelas del pueblo formando una comitiva acompañada de las bestias con forma de dragón que expulsa fuego de sus narices. Estos dragones son manejados por cinco personas, cuatro de ellas cargan en sus hombros con la bestia mientras la quinta se encarga de dar movilidad a su cabeza. El recorrido a través de escalinatas y calles estrechas, con la exclusiva iluminación de las bengalas que recortan los haces de luz entre las cabezas de quienes me preceden, subrayado por el atronador sonido de grallas y percusión consiguen modificar la realidad que me rodea, imprimiéndole un carácter mágico, antiguo.

Lo más sorprendente es un “ball de bastons” o baile de bastones, danza de marcadas connotaciones guerreras. Una serie de demonios ejecutan los pasos a la vez que percuten sus bastones con su pareja debajo de una cascada de chispas que salen de los cohetes que llevan sujetos a sus cabezas a modo de cornamenta. Estas bengalas explotan cuando se consume su carga, sorprendiendo a propios y extraños y añadiendo la excitación de cuando explotará la próxima. La danza continúa hasta que la última bengala estalla. Puedes ver un video en este enlace.

 

Ante la peculiaridad de esta tradición me decido a realizar un acercamiento a lo que será mi trabajo. Comienzo realizando una versión de una de las partes que componen la tonada que bailan los diablos bajo el fuego, una tradicional canción de Cataluña conocida como “La Pastoreta” (La Pastorcilla).

Cal Gras dispone de una serie de salas de trabajo, entre ellas la bodega. Situada debajo del nivel del suelo y con irregulares paredes de piedra, provee de una particular acústica reverberante. Un rebote de sonido relativamente corto y bastante brillante (definimos un sonido como brillante cuando este está formado por componentes agudos) esto se debe a que las ondas más graves, las de mayor longitud de onda, quedan atrapadas entre los resquicios y rincones de la pared y no rebotan, mientras que la longitud de onda de las vibraciones más agudas sí que es capaz de rebotar en las superficies que la piedra ofrece. Me decido a comprobar empíricamente qé tiene que ofrecerme esta sala tan particular. Me armo con los instrumentos acústicos que he traído, simplemente una flauta travesera y un laúd, para marcar el ritmo utilizo mi propio cuerpo, palmas y golpes en el pecho que se estiran en el tiempo gracias a la reverberación de la bodega. Utilizo la técnica del overdubbing para registrar mi experimento. Esta técnica es la que se utiliza en pequeños estudios para grabar música moderna. Consiste en ir añadiendo los instrumentos uno a uno, registrándolos separadamente en el tiempo para ser mezclados en una pista estéreo obteniendo el resultado que puedes escuchar si haces click en la palabra aquí.

La bodega o “celler” como lo llaman aquí, espacio de trabajo y herramientas, laúd, travesera, computador, tarjeta de sonido, mesa de mezclas, cableado, micrófonía y soporte para el micrófono.

2012-06-24 19.22.00

Al día siguiente comienzo con la versión 2.0. Cargado con mi Casio PT-10 modificado, el Gakken SX-150, el Stylophone y el Korg Monotron. Me adentro en las entrañas de la tierra para dar un punto de vista diferente a la música tradicional. Comienzo con un ritmo de cuatro por cuatro que añade algo de armonía gracias a un hack rítmico que descubrí en el PT-10, trocea la nota pulsada en su tecla al ritmo que marca el Casio, buen principio. A continuación y con el sonido más grave del Stylophone, marco una línea de bajos que será el bajo de la canción y grabo la melodía, seleccionando el sonido más agudo y una segunda voz una quinta por abajo con el sonido medio.

Bien, la cosa coge sentido pero el problema del PT-10 es que no ofrece ningún tipo de graves en su acompañamiento, suelo bromear diciendo que los ingenieros de Casio, frente a la mala calidad del altavoz que incorpora el PT-10, decidieron no incorporar bombo o bajos en este equipo al pensar que el altavoz no podría reproducirlos. Añado una serie de kicks o pegadas de bombo con el Monotron y otro bajo con el SX-150, con poco ataque y algo de release en el filtro pasa bajos. Escúchala pulsando aquí.

Y aquí, los instrumentos.

2012-06-27 20.00.06

Laboratorio Sonoro en el KONVENTPUNTZERO

 

KONVENTPUNTZERO es una muestra de arte efimero que se ubica en la colonia industrial en desuso de Cal Rosal, entre las localidades de Olvan, Berga y Avià.

En el edificio conocido como “el Konvent”, que sirvió de residencia tanto a monjas como a las chicas solteras que iban a trabajar a la empresa textil, acoge una serie de pinturas, esculturas, instalaciones y video-arte que se relacionan tanto con el espacio que ocupan como con los objetos que han sido olvidados hace tiempo en él. Pequeñas agupaciones de iconografía religiosa nos sorprenden a modo de pequeña instalación efímera aprovechando los recursos del entorno para dialogar con el espectador.

Durante la tarde del domingo tuve la suerte de participar en el laboratorio sonoro junto a Campro de AUTONOISE. Uniendo el POLKADOR beta, el Mute Synth y el CAsio PT-10 a su teclado secuenciado y su brutal matriz de mezcla y procesado de señal conseguimos estos pasajes a veces etéreos a veces rítmicos del que este video es una muestra.

He añadido una muestra de las obras expuestas en KONVENTPUNTZERO para contextualizar la obra.

Edito: añado el video 03 de esta serie pronto el  02

//

//

Ja soc a Avinyó.

 

Ya estoy en Avinyò. Mi estancia en Cal Gras resulta gratamente prometedora. Situada en la población de Avinyò, en la comarca del Bages, en el centro de Cataluña.

Panoràmica d'Avinyó

Al día siguiente de mi llegada, Quim, que regenta junto a Eva mi lugar de residencia, me llevó a visitar el AcVic, quienes junto a Cal Gras me acompañan en esta aventura. Se trata de un centro de artes contemporaneas donde han realizado alguna experiencia en el circuit bending, o sea, que esto de la música electrónica hecha a mano no les coge de nuevas. Ramon Parramos me ofrece realizar un taller relacionado con mis trabajos y he estado ultimando el diseño de uno de mis mini-sintetizadores preferidos, yo lo llamo “POLKADOR” porque su función es acompañar una melodía. Mediante tres osciladores que se modulan entre sí consigo dos notas seleccionables mediante dos potenciometros y la velocidad de cambio de estas notas la elijo con un tercer potenciometro. Para añadirle un extra didáctico he añadido en este “POLKADOR” para AcVic un filtro pasa-bajos. Lo tengo en protoboard y como bien es sabido que más vale un video que mil palabras, si quieres oirlo pincha aquí.

También he recibido la visita de Jordi “Llaunes” percusionista de la Colla de Gralles. La gralla parece ser el único instrumento que sobrevive de la tradición. Estoy pensando en generar unas grallas electrónicas y una caja de ritmos para el proyecto.

Dentro de Avinyó, resultan de interes diversas asociaciones o grupos que puedo relacionar con la FONOTECA 2.0. como son els Amics de la Música quienes organizan para el mes de julio una serie de talleres muy interesantes, que van por su décima edición. Además de la Colla de Grallers también figuran Gent Gran, la gente sabia del pueblo, y un coro, el Grup de Cantaires.

Con toda esta organización que ya existe en el entorno me planteo el profundizar en el tema agrario. Investigar las canciones de labranza, del trigo por ejemplo que se cultiva en la región. También las canciones de tema agropecuario cuyas letras estén relacionadas con la agricultura o la ganadería.