Alzado

 

Las escasas lluvias de septiembre permiten las primeras labores de alzado. Arañando o penetrando la superficie, optamos por el milagroso, arado de cohecho que profundiza de 10 a 15 cm. El resto de parcelas, con sólo el contacto del viento, reposan y descansan hasta su siembra directa, barbecho o cualquier otra técnica que precise su cuidado.

 

This entry was posted in residencias 2012 and tagged , , by Carmen Cañibano. Bookmark the permalink.

About Carmen Cañibano

Mª del Carmen Cañibano (Zamora, 1974) es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca. Ha realizado estudios de doctorado en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Madrid así como estudios de máster en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente trabaja como profesora de Dibujo Técnico en centros de enseñanza no reglada (Madrid). Es colaboradora del colectivo artístico surrey-a.