reverberación (el circulo que se cierra IV)

 

EL CÍRCULO ESTÁ CASI CERRADO: HOY ES UN DIA GRANDE

 

Jueves, 29 de marzo de 2012

Los helicópteros de la Policia Nacional sobrevuelan la ciudad desde la doce de la noche, tengo la sensación de encontrarme en una zona de guerra en mi propia calle. Ahora, son las doce de la mañana, desde mi balcón veo pasar a la gente con banderas y pancartas, se encaminan a la convocatoria de la Huelga General de hoy. Miro al cielo para comprobar como, desde la noche pasada, el número de vuelos de los helicópteros ha ido en aumento… parece que el Gobierno trata este asunto como una batalla por el control del aire. Ante esto, y para que nos vean bien, lo único que podemos hacer es llenar las calles… con alegría y gritando NO.

Por lo que pueda pasar, como medicina en los bolsillos llevo un poema de Jorge Riechmann, este:

 

LA BELLEZA DE LA HUELGA GENERAL

Con independencia de todos los valores ético-políticos que pueda tener una huelga en una situación determinada, en ella hay algo valioso en cuanto tal, más allá de las circunstancias concretas que la enmarcan: su carácter de interrupción del curso maquinal de las cosas.

Es un corte potencialmente capaz de romper el desastre hacia el que se encamina el mundo. En el universo del tardocapitalismo, lo maquinal es el principio de muerte, y tenemos que saludar la discontinuidad como una afirmación de vida.

Frente a la dictadura del “tiempo real”, la demora.

Frente a la brutal coacción de lo inmediato, la articulada delicadeza de las mediaciones.

Frente al abaratamiento de la palabra (condicionado por las mejoras técnicas en el campo de las telecomunicaciones), el valor de la reticencia y el silencio.

Frente a la falsa autoridad de la imagen, la dignidad del hueco.

Frente a la tiranía del trabajo muerto, frente a la demagogia de la normalidad, la restallante belleza de la huelga general.

 

Había quedado con Joaquín en La Campana, desde allí veríamos el ambiente y caminaríamos hasta Plaza Nueva para sumarnos a Mujeres de Negro. Nuestra columna es la de las otras gentes, esa amalgama multicolor que desde hace siglos viende pidiendo la UTOPIA… la queremos ¡YA!. Con ellas y ellos camino durante dos horas y media por la avenida de la Constitución.

Cuando llegamos al punto final de la marcha son las 14,35, en ese momento recibo un mensaje de Perule, este:

LA PCRN INFORMA:

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente informa que la DIA de Refinería Balboa (Gallardo-Psoil) es NEGATIVA.

Cuando llego a casa son casi las 12 de la noche, mientras reviso el correo electrónico, hay uno que me llama la atención, este:

> Buenas tardes Isaias, Felicidadessssssssssss!!!!!!!! ya sabrás que la
> D.I.A salió negativa
> tendremos que celebrarlo, hoy es un D.I.A. grande jejejeeje
> Saludos antirefinerosssssssssssssssssssss

Quien me manda este correo es Manoli García, una de las 11 personas imputadas por gritar REFINERIA NO… hoy son los 11 ABSUELTOS, los 11 INOCENTES.

Mientras veo por encima la noticia en la web, me llama la atención esta fotografía que cojo de “El Periódico de Extremadura” :

Banderas colocadas en 2010 por la Plataforma ‘Refinería No’ en la Sierra de San Jorge, cerca de Los Santos de Maimona, enclave donde se ha proyectado la industria.

Manoli, buenas noches,
hoy ha sido un dia de mucha felicidad, primero la compartí con muchos amigas y amigos en la manifestación contra la reforma laboral (ahora estoy en Sevilla), y cuando estaba terminando -a las 14,35- recibí un mensaje de Perule que me hace ser todavía más feliz: DIA NEGATIVA.

Enseguida lo llamé y hablamos un rato…

El caso es que es un triunfo de una importancia muy grande a escala nacional, creo que a medida que pase el tiempo vuestro trabajo será un referente para toda aquella gente que vea amenazada su tierra… creo que el resultado de vuestro trabajo se debe principalmente a la calidad humana de toda la gente que he conocido en Villafranca (también de la que no he tenido el placer de conocer y que os ha apoyado)… todos sois una PIÑA.

El triunfo es de toda esa PIÑA… pero en ese tod@s, los 11 sois -sin lugar a dudas- los que os tocó la parte más dura… vosotr@s sois la bandera que ha mantenido vivo ese sentimiento de amor a la Tierra que finalmente ha vencido.

F E L I C I D A D E S

un abrazo a tod@s
salud y saludos

isaías

P.D.: en cuanto pueda estaré con vosotr@s

 

Son las 12 de la noche, el día está a punto de terminar y lo último que hago es ver la página de PCRN… otra alegría más: han cambiado el logo que durante años ha sido el emblema de este movimiento. Por fin, el niño sentado en el campo se ha desprendido de la máscara que llevaba y tiene cara de felicidad, con su alegría parece decirnos que el Leviathán refinero que lo amenazaba ya no vivirá en la Sierra de San Jorge.

El negro petróleo ha desaparecido del logo:

Viernes, 30 de marzo de 2012

Publico esta entrada a las doce de la mañana, mientras un helicóptero sigue dando vuetas por el aire… el Presidente del Gobierno acaba de anunciar las medidas para satisfacer a los Leviathanes del dios Mercado. HOY EMPIEZA TODO.

 

El circulo que se cierra, de Barry Commoner [1]

CUARTA LEY DE LA ECOLOGÍA:

 

No existe la comida de balde

Dentro del campo de mi experiencia, esta idea ha iluminado de tal modo los problemas del medio ambiente, que la he tomado prestada a su fuente original: la Economía. Esta “ley” se deriva de un cuento que suelen referir los economistas acerca de un potencial del petróleo que comprendió que la administración de su nueva riqueza requería la orientación de la ciencia económica. Por consiguiente, ordenó a sus consejeros, bajo pena de muerte, que escribieran una serie de volúmenes comprensivos de cuanto se sabía sobre Economía. Cuando llegaron los libros, el potentado se asustó y dictó otra orden: había que compendiar todos los conocimientos económicos en un solo volumen. El cuento se alarga en este sentido, como ocurre con todos los de su clase, hasta que el potentado dice a los consejeros que, si quieren sobrevivir, tienen que reducir la totalidad de la ciencia económica a una sola frase. Éste es el origen de la ley de “la comida de balde”.

En Ecología, como en Economía, esta ley nos advierte que no hay ganancia que no cueste algo. En cierto modo, esta ley ecológica encarna las otra tres. Como el ecosistema mundial es un todo conexo en el que nada puede ganarse o perderse, y que no es susceptible de un mejoramiento total, cualquier cosa extraída de él por medio del esfuerzo humano debe ser remplazada. El pago de este precio es inevitable; sólo puede aplazarse. La crisis actual del medio ambiente es una advertencia de que hemos aplazado el pago demasiado tiempo.

Las páginas precedentes tienden a dar una visión del tejido de la vida en el mundo. Me he esforzado en ofrecer esta visión partiendo de hechos observables y estableciendo, a través de relaciones lógicas, una serie de comprensivas generalizaciones. En otras palabras: he realizado un esfuerzo científico.

Sin embargo, es difícil ignorar la enojosa circunstancia de que las generaciones definitivas que se desprenden de todo ello -las cuatro leyes de la Ecología- son ideas que fueron ya sostenidas con anterioridad por muchas personas carentes de métodos científicos y de competencia profesional. La compleja red que aprisiona a la vida, y el sitio que en ella ocupa el hombre, aparecen clara y maravillosamente descritos en los poemas de Walt Whitman. Buena parte del juego entre los elementos físicos del medio ambiente y las criaturas que se mueven en él puede encontrarse en Moby Dick. Mark Twain es no sólo maravillosa fuente de sabiduría sobre la naturaleza del ambiente de los Estados Unidos desde el Mississippi hacia el Oeste, sino también agudo crítico de la vanidad de la ciencia que pierde contacto con las realidades de la vida. Como nos advierte el crítico Leo Marx “cualquiera que conozca bien las obras de los escritores clásicos americanos (estoy pensando en hombres como Cooper, Emerson, Thoreau, Melville, Whitman y Mark Twain ) se interesará probablemente en lo que hoy solemos llamar Ecología”.

Desgraciadamente, esta herencia literaria no ha bastado para salvarnos del desastre ecológico. A fin de cuentas, todos los técnicos, industriales o funcionarios americanos, que han tolerado o participado en el ataque contra el medio ambiente, han leído al menos algo de Cooper, Emerson, Thoreau, Melville, Whitman y Mark Twain. Muchos de ellos son excursionistas, amantes de los pájaros o ávidos pescadores, y en consecuencia, conocedores, hasta cierto punto, de los procesos naturales que la ciencia ecológica trata de dilucidar. Sin embargo, la crisis del medio ambiente cogió desprevenidos a la mayoría de ellos, porque, por lo visto, no llegaron a comprender que los bosques de Thoreau, los ríos de Mark Twain y los mares de Melville estaban siendo atacados.

El creciente miasma de la contaminación nos ha ayudado a comprenderlo. Pues, según dice Leo Marx, “la crisis actual del medio ambiente ha proporcionado una base literal, real y, con frecuencia, mensurable, a esta idea poética (a saber, la necesidad de la armonía humana con la Naturaleza)”. Esto es, quizá lo que da mayor valor a la empresa de demostrar que las simples generalizaciones que han surgido ya del contacto perceptivo humano con el mundo natural tienen una base eficiente en los hechos y principio de una ciencia: la Ecología. Y así, estas ideas, al enlazarse con la Ciencia, se convierten en instrumentos para reparar los daños causados a la Naturaleza por la crisis del medio ambiente.

En los bosques que rodean Walden Pond, o en la cuenca del Mississippi, la mayor parte de la información necesaria para comprender el mundo natural puede conseguirse por medio de la experiencia personal. En el mundo de las bombas nucleares, de la niebla saturada de humo y del agua contaminada, la comprensión del medio ambiente requiere la ayuda del científico.

 

Notas:

[1] Barry Commoner, El circulo que se cierra, Ed. Plaza & Janes, Barcelona 1978.

This entry was posted in residencias 2011 by Isaías Griñolo. Bookmark the permalink.

About Isaías Griñolo

Isaías Griñolo, (Bonares, Huelva, 1963), suele trabajar en proyectos de largo recorrido, ligando el arte a la realidad social en contextos concretos. Actualmente está desarrollando tres proyectos. El primero Asuntos Internos, donde estudia las políticas culturales y sus implicaciones sociales. Desmemoria, una relación de 14 documentos sobre un lugar de olvido: La plaza de toros de Badajoz, que indaga en la difusa relación existente entre arquitectura y memoria; y por último Escombros, un compendio de imágenes, relatos y discursos sobre las prácticas ecologistas en Andalucía y las relaciones entre el Capital y el Territorio, un cuerpo de trabajo que busca dinamizar las relaciones entre ecología política y arte. A este último proyecto pertenece Las fatigas de la muerte (La lógica cultural del capitalismo químico), en cuyo marco se inscribe los trabajos que realiza en la actualidad. Recientemente ha coordinado uno de los talleres del ciclo Capital y territorio ¿La construcción de un sueño?, un proyecto de UNIA arteypensamiento, donde además de los planteamientos teóricos se propuso explorar en prácticas artísticas un discurso crítico sobre los procesos urbanísticos. Ultimamente ha participado en la exposición Principio Potosi (Museo Reina Sofía), con la obra Mercado Energético Puro, un trabajo en el que a través de documentación, fotografías, mapas, y abundante material audiovisual, analiza las problemáticas derivadas de los límites del crecimiento en Huelva, centrando la mirada en la industrias química de los fertilizantes y en la expansión incontrolada de la agroindustria de la fresa en el entorno de Doñana. Es miembro de la PRPC (Plataforma de Reflexión de Políticas Culturales), colectivo que lucha contra la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla.