reverberación (materiales sobre el progreso y retroprogreso en Tierra de Barros XI)

 

LA SUBLEVACIÓN INMÓVIL

Ir del signo a la cosa significada es

profundizar en el mundo.

André Malraux

24 y 25 de octubre

El primer día del Juicio a los imputados me llevé toda la mañana sin hacer nada, aunque ese nada no es del todo correcto, sería mejor decir que se trataba “sólo” de acompañar. Y eso hice, pero como las horas eran muy largas, decidí ir a la biblioteca de Mérida para  sacar el libro que mi amigo Antonio Orihuela me había recomendado de Antonio Gamoneda, se trataba de Blues castellano. El libro, como tal, no estaba; por lo que me decidí por Esta luz, una antología que recoge su obra de 1947 a 2004. En este libro es donde me encontré este poema:

 

De la quietud, un pájaro,

a impulso de su canto,

pensativo se alza.

 

Y, de pronto,

ya no hay pájaro: lluvia,

cristal vivo, hacia arriba

crece.

Alguien tiende

su mano silenciosa,

 

alguien está diciendo

adiós, adiós sin palabras.

 

El poema es de Sublevación inmóvil, el primer libro que publicó Gamoneda en 1960, su apartado 3 está encabezado con la cita con la que abro esta entrada.

Por la tarde, mientras pasaban los primeros testigos, empecé a leer Sublevación inmóvil en un banco del pasillo de entrada a la sala 2 donde se celebraba el Juicio.

Al día siguiente volví a leer otra vez el mismo poema infinidad de veces,  esperando que alguien desde dentro de la Sala de Audiencia tendiese la mano silenciosa. No ocurrió nada.

26 de octubre

He montado el video 247 vs. 12 ó… la soledad con las imágenes que grabé ayer y antesdeayer. Mientras lo montaba veía esa “sublevación inmóvil” que el poeta vio en la España de los años 50.

En aquel pasillo estaba mucha de la gente que el 30 de septiembre de 2005 se sublevó con sus gritos. La denuncia por atentar contra la Autoridad fue a parar a los 11 imputados concretos, pero creo que de la misma forma podía haber ido contra cualquiera de esas personas que ahora se siguen sublevando en ese pasillo con silencio y respeto.

Este Juicio es contra todos ellos, los 247 son los 11 imputados. El video recoge lo que vi en la Audiencia Provincial de Mérida.

El Fiscal reduce la petición de pena de cárcel de tres a dos años y la acusación retira los cargos sobre la imputada Manuela García.

Cuando terminó el Juicio, la gente felicitó a los imputados, yo hice lo mismo. Me dirigi a Manuela García y me comentó que la jueza había dado la última palabra a los imputados por si querían añadir algo más. Ella dijo:

“para mí no es importante que haya una sentencia que me declare inocente porque sé que lo soy desde hace seis años, pero nadie podrá reponer la condena que he pasado durante este tiempo”.

This entry was posted in residencias 2011 by Isaías Griñolo. Bookmark the permalink.

About Isaías Griñolo

Isaías Griñolo, (Bonares, Huelva, 1963), suele trabajar en proyectos de largo recorrido, ligando el arte a la realidad social en contextos concretos. Actualmente está desarrollando tres proyectos. El primero Asuntos Internos, donde estudia las políticas culturales y sus implicaciones sociales. Desmemoria, una relación de 14 documentos sobre un lugar de olvido: La plaza de toros de Badajoz, que indaga en la difusa relación existente entre arquitectura y memoria; y por último Escombros, un compendio de imágenes, relatos y discursos sobre las prácticas ecologistas en Andalucía y las relaciones entre el Capital y el Territorio, un cuerpo de trabajo que busca dinamizar las relaciones entre ecología política y arte. A este último proyecto pertenece Las fatigas de la muerte (La lógica cultural del capitalismo químico), en cuyo marco se inscribe los trabajos que realiza en la actualidad. Recientemente ha coordinado uno de los talleres del ciclo Capital y territorio ¿La construcción de un sueño?, un proyecto de UNIA arteypensamiento, donde además de los planteamientos teóricos se propuso explorar en prácticas artísticas un discurso crítico sobre los procesos urbanísticos. Ultimamente ha participado en la exposición Principio Potosi (Museo Reina Sofía), con la obra Mercado Energético Puro, un trabajo en el que a través de documentación, fotografías, mapas, y abundante material audiovisual, analiza las problemáticas derivadas de los límites del crecimiento en Huelva, centrando la mirada en la industrias química de los fertilizantes y en la expansión incontrolada de la agroindustria de la fresa en el entorno de Doñana. Es miembro de la PRPC (Plataforma de Reflexión de Políticas Culturales), colectivo que lucha contra la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla.