reverberación (materiales de viaje III)

 

Camino Mozárabe de Santiago – Vía de la Plata

Buscando estelas de Los Santos de Maimona a Villafranca de los Barros

Para redactar este texto he utilizado el folleto que Los Amigos del Camino de Santiago-Vía de la Plata hicieron cuando convocaron su Marcha Internacional y Jornada Alternativa en Defensa de la Vía de la Plata, de los Caminos de Santiago y naturales, y del turismo sostenible.

El folleto completo en: www.plataformarefineriano.es/cont/social/marchaviadelaplata7marzo.pdf

El folleto empieza así:

1º Justificación y objetivos de esta convocatoria:

Con motivo de un contaminante proyecto de refinería de petróleo (conocido con el nombre “Refinería Balboa”) en la Finca de San Jorge (Los Santos de Maimona, Badajoz), justamente encima del trazado de la Vía de la Plata-Camino Mozárabe de Santiago (ver las láminas al final de este escrito), se convoca a todas las asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, culturales, senderistas, ciclistas, ecologistas, plataformas ciudadanas, etc., y a todos aquellos que a título individual estén sensibilizados en la protección de nuestro Patrimonio Cultural, Espiritual y Natural… a una MARCHA reivindicativa (sin interés político alguno) en defensa de la integridad y del entorno de este trascendental itinerario en la Historia y en la Cultura española, europea y universal; e importante y ancestral camino jacobeo.

Hay que decir que su trazado está siendo declarado Bien de Interés Cultural. Igualmente está en la lista de la UNESCO como candidata preferente para su declaración como PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD. Es, por todo esto, que esta convocatoria pretende también: defender, hacer respetar e impulsar un verdadero modelo de “DESARROLLO SOSTENIBLE” (“Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”; Informe Brundtland “Nuestro Futuro Común”, Comisión Mundial de Medio Ambiente, 1987) por medio de una planificada “ordenación del territorio” que no afecte a nuestros valores patrimoniales y a sus potencialidades, presentes y futuras. Y es que la Vía de la Plata-Camino de Santiago es un envidiable y atractivo recurso social, medioambiental y económico que hay que proteger; salvaguardándolo de brutales impactos, críticos e irreversibles, para que este rico y vivo Patrimonio pueda seguir siendo disfrutado por nuestras futuras generaciones. Un impactante proyecto petroquímico sobre su recorrido, iría en contra y sería aquí incompatible con estos objetivos, asumidos por el Estado Español, por la Unión Europea y por la ONU.

Abandonamos Los Santos de Maimona cruzando el puente sobre el Rivera de Robledillo (Km 5). A nuestra derecha, a más de un kilómetro, los trazados del ferrocarril y de nuestra inseparable N-630. Por delante, un largo tramo de vides y antiquísimos olivos que esperan pacientes el sí o el no de una refinería de petróleo, cuya incierta construcción está dando mucho que hablar. Pasaremos junto al desvío hacia una antigua almazara (Km 12,2), hoy rehabilitada como albergue turístico. Más adelante llegamos hasta el cruce con el camino de Ribera del Fresno o de los Moros. Giramos por él hacia la derecha buscando las vías del ferrocarril y la N-630. Caminamos por su arcén unos metros, pasando bajo el puente de la autovía, y abandonamos la carretera por un camino bien señalizado que nace a la derecha. Dejamos atrás la nacional y volvemos a girar a la izquierda para, ya sin cambios de dirección, avanzar cuatro kilómetros hasta Villafranca de los Barros.

¿Por qué camina la gente?

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino

sino estelas* en la mar.

Este poema de Antonio Machado lo tenemos tan metido en la cabeza como canción de J.M. Serrat que a veces lo cantamos… y al sabérnoslo de memoria no paremos lo suficiente a reflexionar sobre el camino, las huellas, mirar atrás o las estelas.

*¿Qué es una estela?

1. El rastro o huella que deja algo que pasa.

2. También es un monumento conmemorativo, con forma de lápida o pedestal, que se erige sobre el suelo. En ellas se inscribían textos, signos, símbolos, y figuras, describiendo el porqué de su ubicación, constituyendo importantes documentos para arqueólogos e historiadores, apoyados por especialistas en epigrafía. Normalmente son monolíticas, de diversos materiales pétreos y variados tamaños, pudiendo algunas alcanzar grandes dimensiones.

Había visto las fotografías de la Marcha en Defensa del Camino de 7 de marzo de 2009, de entre esas fotografías me había fijado en una imagen donde se veían los restos de una pequeña caseta de campo, más bien lo que quedaba en pie de lo que fue una caseta: un pequeño muro blanco donde alguien había escrito un mensaje para los caminantes. Para mí, sin haberlo visto, ese muro blanco se me antojaba como una estela de hoy. De un lado, está el rastro dejado como pintada por quién había advertido con su mensaje a los caminantes de este Camino Mozárabe de Santiago:

PEREGRINO AQUÍ QUIEREN PONER UNA REFINERÍA DE PETRÓLEO

y por otro lado, el monumento conmemorativo que supone aquel muro entre las viñas y los olivos que rodean la sierra de San Jorge.

Cuando fui con Chivi y Alonso a visitar la Sierra salimos de Villafranca de los Barros y al llegar a la antigua almazara, que hoy es un bonito Albergue, busqué en vano aquel muro en el camino, miraba a uno y otro lado sin lograr encontrarlo. Pensé que tal vez estaría en la otra entrada al camino, en la parte que viene de Los Santos de Maimona. De nuevo estaba equivocado, el muro sí estaba… pero en el suelo, se notaba que alguien lo había derribado. La intención era clara: borrar la memoria de los enemigos arrasando todas sus huellas, incluidas las estelas, así es como hoy el capital tóxico libra su batalla contra quienes se oponen.

El Grupo Gallardo de la Refinería Balboa es quien paga la primera noticia del día en la Cadena SER de Badajoz, de manera que los mensajes del NO la mayoría de las veces brillan por su ausencia. Con la misma filosofía de control mediático este grupo industrial ha comprado periódicos más que ruinosos (como es el caso del Odiel de Huelva). El objetivo de esta política sobre lo que se dice y se escribe es controlar todos los resortes donde se puedan manifestar voces contrarias.

Aquel insignificante muro blanco ya no serviría para más pintadas, ya nadie advertirá a los caminantes sobre la suerte futura del Camino Mozárabe de Santiago, entre Los Santos de Maimona y Villafranca de los Barros, allí ya no pintarán más contra el modelo refinero del Grupo Gallardo.

Probablemente, algún refinero se había percatado de que aquel muro debía desaparecer del camino. Es posible que en un arranque de ira sagrada el “tiramuro” decidiese por sí mismo que no era necesario molestar a Alfonso Gallardo para preguntarle por la conveniencia de su derribo. A veces, los que dicen SI tienen iniciativa propia.

This entry was posted in residencias 2011 by Isaías Griñolo. Bookmark the permalink.

About Isaías Griñolo

Isaías Griñolo, (Bonares, Huelva, 1963), suele trabajar en proyectos de largo recorrido, ligando el arte a la realidad social en contextos concretos. Actualmente está desarrollando tres proyectos. El primero Asuntos Internos, donde estudia las políticas culturales y sus implicaciones sociales. Desmemoria, una relación de 14 documentos sobre un lugar de olvido: La plaza de toros de Badajoz, que indaga en la difusa relación existente entre arquitectura y memoria; y por último Escombros, un compendio de imágenes, relatos y discursos sobre las prácticas ecologistas en Andalucía y las relaciones entre el Capital y el Territorio, un cuerpo de trabajo que busca dinamizar las relaciones entre ecología política y arte. A este último proyecto pertenece Las fatigas de la muerte (La lógica cultural del capitalismo químico), en cuyo marco se inscribe los trabajos que realiza en la actualidad. Recientemente ha coordinado uno de los talleres del ciclo Capital y territorio ¿La construcción de un sueño?, un proyecto de UNIA arteypensamiento, donde además de los planteamientos teóricos se propuso explorar en prácticas artísticas un discurso crítico sobre los procesos urbanísticos. Ultimamente ha participado en la exposición Principio Potosi (Museo Reina Sofía), con la obra Mercado Energético Puro, un trabajo en el que a través de documentación, fotografías, mapas, y abundante material audiovisual, analiza las problemáticas derivadas de los límites del crecimiento en Huelva, centrando la mirada en la industrias química de los fertilizantes y en la expansión incontrolada de la agroindustria de la fresa en el entorno de Doñana. Es miembro de la PRPC (Plataforma de Reflexión de Políticas Culturales), colectivo que lucha contra la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla.