reverberación (materiales sobre el progreso y retroprogreso en Tierra de Barros III)

 

Concha nos recuerda: NUCLEARES HOY, SOLARES MAÑANA

La PCRN (Plataforma Ciudadana Refinería NO) está formada fundamentalmente por gente de Villafranca de los Barros, aunque también hay otros dos núcleos muy activos, son los formados por la gente de Fuente del Maestre y de Los Santos de Maimona, pueblos vecinos que se verán afectados directamente por el megaproyecto refinero.

Concha Manzano Marroquín es uno de esos vecinos de Fuente del Maestre que trabaja en la PCRN. La he visto cada lunes en las reuniones que se hacen en Villafranca. Después de esas reuniones ella se vuelve a reunir los martes con sus compañer@s de Fuentes del Maestre para informarles de futuras actuaciones, y en caso necesario decidir una postura común.

Concha ha trabajado toda su vida como profesora en el colegio público de Fuente del Maestre. En las primeras elecciones municipales de 3 de abril de 1979 iba como independiente en la lista del PSOE. Aquel año salió elegida concejala y trabajó en muchas áreas del Ayuntamiento, aunque recuerda con especial satisfacción su trabajo al frente del departamento Social del Ayuntamiento arreglando papeles para los agricultores, los jornaleros, y los “viejinos”.

En agosto de 1979 se unió a los alcaldes y concejales socialistas que en bloque se encerraron en Villanueva de la Serena (Badajoz) para pedir el cierre de la Central Nuclear de Valdecaballeros. Concha cuenta aquella lucha en primera persona, de la misma forma que hoy me cuenta esta otra lucha contra la Refinería Balboa en la que ya lleva siete años metida. Su experiencia tiene mucho que ver con la sabiduría que acumulan aquell@s que, desde los años 70, supieron vislumbrar el final del demencial e insostenible modelo energético del uranio y el petróleo.

Una conversación con Concha en la Plaza del Ayuntamiento de Fuente del Maestre:

Isaías: ¿Cómo te enteraste del proyecto de la Refinería Balboa?

Concha: Ya había oído por la radio lo del Regalo de Reyes y que nos iban a poner una Refinería… y lo primero que me acordé fue de una placa que nos daban en la entrada de la Central Nuclear de Almaraz, cuando íbamos con los niños a visitarla, la placa decía:

NUCLEARES HOY, SOLARES MAÑANA.

Esa placa la tenía hecha la empresa, y me acordé de aquella placa… SOLARES MAÑANA y han pasado treinta años y es PETROLERAS MAÑANA

Ésto es una locura, ésto es una locura… Si la gente que cerró Valdecaballeros ahora apuesta por una Refinería; una de dos, o me engañaron antes o me engañan ahora… no me engañaron antes. Todo ésto lo pensaba sola en casa mientras hacía las funciones domésticas de planchar… y dándole vueltas y vueltas… es que ésto no tiene sentido, no me cabía en la cabeza que las mismas personas que habían cerrado Valdecaballeros… que ya estaba hecho… en Valdecaballeros se habían invertido no sé cuantos miles de millones de pesetas… nada más había que apretar el botón para que saliera funcionando áquello […].

I: ¿Cómo entraste en contacto con la gente de la PCRN?

C: Cuando oí aquello… al principio me sentía sola… no daba crédito a lo que escuché por la radio. Me puse en contacto con un matrimonio de aquí que me informaron de una charla de la gente de PCRN de Villafranca en la casa de la Cultura de Fuente del Maestre… fui a aquella charla informativa y vi que eran una gente muy bien organizada, con mucha información, con mucha calma, gente muy serena… enseguida pensé que debía unirme a ese grupo tan serio.

Si hace treinta años fui a Villanueva de la Serena luchando por la salud de la gente de la comarca de Valdecaballeros y de todos los extremeños… ahora voy a luchar por mi salud y la de mis vecinos.

I: ¿Cómo es esa anécdota que te pasó con una amiga?

C: Una vez una amiga me dijo: “para qué luchas si la Refinería se va a poner… “.

Le contesté algo así como: “si cuando Valdecaballeros pudimos pararlo y áquello ya estaba terminado… allí sólo había que darle al botón para que funcionara. Si áquello lo paramos… ésto, que de momento es sólo un proyecto, también lo vamos a parar”.

 

Mientras vuelvo a Villafranca, por un momento en la radio suena “Pensamientos míos… vete a buscarla”. Pienso en ella acompañando a los niños en el autobús hacía Almaraz, en ella, en el autobús hacia Villanueva de la Serena para encerrase contra Valdecaballeros; en ella, en el autobús hacia Puertollano para ver in situ una refinería de interior… Me vienen a la memoria sus sabias palabras sobre las mentiras de entonces y las de ahora. Por ejemplo, recuerdo sus palabras sobre la cantidad de puestos de trabajo que decía el Grupo Gallardo que crearía su cementera en Zafra… “de 3.000 puestos de trabajo finalmente se quedaron en 97”. También recuerdo lo que ella le decía a los niños que llevaba a Almaraz cuando salían de la visita a la Nuclear: “fijaros si ésto debe ser MALO que se gastan un pastón en traernos aquí en autubús y en darnos de comer”.

 

NOTA sobre Almaraz (según Wikipedia):

Demografía

A continuación aparece la evolución demográfica de Almaraz entre 1996 y 2006 según datos del Instituto Nacional de Estadística español.

Evolución demográfica de Almaraz

1996        1998        1999        2000        2001        2002        2003        2004       2005       2006

1.439      1.433       1.447       1.557       1.478       1.425       1.411      1.354      1.295       1.229

En la actualidad, Almaraz sufre un proceso de envejecimiento de la población que podría hacer que siga perdiendo habitantes en el futuro. De los 1.250 habitantes que Almaraz tenía en 2008, en su pirámide de población no figuraba ninguna persona menor de cinco años.

 

Una de las razones que, antes y ahora, se dan para justificar los megaproyectos es el futuro de los jóvenes, y como vemos deberíamos estar hablando de involución en vez de evolución demográfica.

This entry was posted in residencias 2011 by Isaías Griñolo. Bookmark the permalink.

About Isaías Griñolo

Isaías Griñolo, (Bonares, Huelva, 1963), suele trabajar en proyectos de largo recorrido, ligando el arte a la realidad social en contextos concretos. Actualmente está desarrollando tres proyectos. El primero Asuntos Internos, donde estudia las políticas culturales y sus implicaciones sociales. Desmemoria, una relación de 14 documentos sobre un lugar de olvido: La plaza de toros de Badajoz, que indaga en la difusa relación existente entre arquitectura y memoria; y por último Escombros, un compendio de imágenes, relatos y discursos sobre las prácticas ecologistas en Andalucía y las relaciones entre el Capital y el Territorio, un cuerpo de trabajo que busca dinamizar las relaciones entre ecología política y arte. A este último proyecto pertenece Las fatigas de la muerte (La lógica cultural del capitalismo químico), en cuyo marco se inscribe los trabajos que realiza en la actualidad. Recientemente ha coordinado uno de los talleres del ciclo Capital y territorio ¿La construcción de un sueño?, un proyecto de UNIA arteypensamiento, donde además de los planteamientos teóricos se propuso explorar en prácticas artísticas un discurso crítico sobre los procesos urbanísticos. Ultimamente ha participado en la exposición Principio Potosi (Museo Reina Sofía), con la obra Mercado Energético Puro, un trabajo en el que a través de documentación, fotografías, mapas, y abundante material audiovisual, analiza las problemáticas derivadas de los límites del crecimiento en Huelva, centrando la mirada en la industrias química de los fertilizantes y en la expansión incontrolada de la agroindustria de la fresa en el entorno de Doñana. Es miembro de la PRPC (Plataforma de Reflexión de Políticas Culturales), colectivo que lucha contra la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla.