Las plazas de SBG

Las plazas de los pueblos son un lugar casi natural de encuentro por antonomasia, espacio para la comunicación, el intercambio y la cohesión tanto de sus habitantes como punto ineludible de paso para extranjeros. Suelen por tanto constituir una localización privilegiada en la que sumergirse para observar también desde el plano sonoro el contexto social. Allí es posible, siquiera con los ojos cerrados, atender al lenguaje, los acentos y las expresiones típicas, a la venta ambulante, a los juegos, las celebraciones y tradiciones, la llegada tanto del día como de la noche. En definitiva, son espacios abiertos de reunión donde tomar el pulso y sentir los ritmos de lo que está ocurriendo.

Precisamente nos llamó la atención al llegar a SBG que algunos habitantes nos contarán que aquí no existe una plaza como tal. Y en efecto, esas funciones sociales se reparten de algún modo entre varios espacios, como la plaza del Casal Cultural, donde suelen celebrarse las fiestas populares, y la Plaça del Dr Griera, por ahora la plaza más ‘oficial’ del pueblo, que es una pequeña rotonda junto a la calle que atraviesa el núcleo del municipio. En esta última es donde algunos vecinos se sientan de vez en cuando a charlar y donde tiene lugar el mercado semanal, que como ya nos decían y hemos podido comprobar, hoy en dia es muy reducido, con apenas un par de puestos viniendo cada viernes por la mañana.

Sin embargo, SBG se encuentra en tiempos de cambio y evolución. Precisamente conscientes de esta necesidad, ahora están construyendo una nueva plaza, que dará uso a alguna de las multiples naves, muchas de ellas ahora vacías, de la antigua fábrica Puigneró, y cuyas obras de acondicionamiento han estado teniendo precisamente lugar durante nuestra visita, causando algo de revuelo en la tranquilidad de agosto por lo aparatoso de los trabajos realizados, estos días consistentes en el desmantelamiento de las estructuras que soportaban el techo de las naves.

SBGPlazaNuevaTrabajos.mp3

This entry was posted in residencias 2011 and tagged , , , by Pablo Sanz. Bookmark the permalink.

About Pablo Sanz

El trabajo de Pablo Sanz parte en gran medida de la reivindicación del medio sonoro y la escucha como vías de conocimiento, tanto en lo personal o como experiencia de gran valor estético, como en relación a otros muchos ámbitos. Este se basa en la exploración sensorial del entorno y el paisaje, sus características geográficas, arquitectónicas, urbanas, sociales e históricas, prestando atención a su dimensión y realidad sonora, la cual frecuentemente es obviada o relegada a un segundo plano, herencia de una sociedad con un perfil eminentemente oculocentrista como en la que vivimos. ¿Existen sonidos singulares en cada pueblo, ciudad, paisaje, edificio? ¿Cúal es la huella sonora de un lugar, es posible hablar de su identidad acústica? ¿Qué historias nos cuentan los sonidos de un lugar? ¿Es deseable conservar este patrimonio inmaterial, es posible hacerlo? ¿Qué es considerado ruido y qué no? ¿Cómo cambia el paisaje sonoro de un lugar con el paso del tiempo y la actividad humana? ¿Qué sorpresas nos revelan los sonidos que permanecen 'ocultos'? Estos son algunas de los interrogantes que se plantean y que nutren un proceso con énfasis en la inmaterialidad, la percepción, el detalle, lo cotidiano y en todo aquello que habitualmente puede pasar desapercibido. Las herramientas y técnicas principales que emplea se derivan del registro audiovisual y un tratamiento posterior de los materiales recogidos, empleando principalmente tecnologías digitales. El resultado son entornos sonoros en diverso formato, bien piezas para auriculares o altavoces, composiciones multicanal, trabajos para radio e Internet. Entre sus trabajos más recientes, destacan en 2010 Sounding Site, una instalación sonora creada para el sótano sur de La Tabacalera de Lavapiés creada a partir de la exploración de las propiedades acústicas, la arquitectura y los sonidos presentes en el edificio. El año anterior realizó un proyecto de exploración fonográfica en La Haya, un trabajo que se concentró en las exploraciones subacuáticas realizadas en los canales de la ciudad y que se exhibió en diferentes formatos: un mapa interactivo en Internet, una instalación en la galería Lokaal01 de Breda, y en la Royal Acdemy of Art de la Haya y un concierto acusmático en formato cuadrafónico realizado en Studio Loos, La Haya.