El rebaño

Alguien decía por ahí hace no mucho que esto de la grabación de campo es ‘el arte de llegar tarde’, y esa es la sensación que estoy teniendo a menudo en SBG. Por ejemplo, llegué tarde a registrar la mayor tormenta que ha pasado por aquí desde que llegamos (y por supuesto me empapé intentándolo), he llegado tarde a colocar micro y pulsar rec ante numerosos llamativos cantos y llamadas de pájaros que se callan a nuestro paso por los rincones de los caminos que serpentean a través de las sierras que rodean el pueblo. E igualmente también ha estado resultando escurridizo ese rebaño de ovejas que merodea alrededor de Sant Bartomeu.

Pero igualmente que ocurren esos, supongo, gajes del oficio, es genial cuando consigues capturar algo por sorpresa, y, al menos por una vez (jeje) no sólo con tu propia memoria, sino también a través del micrófono. Son impagable esos momentos cuando lo inesperado sale al encuentro y ello ocurre precisamente mientras nos encontramos escuchando atentamente.

Algo así me paso hace un par de días, de buena mañana en la Font de la Teula, apenas a un par de kilometros del pueblo. Estaba grabando su pequeño chorro, que destacaba sobre el ambiente de tranquilidad, con algunos pájaros acompañándome y el mugido ocasional de vaca en la distancia, cuando de repente me pareció escuchar un tintineo que se hacia más y más presente… pensé que estaba alucinando, recordando ese mismo rebaño que precisamente escuchamos por última vez el dia anterior al anochecer desde el pueblo y al que de nuevo no llegamos a tiempo de acercarnos demasiado. Pero no, esta vez no eran alucinaciones, de repente, en apenas unos segundos me vi casi rodeado por el rebaño, que en estampida, guiado por un apresurado pastor y un par de perros, corrían ‘de mudete’ hacia algún otro lugar donde pastar. El numeroso grupo lo cerraban un par de niñas de unos 10 años con sus varas, que imagino en vacaciones se dedican a echar una mano encargándose de esta labor.

Bastante atónito, apenas pude reaccionar, retirándome unos metros a saltos por el barro para no ser arrollado, e intentando mantener el micro en pie. La experiencia apenas duró un minuto pero fue intensa. Esta es la huella sonora de aquel instante.

SBGFontTeulaRebaoPasando.mp3

This entry was posted in residencias 2011 and tagged , , , by Pablo Sanz. Bookmark the permalink.

About Pablo Sanz

El trabajo de Pablo Sanz parte en gran medida de la reivindicación del medio sonoro y la escucha como vías de conocimiento, tanto en lo personal o como experiencia de gran valor estético, como en relación a otros muchos ámbitos. Este se basa en la exploración sensorial del entorno y el paisaje, sus características geográficas, arquitectónicas, urbanas, sociales e históricas, prestando atención a su dimensión y realidad sonora, la cual frecuentemente es obviada o relegada a un segundo plano, herencia de una sociedad con un perfil eminentemente oculocentrista como en la que vivimos. ¿Existen sonidos singulares en cada pueblo, ciudad, paisaje, edificio? ¿Cúal es la huella sonora de un lugar, es posible hablar de su identidad acústica? ¿Qué historias nos cuentan los sonidos de un lugar? ¿Es deseable conservar este patrimonio inmaterial, es posible hacerlo? ¿Qué es considerado ruido y qué no? ¿Cómo cambia el paisaje sonoro de un lugar con el paso del tiempo y la actividad humana? ¿Qué sorpresas nos revelan los sonidos que permanecen 'ocultos'? Estos son algunas de los interrogantes que se plantean y que nutren un proceso con énfasis en la inmaterialidad, la percepción, el detalle, lo cotidiano y en todo aquello que habitualmente puede pasar desapercibido. Las herramientas y técnicas principales que emplea se derivan del registro audiovisual y un tratamiento posterior de los materiales recogidos, empleando principalmente tecnologías digitales. El resultado son entornos sonoros en diverso formato, bien piezas para auriculares o altavoces, composiciones multicanal, trabajos para radio e Internet. Entre sus trabajos más recientes, destacan en 2010 Sounding Site, una instalación sonora creada para el sótano sur de La Tabacalera de Lavapiés creada a partir de la exploración de las propiedades acústicas, la arquitectura y los sonidos presentes en el edificio. El año anterior realizó un proyecto de exploración fonográfica en La Haya, un trabajo que se concentró en las exploraciones subacuáticas realizadas en los canales de la ciudad y que se exhibió en diferentes formatos: un mapa interactivo en Internet, una instalación en la galería Lokaal01 de Breda, y en la Royal Acdemy of Art de la Haya y un concierto acusmático en formato cuadrafónico realizado en Studio Loos, La Haya.