Huellas Sonoras ((( SBG ))) – Intro

En apenas una semana llegaremos a nuestro lugar de residencia, Sant Bartomeu del Grau (de ahora en adelante SBG), un municipio de algo menos de 1000 habitantes situado en la provincia de Barcelona, comarca de Osona, subcomarca de Lluçanès, cerca de Vic. SBG está situado en un entorno abrupto, rodeado por un conjunto de sierras, valles, rieras y torrentes. Su historia se remonta hasta 961 aunque el núcleo actual del pueblo se formó en el siglo XVII. La principal actividad  fue tradicionalmente la agricultura, hasta los años sesenta, momento en que se abrió una industria textil que suscitó un cambio en la socioeconomía del municipio, provocando un gran aumento demográfico y posterior estancamiento tras su cierre en la decada de los noventa.

El proyecto que realizaremos para Campo Adentro con la colaboración del centro de arte ACVic y del propio ayuntamiento de SBG está basado en la exploración de los paisajes sonoros de esta localidad y de su entorno. Dedicaremos la residencia que nos brindan a aproximarnos y tratar de descubrir este territorio, sus condiciones y características, arquitectura, entorno natural, gentes, costumbres, etcétera, a través de la escucha. El proceso irá dando lugar a un mapa/archivo y a posibles interpretaciones de este contexto empleando el medio sonoro.

 

 

 

 

¿Paisajes sonoros?

La noción de paisaje sonoro es amplia y sugerente, sin embargo aún puede resultar sonar un tanto desconocida o novedosa. Una definición general nos remite sin más al entorno acústico total que percibimos en una situación determinada. Por tanto, habitualmente el paisaje sonoro estaría formado por una multiplicidad de sonidos con distintas características, provenientes de diferentes direcciones en torno al oyente, quién a su vez establece una relación con este sistema dinámico por medio de la escucha, a niveles tanto conscientes como subliminales.

“Mientras que una imagen vale más que mil palabras, un sonido vale mas que mil imágenes.”
– R. Murray Schafer

El origen del término (traducción del inglés soundscape) se sitúa en el compositor y educador canadiense R. Murray Schafer, quien en los sesenta inició su labor en el desarrollo de una conciencia y estudio interdisciplinar de la relación con el entorno que nos rodea a través de lo sonoro. Con un afán conservacionista, fue el creador de la disciplina conocida como ecología acústica y artífice del World Soundscape Project, grupo pionero en el desarrollo de estudios y trabajos artísticos basados en la dimensión acústica de comunidades y lugares específicos. Las ideas de Schafer están recogidas en varias publicaciones entre las que destaca ‘Soundscape: Our Sonic Environment and the Tuning of the World’,aparecido originalmente en 1977.

“Grabar sonidos es poner un marco alrededor de ellos. De igual modo que hace un fotógrafo con un entorno visual, que puede ser inspeccionado con placer y en detalle, así una grabación aísla un ambiente acústico y lo convierte en un evento que se puede repetir para poder estudiarlo. La grabación de entornos acústicos no es algo nuevo pero a menudo exige una considerable experiencia en la escucha para poder percibir sus detalles de forma precisa. Una situación compleja puede parecer insulsa o aburrida si no se escucha cuidadosamente. […]”
– The Vancouver Soundscape, 1973

El trabajo seminal de Schafer y sus colegas del WSP constituye una referencia e inspiración que a menudo merece la pena citar, aunque desde entonces ha surgido una rica variedad de investigaciones e iniciativas artísticas basadas en una noción ampliada del paisaje sonoro, el desarrollo de una escucha más crítica y profunda y el uso de sonidos ambientales como materia prima, haciendo evolucionar en múltiples direcciones el vasto campo de exploración abierto por la escucha atenta de todo lo que nos rodea.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin ir más lejos, en el contexto de la propia Cataluña han aparecido propuestas relacionadas con todo esto. Por ejemplo, el Observatori del Paisatge mantiene en la red desde 2009 un dossier que reúne información sobre iniciativas, proyectos, instituciones, entidades y grupos de investigación vinculados a paisajes sonoros de Cataluña, España y el resto del mundo, así como un proyecto de investigación sobre el paisaje sonoro catalán. También desde el archivo de sonidos online Freesound se impulsó el proyecto Sons de Barcelona, un mapa colaborativo de los sonidos de la ciudad.

“El paisaje se ha relacionado tradicionalmente con el sentido de la vista, pero el oído, el olfato, el gusto o el tacto pueden llegar a ser tan o más determinantes que el mismo sentido de la vista a la hora de percibir o vivir un determinado paisaje. El sonido de un lugar configura su identidad y es una dimensión esencial de su paisaje.”
– Paisaje sonoro de Cataluña del grupo PaisatgesonorUB

Con los sentidos bien abiertos y mucha curiosidad, pronto nos sumergiremos por primera vez en los paisajes de SBG e intentaremos que las impresiones vividas resuenen en la medida de lo posible a través de este blog.

This entry was posted in residencias 2011 and tagged , by Pablo Sanz. Bookmark the permalink.

About Pablo Sanz

El trabajo de Pablo Sanz parte en gran medida de la reivindicación del medio sonoro y la escucha como vías de conocimiento, tanto en lo personal o como experiencia de gran valor estético, como en relación a otros muchos ámbitos. Este se basa en la exploración sensorial del entorno y el paisaje, sus características geográficas, arquitectónicas, urbanas, sociales e históricas, prestando atención a su dimensión y realidad sonora, la cual frecuentemente es obviada o relegada a un segundo plano, herencia de una sociedad con un perfil eminentemente oculocentrista como en la que vivimos. ¿Existen sonidos singulares en cada pueblo, ciudad, paisaje, edificio? ¿Cúal es la huella sonora de un lugar, es posible hablar de su identidad acústica? ¿Qué historias nos cuentan los sonidos de un lugar? ¿Es deseable conservar este patrimonio inmaterial, es posible hacerlo? ¿Qué es considerado ruido y qué no? ¿Cómo cambia el paisaje sonoro de un lugar con el paso del tiempo y la actividad humana? ¿Qué sorpresas nos revelan los sonidos que permanecen 'ocultos'? Estos son algunas de los interrogantes que se plantean y que nutren un proceso con énfasis en la inmaterialidad, la percepción, el detalle, lo cotidiano y en todo aquello que habitualmente puede pasar desapercibido. Las herramientas y técnicas principales que emplea se derivan del registro audiovisual y un tratamiento posterior de los materiales recogidos, empleando principalmente tecnologías digitales. El resultado son entornos sonoros en diverso formato, bien piezas para auriculares o altavoces, composiciones multicanal, trabajos para radio e Internet. Entre sus trabajos más recientes, destacan en 2010 Sounding Site, una instalación sonora creada para el sótano sur de La Tabacalera de Lavapiés creada a partir de la exploración de las propiedades acústicas, la arquitectura y los sonidos presentes en el edificio. El año anterior realizó un proyecto de exploración fonográfica en La Haya, un trabajo que se concentró en las exploraciones subacuáticas realizadas en los canales de la ciudad y que se exhibió en diferentes formatos: un mapa interactivo en Internet, una instalación en la galería Lokaal01 de Breda, y en la Royal Acdemy of Art de la Haya y un concierto acusmático en formato cuadrafónico realizado en Studio Loos, La Haya.