cronología de nuestra colaboración con los micro-organismos / capitulo 5

31.5

Nos levantamos temprano para ir al vecino (un primo de Agripino) para moler el trigo en su molino.

Después vamos a Villarubia para hablar con el representante del alcalde. Nuestra idea es pillar el antiguo representante (de Izquierda Unida) en medio de su primera reunión con el que va a entrar (del PP). Nos hace ilusión que el primer encuentro que tiene el nuevo representante en el pueblo será con algo tan delirante como unos artistas que quieren montar una movida social todo alrededor de unos pepinillos en vinagre.

El nuevo (del PP) no esta. El antiguo (de Izquierda Unida), nos comenta que hay un taller de empleo que forma gente en agricultura ecológica. Vamos a buscarlo. En el terreno hay gente trabajando (los alumnos). Nos dicen que si queremos hablar con alguien el despacho esta en la misma calle en frente del local que se llama “Peña Comunista”. Al pasar nos llama la atención mucho el local y decidimos ir a tomar un café ahí después de hablar con los del taller de empleo. Los del taller de empleo nos explican que el proyecto acaba de empezar hace dos semanas. Nos comentan sobre uno que tiene huerta ecológica por la zona y sobre un caserío que tienen vacas. A la salida vamos a “Peña Comunista” para tomar algo. El ambiente es encantador. Nos ponemos a hablar con la gente. Escuchamos algunas historias interesantes:

Encima del bar hay un billete de 10eu enmarcado. Tiene algunos agujeros bastante grandes. Se ve que el antiguo propietario dejó todo su dinero ahí en el bar. La Merchi, que lleva el bar, nos comenta que un ratón vino y comió todo el dinero. El único que se quedó fue este billete.

Su padre nos explica cosas sobre su huerto. Cultiva unas ciruelas que saben a plátano. También nos enseñan una rama que esta colgada encima del bar. Tiene hojas de olivo, pero la fruta parece unas ciruelas pequeñas de color verde claro.

 

Vamos a Cordoba a recoger a Moshe de la estación.

Vahida se queda en Culturhaza. La dejamos al lado de la carretera para hacer el corto camino hacia el cortijo. Mientras tanto Protasia explica a Aviv como se hace un cuajo vegetal para el queso:

Estos días estamo probando muchas plantas silvestres. Algunas conocemos mas y algunas menos. Inspirados por la actitud intrepida de Sandor Elix Katz en su libro “Wild Fermentation”, tomamos una postura experimental probando cosas que encontramos en el camino. En su camino Vahida encuentra una planta comestible que reconoce. El campo al lado de la carretera no es de Culturhaza. Es del vecino. Mientras Culturhaza son estrictamente ecológicos, los vecinos alrededor no lo son. A las 3 de la madrugada Vahida despierta a los demás. Se sienta mal, muy muy mal. Todos estamos asustados. En urgencias en Córdoba dicen que es un virus estomacal que esta contagiando muchos. No hacen mucho caso cuando Protasia y Vahida les cuentan sobre la planta racien fumigada que fue ingerida.

Nos vamos a dormir todos preocupados.

cronología de nuestra colaboración con los micro-organismos / capitulo 4

30.5

Lunes, un día laboral, vamos a Villarubia con un plan muy ambicioso: reunir con el representante del alcalde en el centro cívico, reunirnos con Baro, el cura (comunista) de Villarubia, visitar la fabrica de conservas y visitar la fabrica de levadura (que Encarna, la madre de Agripino nos dijo que fue fundada por un biólogo Checo en los años 60’s).

El representante del alcalde no estaba en el centro cívico. La secretaría nos enseña los espacios que podemos pedir y utilizar. Nos comentan que el día siguiente estará el representante (de Izquierda Unida) reuniendose con el futuro representante (del PP). Nos parece interesante pasar y conocer los dos a la vez.

Reunimos con Baro, el cura (comunista) de Villarubia. En las paredes del despacho tiene citas de Brecht y de Desmond Tutu. Nos da contactos de dos grupos de mujeres que se reunen en el pueblo. Hablamos con él sobre el tema de hacer intervenciones en la calle, incluso cocinando. El no ve ningún problema y dice que nos puede facilitar fogones y otro material. Comentamos la idea de hacer una intervención en el mercadillo que se hace cada sábado por la mañana.

Vamos a Savia Viva, un taller donde se fabrican cosméticas de plantas medicinales. Es otra sugerencia de Baro. La aceites esenciales las compran hechas. Eso sí, localmente en Andalucia.

Mientras comemos una tapa de caracoles en el bar “Los Patos”, hablamos del movimiento 15M, las acampadas de los indignados que han surgido por todo el estado. Protasia y Agripino comentan que los que están trabajando en el medio rural no pueden parar sus compromisos diarios para acampar en medio de la ciudad. Se ve que la comisión de arte rural mandó un email planteando como se podía hacer participe la gente del campo en las acampadas. Comentamos también que los que estamos haciendo un trabajo de día día en barrios de la ciudad tampoco podemos parar los procesos y entrar en un “estado de emergencia” en cualquier momento. Nos ocurre la idea de convocar un encuentro para hablar de las conexiones posibles entre los que están trabajando modelos alternativos desde el campo y las acampadas. Decidimos convocar “Una acampada microscopica de micro-organismos indignados”, donde comeremos un pan de levadura madre y hablamos de estos temas. Mas tarde, mandamos el siguiente email:

ACAMPADA MICROSCÓPICA DE MICROORGANISMOS INDIGNADOS

Os invitamos a compartir un pan de escanda ecológica leudado con levadura madre.
Queremos celebrar la fermentación social iniciada por las acampadas del 15M y añadir al fermento la indignación del campo.
El pan de levadura madre es el resultado de un proceso en el que los microorganismos acampados en la masa la transforman radicalmente: hacen aumentar su tamaño y mejoran sus propiedades nutritivas.
Venid con algún alimento hecho en casa para acompañar al pan.
Será el viernes 3 de junio a las 19 horas en Culturhaza.
Enviadnos un email antes del jueves.
¡Todo lo que ocurra será registrado en bordado documental!

Vahida, Aviv, Protasia y Agripino

Encima de la iglesia hay un nido de cigüeñas. Alguien dice algo sobre el huevo de cien años.

Visitamos a Pedro, un vecino que tiene cabras y ovejas. Nos deja ordeñar una cabra para poder fermentar la leche.

Pedro nos explica como se hace el cuajo para el queso:

Se mata a un chivo que no ha probado la hierba, solo de mamar. Se ata su estomago en los dos lados y se cuelga a secar. Después de 5 meses, se corta un pedasito del estomago seco y se machaca. Se pone en la leche para que cuaje.

A la vuelta aventamos el trigo mientras documentamos el proceso en fotos y video.

Por la noche hacemos los siguientes fermentos:

Limones marroquíes:

Los limones y el laurel que lleva la receta fueron recogidos en el jardín.

Queso fresco de cabra,

Rescate de kefir: cogemos un kefir que lleva casi un año en la nevera. Lo ponemos en leche para ver si vuelve a la vida.

 

cronología de nuestra colaboración con los micro-organismos / capitulo 3

29.5

Por la mañana esculcamos los panecillos de la malva.

Vamos a Córdoba para hacer turismo.

En el camino vemos un rebaño de cabras apasturando debajo de la carretera. Protasia y Agripino nos explican que el pastor lleva tiempo resistiendo con su rebaño aún que al lado se construyó un almacén de construcción y una carretera.

Paseamos por Córdoba. Tomamos un vino en Bodegas Guzman. Hablamos con el propietario para concretar una cita con él. Queremos escuchar sobre la elaboración de los vinos de la bodega.

Comemos en la taberna El Juramento.

Durante la vuelta nos desviamos de la carretera para ir a visitar el señor del rebaño de cabras. Nos interesa ver si las ordeña. Nos interesa poder hacer quesos, yogures o kefir. Nos acercamos a pesar de la protesta de los perros. El del rebaño no esta. Su puerta es una pancarta que lea “Stop o te mato”. Decidimos volver otro día.

A la vuelta en Culturhaza recogemos nopales, las hojas del cactus.

Nos ponemos a hacer los primeros experimentos fermentados:

Alcaparras de panecillos de malva

Nopales en salmuera

Rosas en salmuera

Flor de Pasiflora en salmuera

Levadura madre de escanda (espelta ecológica cultivada en Culturhaza)

cronología de nuestra colaboración con los micro-organismos / capitulo 2

28.5

Haciendo ejercisicios Aviv vio malva que tenía frutos (“panecillos”).

Durante un paseo Vahida y Protasia vieron: zanahoria silvestre (“estaría bien escavar el raíz para ver si se puede fermentar”), unas flores amarillas que se puede utilizar para hacer una cesta “anti-mosquitos”, manzanilla, hinojo.

Después fuimos todos a la feria de Córdoba.

preparando el peinado

feria de cordova

en la feria

Hemos pasado por la caseta del PP para ver como será el cafe pero la música era demasiada chillona.

Vimos el concurso de caballos.

En una parada hay peras y calabazas confitadas. Protasia dice que se llaman frutas escarchadas y que se dejan una noche en agua de cal.

estanco de chuches

 

Por la tarde nos domos un paseo por centro de Villarrubia. Hicimos una parada en la plazeta con fuente donde se reunen una gente major. Un ambiente bastante agradable. Decimos que estaria bien venir aqui con el bordado y intentar hablar un poco con la gente.

la plazeta con el fuente en Villarrubia

 

Yendo al bar El Pato para tomar unos caracoles vimos que hay un nido de cigueñas enorme en el campanar de la iglesia con las crias. Un huevo de cigueña de 100 años!?

nido de cigueñas: un huevo de 100 años ?

caracoles al pato

Por la noche durante un paseo recogemos los “panecillos” de la malva con la idea de hacer alcaparras. También recogemos un cardo que no sabemos si se llama cerraja o tarraja…nos parece que es lo que se llama en inglés thistle, una planta comestible. Pensamos en que manera se puede fermentar.

cosechando malva

limpiando malva

Esta planta acaba como la cena de Pelayo, el burro de Culturhaza.

cardo o thistle

cronología de nuestra colaboración con los micro-organismos / capitulo 1

Este blog lo estamos editando juntos entre Protasia, Agripino, Moshe, Vahida y Aviv.

Todavía faltan las fotos. Intentaremos a añadirlas mañana.

27.5

En el tren desde Barcelona, Vahida y Aviv toman la decisión de no trabajar los primeros dos días. La idea es aterrizar, y dejarse impresionar por lo que se encuentra. Este plan no fue cumplido lo mas mínimo.

20:28 llegada a Córdoba

Encontramos con Protasia y Agripino.

En el camino a Culturhaza Protasia y Agripino nos explican sobre la nueva construcción que ha estado transformando los campos agrícolas en espacios suburbanos.

En el cortijo de Culturhaza dejamos las cosas y volvimos a Córdoba a cenar

Cenamos en el Gallo: salmorejo, calamares, japuta, berenjena, vino amontillado.

Protasia y Agripino comentan que están produciendo huevos. Pensando en que fermentos se puede hacer con huevos surge la idea de investigar el tema de los huevos centenarios, un plato que siempre aparece en las cartas de los restaurantes chinos.

 

 

 

 

 

Hacia una psicogeografía de lo rural

Cuando se cumplen cuarenta años de la disolución de la Internacional Situacionista, principal órgano del movimiento situacionista, me propongo revisitar uno de sus conceptos más reconocibles a la vez que inquietantes: la psicogeografía, esto es, según definió Guy Debord, el estudio de la influencia del entorno geográfico sobre el comportamiento de las personas. Lo haré con el proyecto “Hacia una psicogeografía de lo rural”, que me llevará hasta Valadares (Pontevedra), una parroquia compuesta por varias aldeas ubicadas en las montañas que rodean la ciudad de Vigo. Allí acompañaré el proceso artístico y vital iniciado hace tres años por el colectivo Alg-a. Mi periodo de residencia se iniciará el 25 de julio y mi idea es poder alargarlo hasta principios de septiembre.

El eje principal de mi proyecto está basado en la ejecución de una serie de acciones que, de alguna manera, recreen/emulen/revisiten algunas de las realizadas por los propios situacionistas en la ‘puesta en práctica’ de la psicogeografía, un concepto que el propio Debord reconoció que guardaba una amable vaguedad en su definición. Los situacionistas buscaban una transformación de las costumbres a través de hilarantes propuestas basadas en el juego y la improvisación (el Homo Ludens que narró Johan Huizinga en 1938). Mi proyecto se apoyará en dos ejes: la conversación aleatoria con los habitantes de la zona -taller de mapeo colectivo-, que me ayudará a elaborar un mapa mental y sensorial (proceso ya iniciado por el colectivo Alg-a y el Banco del Tiempo de Valadares a través de un grupo de trabajo sobre psicocartografía) y la realización de derivas, esto es, andare a zonzo (caminar sin rumbo) por diferentes zonas del lugar con el propósito de atrapar su atmósfera más profunda, más inasible. Para las derivas -“práctica de una confusión pasional por el cambio rápido de ambientes”- me apoyaré en difusas técnicas de desorientación, azar y deambular propuestas en su momento por los situacionistas.

En estos momentos de arranque del proyecto me encuentro recopilando documentación que recoja acciones llevadas a cabo por los situacionistas para adaptarlas, cuatro décadas más tarde (tiempo), a un contexto rural (espacio). Extrapolar la psicogeografía a un ambiente rural supone una novedad dentro del propio término, ya que los situacionistas tuvieron como campo de acción y experimentación la ciudad, los entornos urbanos.

Todo es confuso, tal y como apuntaban los propios instigadores del movimiento. Según la vertiente más lúdica/artística del movimiento -aunque paulatinamente fue derivando hacia cuestiones más políticas- se trataba de jugar, de intervenir en los acontecimientos (construcción de situaciones), de proponer nuevos códigos en las relaciones humanas, una estética relacional que nos ayude a desatarnos de las convenciones sociales imperantes. Ellos apostaban por una revolución lúdica que afectara a lo cotidiano. Ansiaban la aventura y el continuo descubrimiento. Por el propio concepto psicogeográfico, mis propuestas deberán plantearse directamente en el terreno, sobre el contexto dado. Pero igual os centro un poco si os digo que, entre mis ideas iniciáticas, está realizar una guía botánica del polígono industrial de Valadares (descontextualización del espacio, détournement), encerrarme varias horas -acepto visitas escalonadas- en un recinto cerrado (llámese cabina telefónica o cueva, deriva estática lo llamaban ellos) o invitar a cenar a las primeras cuatro personas con las que me cruce que usen una prenda de color rojo en su vestimenta o por cualquier otro motivo azaroso (una técnica situacionista era escoger al azar a sus interlocutores, cita posible lo llamaban). “La misma dificultad de llegar a las realizaciones situacionistas es una prueba de la novedad del dominio en el que estamos penetrando. Nuestras hipótesis de trabajo serán reexaminadas en cada desorden futuro, venga de donde venga”, Debord dixit. En esas estamos.

Todo lo observado, vivido (y sufrido) será anotado y registrado fotográficamente -y publicado en un libro- para uso y disfrute del que quiera adentrarse en esta deriva psicogeográfica. Se aceptan propuestas, sugerencias y condolencias.

Diarios de viaje

Para los artistas, durante su residencia en los enclaves rurales, instrucciones de uso:

Realice una observación general.

Escriba el día y la hora del momento de la observación.

Escriba todo lo que observa (acciones, olores, sonidos, clima, etc).

Describa las impresiones que estos elementos le causa.

Describa las conclusiones a las que puede llegar a partir de estas impresiones.

Diferencie entre los elementos específicos de estudio y los elementos generales.

Describir las conclusiones a la que se puede llegar apartir de las conclusiones.

 

Consejos:

Una buena idea es pensar en dos tipos de anotaciones, las observaciones a un lado y las impresiones o conclusiones en el otro.

De ser posible, procure reunirse con sus compañeros de trabajo después de realizar el diario para compartir ideas que pueden servir como soporte en su investigación.

Otra idea es copiar todo sobre el día, fortalezas y debilidades en el aprendizaje.

Podemos convertir el diario en opciones de forma que existan posibles soluciones para las impresiones, las conclusiones,entre otras recomendaciones que le sea de su interés.

 

Advertencias:

Este cuaderno puede o debe ser confidencial. Revise los objetivos que llevan a escribir este diario.

Es necesario volcar todo lo observado en el diario en el menor tiempo posible, ya que con el paso de las horas, o incluso de los días, se olvidan aspectos muy importantes, sobretodo los más sutiles, que en muchas ocasiones son los más interesantes.

 

—un blog on-line no equivale a un diario, pero aun como pobre sustituto, permite a más personas simultáneamente acompañar en el viaje—

mucha suerte y disfrutad


 

Diarios de viaje

Para los artistas, durante su residencia en los enclaves rurales, instrucciones de uso:

Realice una observación general.

Escriba el día y la hora del momento de la observación.

Escriba todo lo que observa (acciones, olores, sonidos, clima, etc).

Describa las impresiones que estos elementos le causa.

Describa las conclusiones a las que puede llegar a partir de estas impresiones.

Diferencie entre los elementos específicos de estudio y los elementos generales.

Describir las conclusiones a la que se puede llegar apartir de las conclusiones.

 

Consejos:

Una buena idea es pensar en dos tipos de anotaciones, las observaciones a un lado y las impresiones o conclusiones en el otro.

De ser posible, procure reunirse con sus compañeros de trabajo después de realizar el diario para compartir ideas que pueden servir como soporte en su investigación.

Otra idea es copiar todo sobre el día, fortalezas y debilidades en el aprendizaje.

Podemos convertir el diario en opciones de forma que existan posibles soluciones para las impresiones, las conclusiones,entre otras recomendaciones que le sea de su interés.

 

Advertencias:

Este cuaderno puede o debe ser confidencial. Revise los objetivos que llevan a escribir este diario.

Es necesario volcar todo lo observado en el diario en el menor tiempo posible, ya que con el paso de las horas, o incluso de los días, se olvidan aspectos muy importantes, sobretodo los más sutiles, que en muchas ocasiones son los más interesantes.

 

—un blog on-line no equivale a un diario, pero aun como pobre sustituto, permite a más personas simultáneamente acompañar en el viaje—

mucha suerte y disfrutad


 

Micro-culturas: en colaboración con las bacterias

“micro-culturas: en colaboración con las bacterias”, tiene como objetivo experimentar y documentar procesos de fermentación alimenticia, en distintos comunidades de España y el mundo. Este proyecto propone la fermentación como metáfora, como un modelo social y económico.
Durante los procesos de la fermentación, como si fuese por azar, unos micro-organismos encuentran a otros, creando una interacción que resulta en un crecimiento. Los micro-organismos son diferentes de una localidad a la otra. Esta particularidad tan local y esta interacción donde un proceso que parece insignificante toma vida y se hace visible, son los fundamentos de nuestro proyecto. Esta lógica, de una vida en constante agitación, se encuentra en el proyecto en todos sus niveles (culinario, conceptual y social). Nuestra metodología será la de generar espacios sociales temporales, donde la gente experimenta con procesos culinarios tradicionales, tomando libertades para jugar y innovar con ellos.
En estos encuentros, las ideas y las personas pasan procesos parecidos a las que pasan al nivel microscópico los alimentos en plena fermentación. En otras palabras, una acción social a pequeña escala, o una idea, encuentra otra y poco a poco van tomando fuerza y volumen, generando una riqueza social y cultural que refleja la nutrición que se esta generando al nivel culinario durante la creación de alimentos como son el chucrut o el yogur.